saltar al contenido principal

new banner app decine21 PEQUE

Nota decine21
estrella
Joe Strummer: vida y muerte de un cantante
Tienda amazon Tienda fnac

Joe Strummer: vida y muerte de un cantante

Joe Strummer: The Future Is Unwritten

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
7
Historia de un músico que quiso cambiar el mundo
Historia de un músico que quiso cambiar el mundo

Excelente documental sobre una de las figuras más señeras de la música de finales del siglo XX: Joe Strummer (1952-2002), uno de los creadores del llamado Punk Rock y líder de la mítica banda The Clash, que estuvo en activo durante una década. El director Julien Temple, autor de diversas obras en torno a bandas musicales y amigo personal de Strummer, ofrece un documento muy rico en contenido, un vastísimo material que incluye grabaciones de los primeras actuaciones del protagonista, momentos de su vida personal y familiar, entrevistas a sus amigos y conocidos, divertidos insertos de películas de animación o de cine político –como la versión inglesa de "1984", con Peter Cushing–, reportajes de sus giras y conciertos, etc. Ah, y por su puesto, música, mucha música.

Pero gran parte del interés de la película está en la vida del propio Strummer, aunque sea muy meritorio también el vibrante modo de narrarla. Con vivísimo ritmo, el film nos presenta la vida del carismático músico –cuyo nombre real era John Mellor, que él cambió por Joe "Strummer" (que significa "rasgueador", pues no se consideraba muy virtuoso con la guitarra)–, desde su infancia, con las dolorosas y escasas relaciones con su hermano y sus padres, hasta su muerte a los cincuenta años, debido a una dolencia cardiaca congénita. A lo largo de dos horas somos invitados a impregnarnos de su mundo musical (iniciado tras escuchar a The Rolling Stones), de su atractivo pensamiento, de su pacifismo y rechazo de cualquier guerra, de la formación del grupo 101'ers y luego de The Clash en 1977, de su itinerario rebelde en los sesenta (con los movimientos hippie y okupa), de su don para componer letras de gran calado, de su odio a las drogas y al mundo del consumismo y el dinero, de su propia pose personal y de sus crisis musicales y vitales, de sus colaboraciones con el cine y de la creación de su banda postrera, The Mescaleros.

Temple recoge las declaraciones de conocidos, familiares y fans del músico, dispuestos en torno a una hoguera. No es casualidad que así sea, pues "la hoguera" era para Strummer un lugar privilegiado, casi sagrado, en el que la gente charlaba, hacía amigos y se mostraba auténtica. Y además de los rostros que vemos y las voces que oímos –gente como Johnny Depp, Matt Dillon, John Cusack, el rockero Bono, etc.– también tiene su punto de originalidad que el propio Strummer tome la palabra de la narración de su propia vida. El film adquiere así una especie de entidad de testamento, emotivo y profundo.

Es cierto que puede achacársele al documental que sea demasiado elogioso con el protagonista. Se sobrevuela demasiado superficialmente por algunos serios defectos de su vida, como su escaso compromiso paterno y familiar, o su excesiva liberalidad para elegir compañeras de cama. Pero también es reconfortante que se hable de lo más positivo de Strummer, un hombre que dejó huella más allá de la música, y que, bajo el lema de que "el futuro no está escrito", estaba convencido de que todos podíamos luchar por hacer un mundo mejor; un artista, en fin, que llegó a afirmar que "la verdadera madurez es la preocupación por el prójimo".

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE