saltar al contenido principal

Biografía

Gus Van Sant

13/01/2009
(Louisville, Kentucky, EE.UU., 24/07/1952)
Premios: 2 Festival de Cannes Ver más
Ganador de 2 premios
Experto en jóvenes inadaptados
Gus Van Sant

Director inconformista de heterogénea filmografía, Gus Van Sant domina el cine vanguardista independiente (Elephant), pero también el cine de inspiración clásica claramente comercial (El indomable Will Hunting). Siempre da que hablar y en ocasiones ha rodado cintas bastante polémicas. Se declara homosexual, pero no centra sus películas en este tema. Nunca ha sido un director combativo, ni intenta vender sus películas como reivindicativas de la causa gay, ni siquiera al tratar el activismo político de un homosexual en Mi nombre es Harvey Milk. Son pocas, de hecho, las películas de Van Sant sobre este tema, aunque sus protagonistas siempre suelen ser inadaptados, que buscan abrirse un hueco en el mundo. Es un gran especialista en gente joven y sus problemas de comunicación. Además, le encantan los títulos cortos –a veces alargados por los distribuidores extranjeros–, como Milk, Elephant, Last Days, Psycho, Good Will Hunting o Mala Noche.

Gus Greene Van Sant Junior nació el 24 de julio de 1952 en Louisville (Kentucky), aunque pasó toda la infancia de un sitio a otro, debido a la profesión de su padre, un viajante de comercio. Desde muy pequeño, Van Sant se interesó por la pintura y también por el cine, ya que rodaba cortos autobiográficos en Super-8 cuando todavía iba a la escuela. Al parecer, dudaba entre ser cineasta o pintor, y se decantó inicialmente por los lienzos, cuando decidió matricularse en 1970 en la Escuela de Diseño de Rhode Island, donde tuvo como compañero de clase al músico escocés David Byrne, fundador de Talking Heads. Sin embargo, al final cambió de parecer, y decidió que lo suyo era la pantalla grande, tras recibir un curso de introducción impartido por directores de vanguardia, como Jonas Mekas y Andy Warhol.

Tras pasar una temporada de aprendizaje en Europa, Van Sant se mudó a Los Ángeles, en 1976, decidido a triunfar en el cine. Empezó como ayudante de producción con Ken Shapiro, pero la experiencia no fue positiva, porque Van Sant aportaba constantes ideas que según sus declaraciones posteriores siempre caían en saco roto. A continuación decidió pasar un tiempo trabajando en una agencia de publicidad, y con el dinero que consiguió ahorrar filmó Mala Noche, su ópera prima, de título original en español y filmado en blanco y negro. El homosexual Van Sant abordaba la temática gay, pues narraba las peripecias de un estadounidense que intenta seducir a un joven mexicano menor de edad. A continuación Van Sant siguió describiendo a personales marginales en Drugstore Cowboy, durísimo retrato del infierno de las drogas, que recrea los dramas personales de cuatro toxicómanos, que atracan farmacias. El film supuso la consagración de Van Sant a nivel internacional, y un espaldarazo para Matt Dillon, que demostró su versatilidad en un momento en que había quedado un poco encasillado como ídolo de adolescentes.

Más repercusión incluso tuvo Mi Idaho Privado, valioso drama sobre la amistad y los efectos de la falta de apoyo familiar. “La familia marca nuestra mirada al mundo, por eso creo que todas mis películas hablan de ella”, comentó por aquel entonces Van Sant. El film muestra la cruda realidad de dos chaperos que venden su cuerpo en las calles de Portland. El director le sacó provecho al talento de sus dos protagonistas, el malogrado River Phoenix –un homosexual aquejado de narcolepsia en busca de su madre– y un jovencísimo Keanu Reeves –un tipo que se dedica a la prostitución como expresión de su rebeldía contra su padre, alcalde de la ciudad–. El personaje de Reeves se basaba libremente en el protagonista de ‘Enrique IV’, de Shakespeare. River Phoenix ganó la Copa Volpi al mejor actor en Venecia, unos años antes de fallecer por sobredosis en Sunset Boulevard, como si fuera uno de esos personajes marginales de Van Sant. Éste quedó tan afectado por el fallecimiento que volcó su rabia en la novela ‘Pink’.

Uma Thurman era una mujer que nació con enormes pulgares en Ellas también se deprimen, embarullado drama sobre un peculiar grupo de mujeres vaqueras, tan marginales como los personajes habituales de Van Sant. Pero esta adaptación de una novela de Tom Robbins se queda muy lejos del nivel alcanzado por otras cintas del cineasta, fue vapuleada por la crítica y fracasó en las taquillas. El director recuperó parcialmente la forma con Todo por un sueño, crítica de la moral del triunfo a cualquier precio, en la que Nicole Kidman encarna a una ambiciosa joven dispuesta a todo para convertirse en reportera televisiva. Le acompañaba Matt Dillon, que repetía con Van Sant.

