saltar al contenido principal

Biografía

Carol Reed

10/04/2013
(Putney, Londres, Reino Unido, 30/12/1906; † Chelsea, Londres, Reino Unido, 25/04/1976)
Premios: 1 Oscar Ver más
Oscar
1969
Ganador de 1 premio
El hombre discreto
Carol Reed

No es de los más grandes, pero el director Carol Reed fue ninguneado injustamente durante muchos años, pues nadie le reconocía como el creador de una de las películas más memorable del cine.

Es posible que muy pocas personas sepan que el director de El tercer hombre no fue Orson Welles. La fama del actor estadounidense brilla tanto que mucha gente le presupone también director de esa memorable película, que protagonizaba junto a Joseph Cotten y Alida Valli. Pero quien estaba realmente detrás de las cámaras era un cineasta inglés llamado Carol Reed, que entonces contaba con 43 años y que, aunque llevaba ya 15 años de carrera como realizador, no era aún conocido por el gran público. Por supuesto, con la negra historia de Harry Lime su carrera cinematográfica dio un gran paso adelante.

Carol Reed nació en Londres el 30 de diciembre de 1906. Fue hijo ilegítimo de Herbert Beerbohm Tree, actor, empresario y fundador de la Royal School of Dramatic Arts, el cual vivió una relación paralela a su matrimonio con su criada Mary Pinney Redd, madre de Carol. Debido a la buena posición de su padre, Carol recibió una educación esmerada en el King's School de Canterbury. Tras sus estudios escolares, durante una temporada fue enviado a Massachussets para trabajar en una granja, pero pronto regresó a Inglaterra y decidió dedicarse al teatro, profesión en la que hizo su debut en 1924. Tres años después Carol Reed se unió a la compañía de Edgar Wallace y pasó a ser el asistente personal de Wallace cuando éste fue nombrado director de la British Lion Film Corporation. Ahí fue donde el joven Carol Reed conoció los tejemanejes de la elaboración y dirección de películas. A la muerte de Wallace, Reed pasó a ser ayudante de dirección de los célebres Ealing Studios.

El debut en la dirección de Carol Reed tuvo lugar en 1935 con la comedia Sucedió en París, aunque el propio Reed no aparecía en los créditos, no así el codirector Robert Wyler, hermano del famoso William Wyler. Un año después dirigió, esta vez ya en solitario el que puede ser considerarse de verdad su primer film: la historia de aventuras Midshipman Easy, por el que recibió las felicitaciones del mismísimo Graham Greene, quien dijo de Reed que tenía “más talento que la gran mayoría de directores veteranos de Inglaterra”. Al año siguiente destacó con el drama criminal Talk to the Devil y en 1938 filmaría una de sus mejores películas de sus comienzos, El amor manda, donde hacía un retrato realista del mundo obrero. En ese film trabajó con la actriz Margaret Lockwood, con quien en años posteriores rodaría varias películas éxito, como Dime con quién andas (1937), la comedia A Give Must Live y sobre todo las que filmó en 1940, como la aventurera Night Train to Munich, la comedia She Stars Look Dawn o el thriller criminal Su nombre en los periódicos.

En la década siguiente s cuando el nombre de Carol Reed acabaría siendo conocido en el mundo entero. En 1942 dirigió el drama biográfico El vencedor de Napoleón, ya con actores de la talla de Robert Donat o John Mills. En 1944 fue el gran David Niven quien se puso a sus órdenes en la cinta bélica Hacia adelante, ambientada en la II Guerra Mundial. El cine de Carol Reed fue durante esos años creciendo en calidad y densidad, y era mucho mejor recibido por el público. Ejemplos de ello son Larga es la noche (1947), excelente muestra de cine negro con James Mason a la cabeza o la también criminal El ídolo caído (1948), adaptación de un relato de Graham Greene. Pero la fama mundial de Carol Reed y la película por la que siempre iba a ser recordado no llegó hasta un año después, con El tercer hombre. De nuevo una colaboración con Greene dio como resultado una de las más excelsas obras maestras de la historia del cine. El tercer hombre es de esas películas que superan su original impreso de tal forma que lo convierten en vulgar. En la pantalla todo funcionaba, todo fascinaba, desde la lúgubre ambientación de la Viena posbélica hasta la ambigua y misteriosa interpretación del escurridizo Orson Wells como el criminal Harry Lime o las relaciones entre Josep Cotten y Alida Valli, la novia de Lime, pasando por la impresionante música de Anton Karas o los claroscuros fotográficos de Robert Krasker. La trama era ajustada, intrigante a más no poder, y hay escenas que quedarán en la retina de lo aficionados para siempre, como la de la noria y la del plano fijo final. El tercer hombre fue nominado a 3 Oscar, aunque sólo ganó el de Mejor fotografía. Sí ganó sin embargo el Bafta a la mejor película y la Palma de Oro en Cannes.

A partir de los año 50 la filmografía de Carol Reed incluyó títulos de mayor repercusión. El director era ya conocido y podía contar con producciones más grandes. Así, tras adaptar a Joseph Conrad en El desterrado de las islas, con Trevor Howard, dirigió en 1956 Trapecio, film aventurero ambientado en el mundo del circo y con los inolvidables Burt Lancaster, Tony Curtis y Gina Lollobrigida en los papales principales. Tres años después rodó con William Holden y Sophia Loren el drama bélico La llave, y al año siguiente volvió a echar mano de una historia de su compatriota Graham Greene para triunfar con el film de espías Nuestro hombre en La Habana, con el gran Alec Guinnes.

Posteriormente, aunque la década de los sesenta no fue demasiado fructífera para Carol Reed en cuanto al número, sí rodó dos que quedan para el recuerdo. Además del muy estimable drama criminal El precio de una muerte (1963), fue muy exitosa la histórica El tormento y el éxtasis, sobre las relaciones entre el escultor Miguel Angel y el Papa Julio II, según la voluminosa novela de Irwing Stone. Sin embargo, su más importante proyecto en esa década fue sin duda el musical Oliver! (1968), una maravillosa adaptación del clásico de Dickens “Oliver Twist”. Son inolvidables algunas canciones como “Who Will Buy?” o “You’ve Got to Pick a Pocket or Two”. La academia de Hollywood, está vez sí, reconoció el enorme mérito de Reed y galardonó al film con 5 Oscar, entre ellos el de Mejor película y Mejor director. Fue el cénit de la carrera artística de Reed y comienzo del ocaso. Su última película fue Follow Me! (1972) y cuatro años después falleció de un infarto en su casa de Chelsea, a la edad de 69 años. Le sobrevivió su segunda esposa, Penelope Dudley-Ward, con quien tenía un hijo.

Trabajos destacados

Filmografía

Director

Director (13 títulos)
1968 | Oliver!
estrella
7
1965 | The Agony and the Ecstasy
estrella
6
1959 | Our Man in Havana
estrella
6
1958 | The Key
estrella
5
1956 | Trapeze
estrella
6
1953 | The Man Between
estrella
6
1952 | Outcast of the Islands
estrella
7
1949 | The Third Man
estrella
9
1948 | The Fallen Idol
estrella
7
1947 | Odd Man Out
estrella
6
1945 | The True Glory
1942 | The Young Mr. Pitt
estrella
6
1935 | It Happened in Paris
estrella
4

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto