saltar al contenido principal

ANÁLISIS DE GUIÓN

En “Un monstruo viene a verme”, J.A. Bayona adapta la novela homónima de Patrick Ness ilustrada por Jim Cay, y compuesta a partir de las notas de Siobhan Dowd, escritora que padecía cáncer, y a quien vino la idea de la trama durante la enfermedad que le llevó a la muerte. No pudo escribir el libro que hubiera querido, tarea que acometió Patrick Ness, quien luego ha firmado también el guión de la película de Bayona.

El libreto de “Aliados”, escrito por Steven Knight, destila un sabor clásico con homenajes nada disimulados a “Casablanca”. Ofrecemos aquí un análisis del guión donde, resulta obligado señalarlo, hay “spoilers”, inevitables si queremos ofrecer un estudio riguroso del mismo.

25 años después de la caída del muro de Berlín, Steven Spielberg dirige una película situada en el contexto de la Guerra Fría. La trama está basada en hechos reales, la defensa del espía ruso Rudolf Abel a cargo del abogado estadounidense James B. Donovan, y su canje posterior en Berlín por el compatriota piloto de un U2 Francis Gary Powers.

"El hombre tranquilo" es una de las obras maestras indiscutibles de John Ford, y una de las más personales, al tratarse de una historia que, además de incluir sus constantes temáticas, está situada en Irlanda, la tierra de sus ancestros. El guión lo firma uno de sus colaboradores más estrechos, Frank S. Nugent.

Vaya por delante para los puristas, gente sensible y siempre al acecho, que quien escribe estas líneas no es un experto en James Bond, por lo que podría incurrir en algún error, esperemos que perdonable, a la hora de mencionar elementos de la mitología del personaje creado por Ian Fleming.

El guion de "Whiplash" de Damien Chazelle, quien también dirige la cinta, es cualquier cosa menos convencional. Aunque por supuesto se le pueden buscar (y encontrar) las hechuras, huye de los esquemas trillados, su armazón y puesta a punto se asemeja un tanto a la interpretación de las piezas de jazz que forman parte de la trama, donde la ejecución da pie a los aires improvisados, rupturas de ritmo, un paso delante y otro detrás, lo que no impide que el conjunto, a pesar de todo, respire inesperada armonía.

El regreso de Ridley Scott a la ciencia ficción tras sus aproximaciones de hace años, "Alien, el octavo pasajero" y "Blade Runner", y más recientemente "Prometheus", se caracteriza por el esfuerzo realista a la hora de describir los problemas que podría tener que afrontar una misión espacial tripulada a Marte.

"Ex machina" supone el debut como director del guionista Alex Garland, que firma él mismo su libreto, donde sigue abonado al terreno que más le interesa el de la ciencia ficción y el modo en que se está configurando la sociedad actual.

Hay quien simplificando, acusa a “Begin again” de ser una reedición de “Once” con mayor presupuesto y rostros conocidos. Una injusticia para la espléndida película escrita y dirigida por John Carney, que una vez más ha conseguido que los Oscar se fijen en su cine para nominar una canción, “Lost Stars”, compuesta por Gregg Alexander, Danielle Brisebois, Nick Lashley y Nick Southwood, que en el film llega a sonar tres veces, con las voces de Adam Levine y Keira Knightley.

No resulta sorprendente que el guión original de “Nightcrawler” haya obtenido una candidatura al Oscar. Dan Gilroy, con muchos años a sus espaldas escribiendo cine (si bien no se prodiga demasiado), parece haber pulido a fondo los detalles de cara a su debut como realizador, y todo indica que ha contado al menos con un poco de asesoramiento por parte de su hermanito mayor, el gran Tony Gilroy, autor de las adaptaciones de la saga de Bourne, aunque éste sólo aparece acreditado como productor ejecutivo. No recrea una historia real, pero como las grandes creaciones artísticas se inspira en hechos auténticos, pues el autor tiene muy cerca el mundo que retrata, ya que su esposa se dedica a los informativos.

Magazine