El indomable Will Hunting fue el mayor éxito de Gus Van Sant, que por primera vez triunfaba no sólo en los circuitos alternativos. El director decidió apoyar a los jóvenes protagonistas, Matt Damon y Ben Affleck, por entonces completamente desconocidos, que le llevaron un guión que ellos mismos habían escrito porque no les ofrecían papeles, y por el que fueron recompensados con un Oscar al mejor libreto original. Van Sant lograba conjugar comercialidad con sus obsesiones temáticas habituales, pues retrata a otro personaje conflictivo y marginado, Will Hunting, que a pesar de su difícil carácter resulta ser un superdotado. Intenta cambiar su perspectiva de la vida un psiquiatra viudo, interpretado por Robin Williams, que también se hizo con el Oscar, al mejor secundario.

El film de Van Sant más denostado por los cinéfilos es Psycho (Psicosis). Cuando le encargaron rodar el remake del clásico de Hitchcock, Van Sant tomó una curiosa decisión. Puesto que el original es una auténtica obra maestra inmejorable, decidió que la mejor opción era copiarlo plano a plano. Aportaba el color, nuevos actores (Anne Heche y Vince Vaugh como protagonistas) y aumenta el dinero que roba la protagonista, por aquello de la inflación. Pero la crítica fue implacable a la hora de denostar una cinta, que lógicamente no aportaba nada a la historia del cine.

Sin duda, es mucho más interesante el siguiente drama del director: Descubriendo a Forrester. Es un film muy en la línea de El indomable Will Hunting, centrado en otro joven de excepcional inteligencia, que en este caso es un chico de color con talento para la escritura. También aquí su vida cambia por completo por su relación con un personaje adulto, un genio de la literatura huraño, que vive completamente aislado, inspirado en la figura de J.D. Salinger, el autor de ‘El guardián entre el centeno’. Este personaje estaba interpretado por un insuperable Sean Connery.

En 2003, Van Sant se hizo con la Palma de Oro, el premio al mejor director, y el premio del Sistema Nacional de Educación con Elephant, su regresó al cine independiente de clara vocación vanguardista, con jóvenes actores no profesionales como protagonistas. Muestra con inusitado realismo la matanza del instituto de Columbine, provocada por dos jóvenes armados con fusiles de asalto. La cámara sigue a los asesinos y a varios estudiantes del instituto en los momentos previos a la tragedia. “Tomé el título de una película de 1989 sobre la violencia en Irlanda del Norte. Pensé que hacía referencia a la parábola budista de los ciegos y el elefante”, comenta Van Sant. “Hasta que leí en unas notas de su director, Alan Clarke, que el título responde a un dicho popular y hace referencia a cómo la violencia es tan fácil de ignorar como el hecho de tener un elefante en el salón”. Igualmente arriesgada que Elephant es Last Days, que narra la tragedia de un cantante de éxito, inspirado en el fallecido Kurt Cobain.

Tras un breve fragmento que narra un encuentro homosexual, en el film colectivo Paris, je t'aime, Van Sant retomó el tema de la incomunicación adolescente en Paranoid Park, sobre un adolescente apasionado del monopatín que accidentalmente mata a un guardia de seguridad ferroviario. Pero no se atreve siquiera a contárselo a nadie. “La adolescencia es una etapa formativa, fundamental en nuestro desarrollo. Es entonces cuando nos afirmamos como personas, aprendemos a amar, a reconocernos a nosotros mismos. Es un momento de mi vida que recuerdo con afecto. Y hay una belleza especial en los jóvenes. En ellos trasunta el temor, la desesperanza, etc.”, dijo Van Sant cuando se le preguntaba por este tema, recurrente en su filmografía. A continuación, decidió llevar al cine la historia real del primer político declaradamente gay de Estados Unidos. En Mi nombre es Harvey Milk cuenta con un gran reparto encabezado por Sean Penn, que encarna al político protagonista, figura clave de las reivindicaciones homosexuales en Estados Unidos.

Trabajos destacados

Filmografía

Director

Director (22 títulos)
2018 | Don't Worry, He Won't Get Far on Foot
2017 | When We Rise | Serie TV
2015 | The Sea of Trees
estrella
6
2013 | Promised Land
estrella
6
5
Boss
2011 | Boss | Serie TV
estrella
5
2011 | Restless
estrella
5
2008 | Milk
estrella
6
2007 | Paranoid Park
estrella
6
2007 | Chacun son cinéma
2006 | Paris, je t'aime
estrella
5
2005 | Last Days
estrella
7
2003 | Elephant
estrella
7
13
Gerry
2002 | Gerry
estrella
4
2000 | Finding Forrester
estrella
8
1998 | Psycho
estrella
4
1997 | Good Will Hunting
estrella
7
1995 | To Die For
estrella
5
1992 | Even Cowgirls Get the Blues
estrella
2
1991 | My Own Private Idaho
estrella
5
1989 | Drugstore Cowboy
estrella
6
1985 | Mala noche
estrella
4
1982 | The Discipline of D.E.
estrella
6

Guionista

Guionista (11 títulos)

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto