saltar al contenido principal

Biografía

Andrzej Wajda

10/10/2016
(Suwalki, Polonia, 06/03/1926; † Varsovia, Polonia, 09/10/2016)
Premios: 1 Oscar (más 4 premios) Ver más
Oscar
2000
Ganador de 1 premio
  • Oscar honorífico
Ganador de 2 premios
Ganador de 1 premio
  • Premio del Jurado Kanal
Ganador de 1 premio
  • Oso de Oro honorífico
Saber mirar
Andrzej Wajda

El buen Dios otorgó al director dos ojos, uno para mirar a través de la cámara, el otro para estar alerta a todo lo que sucede a su alrededor.” Son palabras de Andrzej Wajda, escogidas para la página de entrada de su sitio oficial en internet. Por algo será. El director polaco ha fallecido a los 90 años por una insuficiencia pulmonar cuando "After Image", su última película, había sido escogida por su país para acudir a la próxima ceremonia de los Oscar.

Andrzej Wajda nació el 6 de marzo de 1926 en Suwalki, Polonia. Aunque de orígenes campesinos, su madre Aniela era profesora, su padre Jakub oficial del ejército. Andrzej creía haber heredado de sus padres el deseo de no estar en un lugar por azar, sino obligarse a seguir un camino, “para llegar a lugares que quería alcanzar”. El asesinato de Jakub durante la Segunda Guerra Mundial, en la masacre de Katyn, marcaría hondamente al futuro cineasta, que entonces contaba trece años. Wajda abordaría la tragedia bélica en varias ocasiones, hasta tratar los hechos históricos concretos donde perdió la vida su padre en Katyn (2007), película que se convirtió en un auténtico acontecimiento nacional en Polonia, por la tozuda manipulación previa por los rusosde lo ocurrido.

Durante la guerra sobrevivió ejerciendo oficios varios, desde herrero a restaurador de frescos en iglesias. También colaboró con la resistencia en el Armia Krajowa, apoyado por el gobierno en el exilio de Londres, y que chocaba con el Armia Ludowa, el ejército del pueblo que impulsaban los comunistas, con el apoyo soviético. La temática de la huella de la guerra en los miembros de su generación, tan caro a la Escuela Polaca de cine, tendrá a un ilustrísimo representante en Wajda, que completará una trilogía emblemática, constituida por Generación (1955), Kanal (1957) y Cenizas y diamantes (1958), donde se opone con sutileza a los cánones del realismo socialista, para denunciar la pasividad rusa en el levantamiento de Varsovia contra los nazis, al tiempo que subraya el papel jugado por el Armia Krajowa en la guerra.

Pero no adelantemos acontecimientos. Al acabar la guerra los intereses de Wajda se decantan con claridad por el campo artístico, e ingresa en la Academia de Bellas Artes de Cracovia. Con el pintor Andrej Wroblewski fundará el Grupo de los Autodidactas, una pintura influida por el neorrealismo. También será de los primeros alumnos de la Escuela de Cine de Lodz, donde obtiene un título en 1952. Pronto será ayudante de Aleksander Ford, cineasta afecto al régimen, y entre 1950 y 1955 realiza sus primeros cortos y documentales, que le llevan a Generación, un largo bélico en cuyo reparto se puede ver al mismísimo Roman Polanski. Aunque si de hablar de un actor que tendrá una importante vinculación con Wajda se trata, resulta obligado mencionar al malogrado Zbigniew Cybulski -murió con 40 años-, con quien trabajó en tres ocasiones, y que era la imagen perfecta del joven polaco desconcertado por las convulsiones históricas y sociales: “Resumía nuestra generación y se me parecía como un hermano”, dijo de él el director, quien le convirtió en personaje ausente en Todo a la venta (1969).

Sus intereses artísticos llevaron a Wajda al teatro, y de hecho ha sido director de los escenarios más importantes de su país, el Teatro Stary de Cracovia y el Teatro Powszechny de Varsovia. Y siempre inquieto e interesado por las distintas corrientes estéticas, impulsaría en Cracovia el Centro de Arte y Tecnología Japoneses Manggha.

Wajda es un director que no elude la cuestión política, ni siquiera en el entorno hostil de un régimen totalitario. Cuestiones teóricamente del pasado, como la reciente guerra, ofrecen una lectura a la luz del contexto contemporáneo en que rueda sus historias. Esto cabe también decirlo de las adaptaciones de grandes clásicos literarios de su país como La boda (1973), según la obra de teatro de Stanislaw Wyspianski y Pan Tadeusz (1999), a partir del poema patriótico de Adam Mickiewicz. Y de autores contemporáneos, cuyos textos son también usados por otros directores, como Jaroslaw Iwaszkiewicz, de donde surgen El bosque de los abedules (1970) y la magnífica Las señoritas de Wilko (1979). El tránsito por películas de época que se dirían apolíticas le permiten descansar del desasosiego de las autoridades ante títulos tan esenciales como El hombre de mármol (1977), que cuestiona sin ambajes el comunismo, los incentivos de tipo estajanovista que aplastan al individuo, y por supuesto a Stalin. Seguramente la realización de una película social que critica la explotación capitalista durante la revolución industrial, La tierra de la gran promesa (1975), y que fue premiada en el Festival de Moscú, posibilitó la realización del otro film, que anhelaba hacer desde hacía más de una década. El director se implicará en primera persona en los avatares políticos de Polonia al convertirse en consejero del sindicato Solidaridad, lo que le empujó a rodar El hombre de hierro (1981), una suerte de secuela de El hombre de mármol donde cobran protagonismo los sucesos de los astilleros de Gdansk, y que fue premiada con la Palma de Oro en Cannes. En la etapa de la Polonia libre, tras la caída del muro, Wajda sería senador de la República entre 1989 y 1991. Y volvería al tema de Solidaridad en el cine con su apasionante Walesa, la esperanza de un pueblo (2013), articulada alrededor de una entrevista con Oriana Fallacci.

Wajda es el ejemplo perfecto de artista total, con una amplia formación intelectual, de educado sentido estético, que intenta decir algo con sus películas. Es el caso de Danton (1983), una de las mejores películas sobre la revolución francesa, y que permite lecturas contemporáneas a la luz de lay marcial que en ese momento se imponía en Polonia. O el de Korczak (1990), historia real sobre un maestro judío que se ocupa de niños huérfanos en el guetto de Varsovia, y sin duda inspiró a Steven Spielberg en La lista de Schindler. Precisamente Spielberg fue uno de sus grandes valedores cara al Oscar honorífico recibido en el año 2000, después de lograr tres nominaciones -lograría una cuarta en 2008 con Katyn- en la categoría de mejor película en lengua no inglesa. En una carta dirigida al equipo directivo de la Academia de Hollywood afirmaba Spielberg: “El ejemplo de Andrzej Wajda nos recuerda a todos los cineastas que,de vez en cuando la historia puede reclamar profundas e inesperadas peticiones a nuestro valor; que nuestro público puede pedirnos ánimo espiritual; que podemos ser requeridos a arriesgar nuestras carreras para la vida civil de nuestro pueblo.”

Trabajos destacados

Filmografía

Director

Director (23 títulos)
2013 | Walesa. Man of Hope
estrella
6
2009 | Tatarak
estrella
7
2007 | Katyn
estrella
7
2002 | Zemsta
estrella
6
1999 | Pan Tadeusz
estrella
7
1990 | Korczak
estrella
7
1988 | Les possédés
estrella
6
1983 | Danton
estrella
6
1981 | Czlowiek z zelaza
estrella
7
1980 | Dirygent
1979 | Panny z Wilka
estrella
8
1977 | Czlowiek z marmuru
estrella
8
1975 | Smuga cienia
estrella
4
1975 | Ziemia obiecana
estrella
7
1973 | Wesele
estrella
7
1970 | Krajobraz po bitwie
estrella
6
1970 | Brzezina
estrella
6
1969 | Wszystko na sprzedaz
estrella
4
20
Lotna
1959 | Lotna
estrella
6
1958 | Popiól i diament
estrella
6
22
Kanal
1957 | Kanal
estrella
6
1955 | Pokolenie
estrella
6

Guionista

Guionista (13 títulos)

Intérprete

Intérprete (1 títulos)

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto