saltar al contenido principal
inav
Nota decine21
estrella
Las seductoras
Tienda amazon Tienda fnac

Las seductoras

Heartbreakers

Principales intérpretes

Crítica decine21.com

estrella
6
En busca de fortuna
En busca de fortuna

Max y Page. Madre e hija. Unas cazafortunas que utilizan armas de seducción para forrarse a costa del prójimo incauto. La idea es sencilla: una se liga al tonto de turno y le conduce hasta el matrimonio; luego la otra le seduce, la mujer le pilla en situación comprometida, divorcio al canto y pensión de por vida. Con este método han ido acumulando un pequeño capital. Pero Page está comenzando a hartarse de un modo de vida que no es vida. Además está Jack, un jovenzuelo que comienza a llamar su atención. La madre no está dispuesta a aceptar que su polluelo desea volar fuera del nido paterno. De modo que urdirá una triquiñuela para hacerla volver al redil. Además, juntas tramarán un golpe que esperan sea definitivo. La víctima potencial es Tensy, el magnate de la industria del tabaco, un tipo con mucha, mucha pasta, pero que no captaría la atención ni de una vaca en celo.

Las seductoras es una divertida comedia que crea situaciones de enredo en torno a las debilidades de todo hijo de vecino. Aunque David Mirkin, cuando se pone serio, le saca punta de “mensaje” al film y asegura que trata “en gran medida, sobre la necesidad de renunciar a tener todo bajo control y aceptar la incertidumbre de la vida”, ahí es nada. El director, que ha participado en la célebre serie de animación Los Simpson, dice haber tenido como referencia del film los clásicos Las tres noches de Eva y Luna de papel. Aunque un título más cercano al film es Un par de seductores, con Steve Martin y Michael Caine.

Sí es cierto que la peli muestra lo difícil que es construir toda una vida sobre la mentira y el engaño. Como explica Hewitt, “la mayor parte del tiempo, estas dos artistas del timo se ganan la vida haciéndose pasar por otras personas. Y creo que no tienen tan claro quiénes son en realidad, porque siempre se ocultan tras la fachada que les permite conseguir lo que necesitan. Para mí, Page es una persona que no se conoce bien a sí misma, y se ve forzada a conocerse a causa de Jack. Y él descubre a la verdadera Page antes que ella, lo que resulta muy frustrante para Page. Y ella tiene que llegar a conocerse a sí misma, al tiempo que intenta ser una profesional, y demostrar a su madre que ya es bastante mayor para ir solita por ahí, cuando realmente no tiene ni idea”.

Madre e hija

Son bastantes los filmes que profundizan en una relación, no siempre armoniosa, entre madre e hija. En A cualquier otro lugar, ellas son Susan Sarandon y Natalie Portman; en Cosas que importan, Meryl Streep y Renée Zellweger; en El invitado de invierno, Phyllida Law y Emma Thompson; en Tumbleweeds, Janet McTeer y Kimberly J. Brown; y en La fuerza del cariño, Shirley MacLaine y Debra Winger. Son sólo algunos ejemplos significativos de las relaciones maternofiliales en el cine.

Ellas opinan de sus personajes
Ellas opinan de sus personajes

Jennifer Love Hewitt considera que su personaje se erige en “un modelo por derecho propio, es una mujer joven que tiene su carrera”; y añade riendo: “¡Aunque no sea lo más habitual lo que hace! No es precisamente la carrera que los padres escogerían para sus hijos, pero al fin y al cabo es una carrera. Page es extraordinaria, una mujer fuerte e inteligente de verdad, y lista y sexy al mismo tiempo. Es un personaje realmente imponente.”

Sigourney Weaver reflexiona sobre el lado maternal de su personaje: “Max es muy disciplinada, y eso es algo que yo admiro. Para ella, enamorarse es lo más terrible que podría hacer su hija Page. Su temor es que se vuelva loca como le ocurrió a ella hace tanto tiempo. Yo creo que los padres siempre tienen miedo de eso, de que sus hijos no vean lo que se avecina y les rompan el corazón.”

Con muchos humos

Es Las seductoras una película esencialmente femenina. Los personajes masculinos no son precisamente el colmo de la inteligencia y el "sex-appeal", con el permiso del guaperas de Jason Lee y de Ray Liotta. Sobre todo por la presencia dominante del genial Gene Hackman, que compone a un tipo repulsivo, cuya sola visión produce náuseas. Asegura el actor que “nos lo hemos pasado muy bien con esto, porque mi personaje es un tipo muy poco atractivo, y hace y dice cosas deplorables”. Hackman tuvo que someterse a horas de maquillaje para envejecer y adquirir arrugas y manchas, o una dentadura amarillenta, típica de un fumador empedernido. El actor, no fumador, aprendió a dar caladas a unos cigarrillos que no causan adicción, para hacer creíble a su personaje, que fuma sin parar.

DVD
Distribuye: Sogepaq
Extras: Español e inglés 5.1. Tráiler. Cómo se hizo. Escena inédita. Galería fotográfica. Filmografías.
Cómpralo en... Tienda amazon Tienda fnac
CALENDARIO ESTRENOS DE CINE