saltar al contenido principal

Biografía

Milos Forman

14/04/2018
(Cáslav, República Checa, 18/02/1932; † Danbury, Connecticut, EE.UU., 13/04/2018)
Premios: 2 Oscar (más 3 premios) Ver más
Oscar
1985
Ganador de 1 premio
Oscar
1976
Ganador de 1 premio
Ganador de 1 premio
Ganador de 1 premio
Ganador de 1 premio
Oh, libertad, mi libertad
Milos Forman

El director de "Alguien voló sobre el nido del cuco" y "Amadeus" falleció el 13 de abril de 2018, a los 86 años, en Estados Unidos, donde había residido durante décadas, según informó la agencia de noticias checa CTK. "Se ha marchado en casa, rodeado todo el tiempo por su familia y sus amigos más próximos", declaró Martina, su esposa.

Cuando hace varios años tuve ocasión de entrevistar a Milos Forman, sabía que estaba ante un artista y una leyenda. Su cine es sinónimo de libertad, y no me sonó ampuloso que se comparara con Goya en su condición de privilegiado observador de la realidad social circundante.

Jan Tomas Forman, más conocido como Milos Forman, nació en Cáslav, entonces Checoslovaquia, ahora Chequia, el 18 de febrero de 1932. Desde luego supo en sus propias carnes lo que son los regímenes totalitarios, pues sus padres, protestantes, murieron víctimas de la persecución nazi, ella en el campo de exterminio de Auschwitz, él, profesor, en el de Buchenwald; luego le tocaría a Milos vivir bajo la bota comunista hasta emprender el exilio. No es de extrañar por tanto que la proclamación de la libertad sin cortapisas se convirtiese en tema central de su filmografía, una libertad siempre amenazada por los que pretenden controlar las acciones de los otros. No obstante, Milos asegura que la tragedia familiar no le marcó tanto porque siendo niño, en su imaginario la ausencia de los padres en un campo la asociaba a algo de tipo vacacional, solo más tarde se daría cuenta de las dimensiones de lo ocurrido.

Antes de la guerra, Forman asegura haber visto en cine únicamente Blancanieves y los siete enanitos, y una película muda checa. Curiosamente tras la contienda empezó a amar el Séptimo Arte gracias al cine mudo, no duda de calificar como “héroes” personales a Buster Keaton, Charles Chaplin, Harold Lloyd, Stan Laurel, Oliver Hardy y Ben Turpin, porque “me hicieron reír”, quizá algo de lo que andaba muy necesitado.

Durante los años de la Segunda Guerra Mundial Milos vivió con unos parientes, y se encontró huérfano de un modo brutal en plena adolescencia. En la escuela pública de Podebrady donde estudió como alumno interno, tuvo ilustres compañeros de pupitre y dormitorio, como el dramaturgo y presidente Vlacav Havel y el cineasta polaco Jerzy Skolimowski. También son amigos de la época Ivan Passer, colaborador de sus películas checas, y el gran director de fotografía Miroslav Ondrícek, al que conoció gracias a Passer.

Los primeros pasos profesionales de Forman en el cine fueron como guionista, le atrae el oficio de contador de historias: en 1955 coescribe para Martin Fric Nechte to na mne, y en 1958 hace la misma función con Ivo Novák en Stenata, donde actúa Jana Brejchová, con la que se casa ese año, aunque el matrimonio se romperá en 1962. Descubre por entonces que no le gusta lo que otros hacen con sus guiones, y se pondrá como meta ser director para tener un mayor control de lo que escribe. No deja de ser irónico que cuando se establece en Estados Unidos y rueda en inglés, se ve obligado a renunciar a escribir sus guiones, y es que según reconocía nunca dominará el idioma para escribir directamente las historias para la pantalla, deberá basarse en la creación de otros, siempre que encaje en su muy personal forma de ver las cosas.

La aventura como director de Forman, que estudió en la FAMU, la escuela de cine de Praga, se inició en la época en que un grupo de amigos dirigía un modesto teatro musical en Praga. Se le ocurrió ofrecerse a rodar una especie de película casera, como un recuerdo, y de este modo nacería Concurso, fresco documental rodado de modo rudimentario en blanco y negro, que consta de dos segmentos, uno sobre la formación de las orquestas populares, el otro sobre una audición musical. Tiene especial mérito el trabajo de sincronización de imagen y sonido, grabados independientemente, verdadera filigrana de edición.

El incipiente director continúa haciendo un cine pegado a la realidad con Pedro, el negro (1964), las tribulaciones de un joven que acaba de comenzar su vida laboral. Ese año es el del segundo matrimonio de Forman, con otra actriz, Vera Kresadlová, con la que tendrá dos hijos gemelos, y con la que permanecerá hasta 1999. Curiosamente el tercer matrimonio del director checo, con una Martina Forman ajena al mundo del cine, le dio otro par de hijos gemelos.

Los amores de una rubia (1965) es un avance importante en la carrera de Forman, corroborado por su siguiente trabajo, ¡Al fuego, bomberos! (1967). Prueba de ello es que las dos cintas serían nominadas al Oscar a la mejor película en lengua no inglesa. Ambos filmes conjugan cierto realismo con un toque de comedia pícaro que parecía impensable en un régimen del otro lado del telón de acero, pero que fue posible durante la malograda Primavera de Praga, prematuramente marchita por la fuerza de los carros de combate soviéticos. Concretamente con la película de los bomberos, protagonizada por actores no profesionales, auténticos apagafuegos de una pequeña población, el partido trató de predisponer en contra de la película al reparto y sus paisanos, organizando una proyección que esperaban no gustara por la condición satírica de la cinta; quedó demostrado que los tiranos no tienen sentido del humor y sí el pueblo sencillo, sobre todo si se ven proyectados en una gran pantalla conociendo sus quince minutos de fama, pues el público disfrutó con la cinta.

La popularidad de sus filmes cara a los Oscar posibilita a Forman emprender la aventura americana y rodar su primera película en inglés, Juventud sin esperanza (1971), en cuyo guión interviene, entre otros, Jean-Claude Carrière, con quien se asociará años más tarde en Valmont (1989) -una película que tenía muy difícil triunfar, pues era volver a contar una historia que había tenido mucho éxito gracias a Las amistades peligrosas- y Los fantasmas de Goya (2006). Y el camino al exilio tras el endurecimiento del régimen checoslovaco se hace más suave y transitorio, pues las autoridades le habían concedido permiso para trabajar en Estados Unidos en Juventud sin esperanza, lo suyo no requirió de una escenificación de ruptura sin vuelta atrás. Forman consideraba que se había equivocado en su planteamiento del film, porque “traté de hacer un film checo en Estados Unidos” sobre los jóvenes de los 60, lo que se saldó con un fracaso. Aprendió la lección cara al futuro, y tacharía de esnobismo la actitud de algunos europeos que dicen que su misión no consiste en dar al público lo que pide.

El éxito internacional indiscutible le llega gracias a Alguien voló sobre el nido del cuco (1975), donde le apadrina el productor Saul Zaentz, que repetirá con él en el futuro. La historia del criminal que finge locura para ser encerrado en un centro psiquiátrico, memorable Jack Nicholson, revolucionando a los otros internos, se convirtió en símbolo de la cultura antisistema, y también era una parábola sobre la represión de los regímenes comunistas. Cinco Oscar se llevó la cinta, incluidos los de mejor película y director, hazaña que repetiría cinco años después con Amadeus, aunque en este caso las estatuillas acaparadas fueron ocho. La cuestión de la libertad por encima de cualquier tipo de coacción la llevaría al extremo con su biopic sobre el pornógrafo creador de la revista The Hustler El escándalo Larry Flint (1996); y es que para el cineasta el film “no va de pornografía, va de libertad de expresión”, libertad de expresar incluso lo que él personalmente y otros no aprueban. Volvería a tratar el tema de la libertad en Los fantasmas de Goya, aunque su dibujo de la Inquisición resultaba tremendamente anacrónico.

En tres cintas consecutivas de Forman la música tiene gran importancia. Hair (1979) es una mirada algo plana al movimiento hippie. Adapta con más tino a E.L. Doctorow en Ragtime, donde se reunieron por última vez los míticos James Cagney y Pat O'Brien, en una trama sobre un pianista negro víctima de la injusticia en la era del jazz. Y desde luego da la campanada con Amadeus, una mirada genial a la extraña mezcla de admiración y celos hacia la genialidad en una persona tosca, perfecta adaptación de la obra teatral de Peter Shaffer sobre la relación entre Antonio Salieri y Wolfgang Amadeus Mozart, con momentos tan memorables como el de la composición del Réquiem, y geniales actuaciones de Tom Hulce y F. Murray Abraham. El film haría tirarse de los pelos a muchos historiadores, que no entendieron su condición de metáfora con telón de fondo histórico, al estilo de las obras de Shakespeare.

El interés de Forman por personajes reales, aunque sea con una mirada muy personal, se advierte en Man on the Moon (1999), que sigue las andanzas de un cómico americano bastante estrafalario, Andy Kaufman (1949-1984), capaz de divertir e irritar a partes iguales. Para contar su historia Forman contó con Jim Carrey, en un papel con el que actor trataba de despegarse un poco de las comedietas insustanciales a las que se solía apuntar. El guión era además obra de dos expertos en fijarse en tipos raritos, pues Scott Alexander y Larry Karaszewski habían escrito antes para Tim Burton Ed Wood.

A pesar de las intenciones de denunciar los excesos en que puede incurrir el ser humano, por parte de autoridades religiosas y la revolución ciudadana, incluso en el nombre de los ideales más sagrados, ya sea Dios, o la libertad, igualdad, fraternidad, Los fantasmas de Goya, coproducción española con Javier Bardem en el reparto, el film de 2006 se estrelló en taquilla. Parece ser que después ha dirigido con su hijo Petr Forman el desconocido musical Dobre placená procházka (2009), de escasa repercusión. No llegó a rodar un proyecto, anunciado en 2008, de la adaptación de una novela de Georges-Marc Benamous, que cuenta la anexión de los Sudetes a Alemania por acción de Adolf Hitler, y en la que debía colaborar el ex presidente y autor teatral ya fallecido Vlacav Havel.

Trabajos destacados

Filmografía

Director

Director (13 títulos)
2006 | Goya's Ghosts
estrella
6
1999 | Man on the Moon
estrella
8
1996 | The People Vs. Larry Flynt
estrella
4
1989 | Valmont
estrella
5
1984 | Amadeus
estrella
9
1981 | Ragtime
estrella
6
7
Hair
1979 | Hair
estrella
4
1975 | One Flew Over The Cuckoo's Nest
estrella
8
1971 | Taking Off
estrella
7
1967 | Horí, má panenko
estrella
8
1965 | Lásky jedné plavovlásky
estrella
6
1964 | Cerný Petr
estrella
6
1963 | Konkurs
estrella
7

Guionista

Guionista (7 títulos)

Intérprete

Intérprete (3 títulos)

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE