saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
La fiera de mi niña

La fiera de mi niña

Bringing Up Baby

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
9
Todo te lo puedo dar, menos el amor, Baby
Todo te lo puedo dar, menos el amor, Baby

¿Alguien puede imaginar un argumento más disparatado que un antropólogo tímido y una dama de la alta sociedad absolutamente loca buscando un leopardo perdido al que tienen que cantar una canción absurda para que no les ataque? Y sin embargo, Howard Hawks consigue exponer esta historia con una naturalidad y realismo sorprendentes, en el máximo exponente de la llamada "screwball comedy", es decir la comedia enloquecida.

La gestación del proyecto no pudo empezar con mejor pie, pues los guionistas, Hagar Wilde y Dudley Nichols, conectaron especialmente y por lo visto se sintieron especialmente inspirados durante el proceso de escritura. Tanto es así que acabaron rellenando un guión de doscientas dos páginas, lo que habría derivado en tres horas y veinte minutos, por lo que lógicamente, hubo que recortar. Dudley Nichols, guionista de La diligencia, y otros títulos de John Ford, declaró que se había inspirado en la relación que el propio Ford había tenido con la actriz Katharine Hepburn, durante el rodaje de María Estuardo. El guión encandiló al director Howard Hawks y a la actriz Katharine Hepburn, que fueron quienes convencieron a los directivos de RKO de que dieran luz verde al proyecto.

Y es que precisamente, un guión de hierro es la principal característica de la "screwball comedy", que acumula personajes variopintos y estrafalarios cuyas relaciones e interacciones derivan en direcciones inesperadas. La fiera de mi niña es un ejemplo de ágiles e ingeniosos diálogos y de secundarios inolvidables, por eso es uno de los grandes exponentes del género, con otros títulos como la hilarante Ser o no ser, del maestro Lubitsch. Por desgracia, ésta no es la tónica dominante en la comedia moderna.

Como es bien sabido, el film está protagonizado por el apocado y despistado paleontólogo David Huxley, a punto de acabar la reconstrucción de un esqueleto de brontosaurio, en el museo para el que trabaja. A punto de casarse con su secretaria, un día David acude a jugar al golf con el abogado de una anciana millonaria, posible mecenas del museo. Durante el partido, David conocerá a Susan Vance, atractiva muchacha de la alta sociedad que le abolla el coche, y a partir de ese momento le manipula de forma caprichosa, llegando a embaucarle para cuidar a un leopardo que atiende al nombre de Baby.

Katharine Hepburn tenía un especial interés en protagonizar el film, pues hasta ese momento la estrella de dramones como Mujercitas apenas había rodado comedias, excepto algún título como La gran aventura de Silvia, junto a Cary Grant. Cuando empezó los ensayos, sacaba de quicio al director, porque en todo momento se prodigaba en muecas y gestos supuestamente graciosos. Hawks se tomó mucho tiempo convenciéndola de que la comedia se debe tomar muy en serio, porque para hacer reir, los actores deben comportarse con naturalidad y seriedad. Para ayudarla a ensayar, contrató a un equipo de actores, veteranos del vodevil.

Más experiencia en comedia tenía el protagonista masculino, Cary Grant, que se movía como pez en el agua en el género, estaba considerado una estrella de la comedia y acababa de triunfar en las taquillas con La pícara puritana, del especialista Leo McCarey. Hawks quedó tan contento con su trabajo, que volvería a contratarle para otros títulos inolvidables: Sólo los ángeles tienen alas, Luna nueva (1940), La novia era él y Me siento rejuvenecer.

La influencia de La fiera de mi niña en las comedias posteriores es tan grande que casi podemos hablar de un subgénero de películas que imitan al milímetro el esquema del argumento. Sirvan como ejemplo varias películas de chica loca y hombre tímido. Por ejemplo, algunas del propio Hawks, como Gran bola de fuego y Su juego favorito, pero también otras más recientes, como Algo salvaje, Cita a ciegas y la única imitación reconocida, ¿Qué me pasa, doctor?, homenaje sentido del cinéfilo Peter Bogdanovich a la "screwball comedy". En una entrevista de Bogdanovich con Howard Hawks, éste último le agradece el tributo, pero también le dedica un pequeño reproche. “Tu único error ha sido reconocer abiertamente que me has copiado la idea a mí. Yo he quedado como el inventor de todo esto porque nunca le he contado a nadie a quien le copié yo la idea”, respondía el siempre ingenioso Hawks.

Anécdotas a mansalva

Aunque hoy en día está considerada una obra maestra, en su momento fue un absoluto fracaso en las taquillas. Tanto es así que la productora RKO decidió despedir al director, Howard Hawks, que tenía contrato para seis películas. En su momento, Hawks llegó a reconocer que había fracasado por completo. “El problema es que los personajes se comportan todos de forma demasiado alocada, sin que exista ningún personaje normal para compensar”, comentó el director, tratando de explicar el varapalo sufrido por un film que con el tiempo está reconocido como uno de sus mejores trabajos. Los ejecutivos de RKO también pusieron de patitas en la calle a Katharine Hepburn.

Para interpretar al doctor David Huxley, Howard Hawks le dijo a Cary Grant que se inspirara en las películas del cómico Harold Lloyd, una de las estrellas del humor en la época del cine mudo. Lloyd creó un modelo de personaje extremadamente tímido. Hawks pensaba que así exactamente tenía que ser el apocado doctor Huxley.

DVD
Distribuye: Manga Films
Extras: Español e inglés mono. Fichas. Filmografías.
También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto