saltar al contenido principal

Biografía

Terence Fisher

28/05/2012
(Maida Vale, Londres, Reino Unido, 23/02/1904; † Twickenham, Londres, Reino Unido, 18/06/1980)
Terror en Technicolor
Terence Fisher

Aunque se movió casi siempre muy cerca de la serie B, llevó el terror británico a sus mayores cuotas de popularidad, gracias a sus inquietantes ambientaciones y su buen hacer con los actores. Terence Fisher fue sin duda alguna el mejor realizador de Hammer, la legendaria productora especializada en el género.

Nacido el 23 de febrero de 1904, en Maida Vale (Londres), Terence Fisher era hijo único. Cuando tenía cuatro años, sufrió la pérdida de su progenitor, por lo que quedó al cuidado de su madre y sus abuelos. A los 16 años abandona el centro escolar Christ's Hospital, en Horsham (Sussex). Haciendo honor a su apellido, Fisher (pescador), el joven era un apasionado del mar que se enroló en el buque escuela Conway, de la marina mercante.

Durante cinco años recorre el mundo en barco. Cuando lo deja, a los 21 años, no tiene una vocación clara, por lo que acaba trabajando en una tienda de ropa. Pero ante la monotonía que invade su vida, empieza a acudir regularmente a los cines, y queda fascinado sobre todo por las películas de Frank Borzage. Decide probar fortuna en la industria, y tras muchos intentos consigue que le contraten como 'clapper boy' (chico de la claqueta) con un sueldo bajo pero la promesa de poder ascender si demuestra su valía. El chico aprende rápido, pasa a ser ayudante de montaje, y finalmente debuta como montador en solitario con La rosa de los Tudor, de Robert Stevenson, en 1936. Durante una década se dedica a este oficio, en títulos con cierta repercusión en la Inglaterra de la época, como Mientras arde el fuego y La mujer bandido. "Lo aprendí todo sobre el cine en la mesa de montaje, porque desempeñar ese trabajo te da una visión global del cine", explicó el realizador.

No participó en la II Guerra Mundial, pues su ocupación de montador requiere que trabaje elaborando material para elevar los ánimos de la población. Durante uno de los constantes bombardeos que asolan Londres se fija en una atractiva joven, Morag, que se refugia junto a él. Ambos acaban enamorados y con el tiempo contraen matrimonio.

Cuando termina el conflicto, la industria del Séptimo Arte ha desaparecido por completo, y muchos realizadores han fallecido o emigrado a Estados Unidos, donde no han llegado los combates. Así las cosas, en Gran Bretaña se necesitan nuevos realizadores, y la productora Rank organiza cursos de realización para los que selecciona a Fisher. Su esposa, Morag, se ha convertido en su principal apoyo y le alienta a participar. El chico demuestra su valía, y la productora le asigna su primer film como realizador, Colonel Bogey, donde ya aparecía un fantasma, como si fuera una señal de su futuro en el género fantástico. Pero pasa sin pena ni gloria por las carteleras, como To the Public Danger y A Song For Tomorrow. Sin embargo, Portrait from Life, de 1948, sobre un oficial del ejército fascinado por el retrato de una mujer, arrasa contra pronóstico en taquilla.

La mejor cinta de la etapa anterior a su especialización en el género terrorífico, y también la más conocida, es sin duda Extraño suceso, codirigida con Antony Darnborough. Diríase que se trata de una buena copia de Alarma en el expreso de Alfred Hitchcock, pues aquí Jean Simmons busca a su hermano pese a que todos le aseguran que no había llegado acompañada por él al hotel.

En 1951 le ficha la productora Hammer, entonces aún muy pequeña. La compañía no tiene muy claro el camino a seguir, y Fisher rueda cintas de diferentes géneros, casi siempre con actores muy poco conocidos y presupuestos ridículos. De todas formas, a veces los resultados tienen interés, como en el caso del film noir Murder by Proxy, de 1954, donde un americano de paso por Londres acepta casarse por una cantidad de dinero con una misteriosa rubia que aparece muerta al día siguiente. Su referente seguía siendo claramente Hitchcock.

Pero tras varias películas mediocres que Fisher rueda sin demasiado entusiasmo, el cineasta se siente estancado, y piensa que no tiene futuro. Está a punto de romper definitivamente con Hammer cuando los ejecutivos le ofrecen rodar con un presupuesto mayor del que acostumbraban a darle La maldición de Frankenstein, revisión de la novela de Mary Shelley, con dos actores prometedores, Peter Cushing, como el doctor, y Christopher Lee, en el rol del monstruo. Iba a ser su primera cinta en color, y también su primera incursión en el cine de terror.

El primero que se asustó con la cinta fue el propio Fisher, que veía que se jugaba su carrera. "Estuve aterrorizado durante el rodaje, pues la versión anterior de James Whale era muy famosa, y temía salir muy malparado en las comparaciones", explica Fisher, que jamás había visto la cinta de Universal, y decidió abstenerse de ver los clásicos del terror de la productora americana, al menos hasta que hubiera terminado su película, para que no le influyeran.

Gracias a eso, el film tiene estilo propio y se aleja del que protagonizara Boris Karloff. Para empezar, deja el monstruo en segundo plano y se centra en la figura del doctor, un intelectual con autoridad y buenas intenciones, que sin embargo traspasa los límites morales de la ciencia por exceso de celo.

El éxito del film provocó que la productora Hammer decidiera que su futuro estaba en el campo del terror. Por su parte, Fisher había encontrado también su camino, pues a partir de ese momento seguiría siempre una línea muy similar, hasta el punto de que solía repetir con los actores –Lee y Cushing–, el guionista Jimmy Sangster, el director de fotografía Jack Asher, el compositor James Bernard y hasta los mismos maquilladores y el decorador.

Al año siguiente, el equipo se lanza a la reválida con Drácula (1958), que se aparta mucho de la famosísima versión de Tod Browning, un tanto teatral. Fisher inventa toda una iconografía vampírica: los colmillos ensangrentados, la capa, los ojos rojos de Drácula, que desde entonces han sido imitados hasta la saciedad. Su ambientación siniestra hizo historia, y marcó un referente para todo el cine del género posterior. Retoma la figura del doctor que se debate entre respetar los límites morales o no, con un Van Helsing modélicamente encarnado por Cushing, que persigue sus objetivos apoyándose por igual en la ciencia y la fe. En el cine de Fisher los personajes ambiguos como Van Helsing y los de carácter diabólico como el propio Drácula son mucho más atractivos e interesantes que los héroes de corazón puro, como Jonathan Harker, que además suelen morir enseguida.

Desde entonces, Fisher no se esforzó mucho por explorar nuevos campos, sino que se limitó a repetir (a veces de forma memorable) la fórmula de probada solvencia. De nuevo Cushing encarna a un erudito enfrentado a un monstruo interpretado por Lee en La Momia (1959), que también seguía los pasos marcados por Universal. Ambos están presentes en El perro de Baskervilles, uno de sus mejores trabajos fuera del terror, con Cushing encarnando a otro de los grandes personajes de la literatura clásica más popular, nada menos que Sherlock Holmes (posteriormente retomaría al personaje en una producción alemana flojita pero encantadora titulada El collar de la muerte, donde el detective está interpretado por Lee).

Otros grandes mitos ultraconocidos abordados por el cineasta fueron el Dr. Jekyll, en Las dos caras del Dr. Jekyll, donde Lee ejerce como secundario y La maldición del hombre lobo, con un gran trabajo de Oliver Reed. Lee y Cushing protagonizaron a sus órdenes La Medusa, con un ancestral monstruo que toma forma humana y aterroriza a los habitantes de una ciudad europea.

Hammer se prodigaba en producir secuelas de sus productos mejor recibidos. Fisher rodó varias con gran solvencia. Por ejemplo, volvió a los personajes de Bram Stoker dos veces, con Las novias de Drácula (donde estaba Cushing como Van Helsing, pero no había ni rastro del vampiro encarnado por Lee) y Drácula, príncipe de las tinieblas (donde ocurría justo lo contrario, pues reaparecía Lee, pero no estaba Cushing).

Su franquicia favorita fue la del doctor Frankenstein. Rodó The Revenge of Frankenstein, Frankenstein creó a la mujer, El cerebro de Frankenstein y Frankenstein y el monstruo del infierno, donde siempre regresaba Cushing, pero el monstruo iba cambiando. Cushing protagonizó también otra entrega, La maldad de Frankenstein, donde por una vez Fisher dejó el testigo de la realización a Freddie Francis, otro de los pesos pesados de Hammer.

En La novia del diablo tuvo como guionista a Richard Matheson, cuya novela más popular, "Soy leyenda", quiso llevar al cine, pero nunca obtuvo luz verde. Incursionó en el cine de aventuras con La espada del bosque de Sherwood, con el poco conocido Richard Greene como Robin Hood, mientras que Peter Cushing era el sheriff de Nottingham. Rodó también dos filmes de ciencia ficción, S.O.S.: el mundo en peligro y The Earth Dies Screaming, para Planet Films, una empresa modesta. Pero se nota que no se siente tan cómodo en estos lares como en el terror. Cuando estaba a punto de rodar un cuarto Drácula, Drácula vuelve de la tumba, Fisher sufrió un terrible atropello, por lo que tiene que ser sustituido por el citado Francis.

La mala suerte se ceba con el director, pues posteriormente sufrió un segundo atropello que le dejó en un precario estado de salud. Además le diagnostican cáncer y sufre cataratas. Puesto que además los filmes de Hammer empiezan a recaudar menos, abandona el cine a mediados de los 70. Falleció el 18 de junio de 1980 en Twickenham, cerca de Londres, a los 76 años.

Trabajos destacados

Filmografía

Director

Director (20 títulos)
1974 | Frankenstein and the Monster from Hell
estrella
3
1969 | Frankenstein Must Be Destroyed
estrella
6
1967 | Frankenstein Created Woman
estrella
4
1967 | Night of the Big Heat
estrella
5
1966 | Dracula: Prince of Darkness
estrella
6
1966 | Island of Terror
estrella
4
1964 | The Gorgon
estrella
6
1961 | The Curse of the Werewolf
estrella
5
1960 | Sword of Sherwood Forest
estrella
4
1960 | The Brides of Dracula
estrella
6
1960 | The Two Faces of Dr. Jekyll
estrella
5
1959 | The Hound of the Baskervilles
estrella
6
1959 | The Stranglers of Bombay
estrella
5
1959 | The Mummy
estrella
5
1958 | Dracula
estrella
7
1958 | The Revenge of Frankenstein
estrella
6
1957 | The Curse of Frankenstein
estrella
6
1954 | Mask of Dust
estrella
4
1952 | The Last Page
estrella
5
1950 | So Long at the Fair
estrella
6

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto