saltar al contenido principal

Biografía

Agnès Varda

31/10/2017
(Bruselas, Bélgica, 30/05/1928)
Premios: 1 Oscar (más 2 premios y 1 nominaciones) Ver más
Oscar
2018
Ganador de 1 premio
  • Oscar honorífico
Nominado a 1 premio
Ganador de 1 premio
  • Palma de Oro honorífica
Ganador de 1 premio
  • Premio Donostia
Espigadora de imágenes
Agnès Varda

Luce el peinado al estilo tazón más célebre del cine francés. Seis décadas después de ganarse el título de precursora de la Nouvelle Vague, Agnès Varda sigue en activo, cosechando el aplauso unánime de la crítica con “Caras y lugares”. Con sus cuarenta piezas ha brillado tanto en la ficción como en el documental, pero también cuando mezcla ambos conceptos. Si existe un rasgo distintivo de su obra sería la frescura que consigue; la franco-belga puede saltarse cualquier regla en todo momento. Sus logros no tienen techo.

 

Nacida en Bruselas, el 30 de mayo de 1928, Arlette Varda pertenece a una familia cosmopolita, con padre griego, descendiente de refugiados asiáticos, y madre francesa. Estudió Historia del Arte en la École du Louvre, situada en un ala del museo de la capital gala. Ejerce su primera actividad profesional como fotógrafa oficial del Teatro Nacional Popular parisino.

Un amigo que padecía una enfermedad terminal tuvo la culpa de que se pasara al cine. Como no podía viajar para conocer Sète, pequeña ciudad pesquera, le pidió a Agnès Varda que la fotografiase. Pero ésta decide que le hará más ilusión que le grabe una película que transcurriera en el lugar, sería como si hubiera estado allí. Nace así Le Pointe Courte, historia de un tipo que se reúne con su esposa tras una ausencia significativa.

Autofinanciada, la cinta se rodó en 1955, tres años antes de El bello Sergio, de Claude Chabrol, y cuatro antes de Los cuatrocientos golpes, de François Truffaut, que arrancarían la llamada Nueva Ola del cine francés. Su ópera prima adelanta muchas de las características del mismo, sobre todo diálogos intelectuales, espíritu libertario, planos generales en los que algunos de los filmados miran a cámara, como si estuvieran en un documental. “Me calificaron como precursora del movimiento cuando sólo tenía 30 años y había visto muy poco cine. Por eso tuve la osadía de rodar así”. Contaba como montador con Alain Resnais, posteriormente otro de los grandes del cine galo.

Tras varios cortos dirige su primer film que lograría reconocimiento, Cleo de 5 a 7, obra maestra que arremete contra la frivolidad, donde Corinne Marchand, joven cantante aburguesada, pasea mientras espera los resultados de unas pruebas médicas. Después de que una adivina presagie su muerte, le confiesa a un joven soldado al que acaba de conocer que tiene miedo.

Se la considera la gran aportación femenina al movimiento fílmico vanguardista, aunque ella huye de clasificaciones. “El término se lo inventó un periodista francés años después de que todas las películas que lo integran fueran estrenadas”, explica. “Es cierto que nació una forma innovadora de hacer cine, pero cada uno rodábamos por nuestra cuenta. No es que hubiera reuniones donde decidiéramos crear un movimiento artístico”.

Los subsiguientes filmes de Agnès Varda tienen menos interés. Títulos como La felicidad o Las criaturas se contagian del espíritu que derivaría en mayo del 68, pero a pesar de sus hallazgos experimentales, son demasiado ligeras. Volvería a acertar con Sin techo ni ley, donde Sandrine Bonnaire interpreta a una vagabunda hallada muerta; en un flash-back se muestran sus últimos días de vida. Además de obtener el León de Oro en Venecia, se diría que tiene mucho que ver con el cine posterior de autores como Ken Loach o los hermanos Dardenne. De estructura totalmente libre, el personaje parece un autorretrato de la autora, que parece errar con la misma libertad, asumiendo las consecuencias de ir a lo suyo.

Rindió tributo al centenario del cine con Las cien y una noches, donde una joven refresca las células grises de un anciano que empieza a perder la memoria hablándole de películas de diferentes épocas y lugares. Pero resultaba más emotivo el homenaje a su marido, el realizador fallecido en 1990 Jacques Demy, en L’univers de Jacques Demy, documental sobre el autor de Los paraguas de Cherburgo, al que también dedicó los filmes Jacquot de Nantes, donde un niño aspira a convertirse en director de cine, y Les demoiselles ont eu 25 ans, donde plasma el homenaje organizado al cumplirse el cuarto de siglo del rodaje de Las señoritas de Rochefort, en la ciudad francesa. Ambos tuvieron un hijo, el actor Mathieu Demy, mientras que Varda había dado a luz a la diseñadora de vestuario Rosalie Varda, fruto de su relación anterior con el actor Antoine Bourseiller.

Su última etapa viene marcada por Los espigadores y la espigadora, documental aclamado por la crítica que la volvió a poner en el mapa de los grandes maestros del cine en 2000. Muestra a una diversidad de personas que recuperan la tradición de espigar, o recoger basura desechada por la sociedad como se hacía sobre todo en la postguerra, con los que ella misma se compara a la hora de recolectar imágenes. En la notable Dos años después, de 2002 recuperó a los protagonistas del mismo, para ver cómo habían cambiado tras el estreno del film. “Me interesa mucho más trabajar con personas reales que con actores”, apuntó. “Pasar horas y días enteros con ellos para que puedan decir lo que quieren decir, incluso aunque estén equivocados”.

Tras Cinévardaphoto y Les plages d’Agnes, que pasaron un tanto desapercibidas, vuelve a despertar pasiones con la sensible Caras y lugares, donde se recoge a sí misma emprendiendo con el joven fotógrafo JR un viaje por pueblos franceses en peligro de extinción. Cubrirán diversos edificios con imágenes tomadas por este último impresas en tamaño gigante. Ha recibido la Palma de Oro Honorífica del Festival de Cannes, en 2015, el Premio Donostia en el Festival de San Sebastián, de 2017, y a continuación el Oscar Honorífico. “Es muy fácil decir 'Agnès, te damos un trofeo', pero cuando busco financiación nadie me contesta”, comenta jocosa. “Tengo la vitrina llena de animalitos: hay un leopardo, y un oso, y un perro, y un león. Y una vez me dieron un premio que consistía en una caja llena de arena de todos los países de Europa. Muchas gracias, pero, ¿por qué no me dan un poco de dinero para mi próxima película?”. 

Trabajos destacados

Filmografía

Director

Director (8 títulos)
2017 | Visages, villages
estrella
8
2002 | Deux ans après
estrella
6
2000 | Les glaneurs et la glaneuse
estrella
7
1995 | Les cents et une nuits
estrella
4
1985 | Sans toit ni loi
estrella
7
1966 | Les créatures
estrella
6
1965 | Le bonheur
estrella
5
1962 | Cléo de 5 à 7
estrella
6

Guionista

Guionista (8 títulos)

Fotógrafo

Fotógrafo (2 títulos)

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE