saltar al contenido principal

Biografía

Sam Mendes

22/08/2013
(Reading, Berkshire, Inglaterra, Reino Unido, 01/08/1965)
Premios: 1 Oscar Ver más
Oscar
2000
Ganador de 1 premio
Maestría británica
Sam Mendes

Hollywood no había recibido con los brazos tan abiertos a un director teatral desde los tiempos de Orson Welles. Desde que se instaló en la industria del cine, el británico Sam Mendes se ha concentrado en relatar en casi todas sus películas los esfuerzos de diversos personajes por conservar una familia normal, a pesar de sus peculiaridades. Esta historia parece haber tenido su correspondencia en la vida real, en su matrimonio fallido con Kate Winslet.

Nacido el 1 de agosto de 1965 en Reading (Berkshire), Samuel Alexander Mendes es hijo único. Su madre, Valerie Helene, escribe libros infantiles, mientras que su padre, Jameson Peter Mendes (de familia portuguesa, de ahí su apellido), ejercía como profesor universitario. Tras el divorcio de ambos cuando Sam tenía 5 años, éste perdió casi por completo el contacto con su progenitor.

Mientras se graduaba en Literatura Inglesa en Cambridge, aparte de convertirse en un brillante jugador de cricket, el inglés empezó a dirigir sus primeros montajes teatrales para representarlos en el campus. Tenía tanto nivel, que a los 24 años debutaba en la meca de las tablas británicas, el West End londinense, con "El jardín de los cerezos", la última obra de Anton Chekhov, con una protagonista de excepción, nada menos que Judi Dench, una de las grandes damas de la escena local.

Desde entonces su prestigio como director escénico no paró de crecer. Dirigió numerosos montajes de obras de William Shakespeare, con The Royal Shakespeare Company, y con otras compañías de textos de Tennessee Williams o Harold Pinter. Obtuvo su mayor reconocimiento con sus particulares revisiones de grandes musicales, como "Gypsy", "Oliver!" y sobre todo "Cabaret" (llegó a filmar una versión de su montaje, en forma de telefilm, en 1993).

Esta última producción tendría un importante papel en el salto de Sam Mendes a la gran pantalla, ya que entusiasmó tanto a Steven Spielberg que decidió conocerle. Le ofreció carta blanca para producirle un proyecto cinematográfico, colaboración que finalmente se concretó en American Beauty, que partía de un guión de Alan Ball (futuro creador de la serie A dos metros bajo tierra).

La cáustica cinta tenía como narrador a un difunto, Lester Burnham, que cuenta que llevaba una vida mediocre y rutinaria con su esposa y su hija. Al tiempo que queda deslumbrado con la mejor amiga de esta última, una "lolita", intenta cambiar radicalmente de vida. Obtuvo 5 Oscar en los apartados de película, director, guión, actor principal (un inmenso Kevin Spacey) y fotografía.

A pesar de esta entrada a lo grande en la gran pantalla, Mendes se lo pensó bastante para volver a rodar. Prefirió pasarse tres años enfrascado de nuevo en proyectos teatrales, antes de volver a ponerse tras las cámaras. Finalmente firmó Camino a la perdición, en torno a un matón de la mafia que debe huir de su antiguo jefe con su hijo. Tenía como protagonista a Tom Hanks, acompañado del veterano Paul Newman, y el todoterreno Jude Law. Adaptaba un cómic de Max Allan Colnlis, aunque el film adquiere mayor profundidad, al centrarse en las relaciones paternofiliales (del personaje de Hanks con su hijo, y el gángster con el suyo). "Me atraen los personajes de moral ambivalente", comentó Sam Mendes en referencia al papel de Tom Hanks, que como el Lester Burnham que había encarnado Spacey, se gana la simpatía del respetable, aunque algunos de sus actos sean dudosos.

Llegó a plantearse adaptar al cine un musical, género al que tanto partido le había sacado sobre las tablas. En concreto trabajó durante mucho tiempo en Sweeney Todd, el barbero diabólico de la calle Fleet, de Stephen Sondheim, a quien había versionado en el teatro. Pero finalmente abandonó el proyecto (sería Tim Burton quien filmó la cinta), porque se dejó seducir por una historia bélica, Jarhead, sobre un grupo de soldados estadounidenses durante la invasión de Kuwait a manos de Sadam Hussein. A pesar del gran trabajo de Jake Gyllenhaal, el film no tiene tanto interés como las anteriores cintas del realizador.

Después de mantener numerosos romances, algunos sonados (con Cameron Díaz, Calista Flockhart o Rachel Weisz), Sam Mendes parecía haber sentado la cabeza tras contraer matrimonio con Kate Winslet, el 24 de mayo de 2003. A finales de ese mismo año, ella dio a luz al primer hijo del realizador, Joe Alfie Winslet-Mendes (la actriz ya tenía una hija de un matrimonio anterior). Pero finalmente, el matrimonio anunció su divorcio, en 2010.

Antes de la separación final, Sam Mendes había aprovechado el talento de su esposa en Revolutionary Road, donde volvía a emparejarla con Leonardo DiCaprio, una década después de Titanic. Basada en una novela de Richard Yates, documentaba el naufragio sentimental de un matrimonio con graves problemas de comunicación (¿un elemento autobiográfico), aunque ella piensa que pueden solucionar la situación si inician una nueva vida en París. "Todos tenemos nuestro París, una vía de escape, un edén", comenta el cineasta. "Hay un momento en la vida en que piensas que todo está a tu alcance. Y eso es lo que ella intenta recuperar. En cualquier época es duro despertar con treinta y pico años y advertir que no estás viviendo la vida que quisieras. Si tu vida la apuntala la decepción, ¿cómo desembarazarse de ella?".

En la filmografía de Sam Mendes destaca Un lugar donde quedarse, también sobre la familia, pues tiene como protagonistas a una pareja (gran trabajo de John Krasinski y Maya Rudolph) que proyecta una vida en común, después de que ella se haya quedado embarazada. Ambos recorrerán las localidades en las que viven diversos conocidos, en busca de la ciudad ideal en la que vivir.

La carrera de Sam Mendes dio un giro de 180 grados cuando aceptó encargarse de dirigir Skyfall, la entrega oficial número 23 de la saga de James Bond. Por un lado, aprovechó su experiencia para la descripción de personajes creíbles, sacándole mucho partido a los actores (el español Javier Bardem compuso uno de los villanos más memorables de la franquicia). Pero además, mantuvo el ritmo frenético y la espectacularidad que se le presupone a la franquicia. Aunque se resistió en un principio, Mendes ha aceptado repetir en la siguiente aventura del agente 007.

Resulta obligado citar la fructífera labor de Sam Mendes como productor de valiosos títulos, como Cometas en el cielo, adaptación de la célebre novela de Khaled Hosseini, que dirigió Marc Forster, y Cosas que perdimos en el fuego, debut en Hollywood de la danesa Susanne Bier. Para la televisión, Mendes ha ejercido como director ejecutivo de Penny Dreadful, una ambiciosa serie creada por John Logan (guionista del film de Bond), que mezcla personajes de los clásicos de la novela. El piloto está dirigido por el español Juan Antonio Bayona.

Trabajos destacados

Filmografía

Director

Director (7 títulos)
2015 | Spectre
estrella
7
2012 | Skyfall
estrella
7
2009 | Away We Go
estrella
6
2008 | Revolutionary Road
estrella
6
2005 | Jarhead
estrella
5
2002 | Road To Perdition
estrella
7
1999 | American Beauty
estrella
7

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto