saltar al contenido principal

Biografía

Anya Taylor-Joy

11/01/2017
(Miami, Florida, EE.UU., 16/04/1996)
Talento mágico
Anya Taylor-Joy

Acusada de hechicera en su primer film como protagonista, “La bruja”, ha seducido con su magia actoral a los 20 años a los aficionados al cine. No hace falta una bola de cristal para presagiar que Anya Taylor-Joy se encamina a la cima del estrellato.

Nacida el 16 de abril de 1996 en Miami (Florida), la cosmopolita Anya Taylor-Joy acumula ascendencias diversas en su familia, lo que sin duda ha contribuido a su versatilidad interpretativa. Fue la más joven de los seis hijos de un matrimonio formado por un argentino-escocés y una española-inglesa como la de la novela ejemplar cervantina. La niña vivió en Argentina hasta los seis años, cuando la familia se trasladó a Reino Unido.

Ya instalada en Europa probó fortuna en el terreno del ballet, y después realizó sus pinitos como modelo. Durante una sesión de fotos para la revista Vogue, conoció a Allen Leech, que interpretaba al chófer Tom Branson en Downton Abbey. Éste se dio cuenta de que valía para la interpretación y le presentó a su agente. Empezó a presentarse a castings en 2014, cuando a pesar de su falta de formación específica causó buena impresión entre los responsables de Maléfica, que a punto estuvieron de elegirla para interpretar a la princesa Aurora, alias la Bella Durmiente, aunque al final se decantaron por la más conocida Elle Fanning.

Ese mismo año la ficharon para pequeños trabajos en Vampire Academy y Endeavour, que al menos le sirvieron como tarjeta de presentación para lograr el papel de Thomasin, hija de granjeros puritanos acosados por una temible hechicera, en La bruja, debut del realizador Robert Eggers. Éste apostó fuerte por la intérprete tras quedar anodadado con su potencial, cuando organizó una audición en Londres. “La primera actriz que vi fue a Anya, y pensé que era demasiado bueno para ser cierto”, recuerda el realizador. “Así que hice otras audiciones pero cada vez tenía claro que ella era la única persona que podía interpretar el papel. Durante el rodaje, siempre intentaba comprender lo mejor posible a Thomasin. Además, tiene mucha facilidad para los idiomas, y eso es bastante impresionante”.

Aunque a juzgar por los resultados, Anya Taylor-Joy lo dio todo, en realidad el rodaje le resultó difícil, pues hasta ese momento tenía reparos hacia el cine de terror. “Vi El proyecto de la bruja de Blair y no dormí en tres semanas”, explica. “Pensaba que aquella experiencia sería el fin de mi experiencia con el género para el resto de mi vida”. Por suerte se sintió muy apoyada durante el rodaje. “Teníamos que sentir que éramos una verdadera familia y nos queríamos. El tema es muy oscuro y nos habríamos vuelto locos si no nos hubiésemos divertido en los descansos. Necesitábamos momentos de desahogo”. El balance fue positivo. “Pensé que si había podido con un film así, nada se me resistiría en el futuro”, explica. Aparte de lograr buenas reseñas, la muchacha obtuvo algunas nominaciones en galardones de asociaciones de críticos y el Premio Gotham a la Actriz Revelación.

Como cabía esperar, su carrera se revalorizó tras este trabajo, por lo que consiguió un papel en la serie Atlantis, dio vida a la mujer biónica aludida en el título de Morgan, debut de Luke Scott, hijo de Ridley Scott, que ejerció como productor ejecutivo, fue una amiga y novieta de Barack Obama, en Barry, reconstrucción de la juventud del posterior presidente estadounidense, y fue requerida de nuevo para el terror, esta vez por uno de los maestros en este terreno, M. Night Shyamalan, en Múltiple. Cuando éste contactó con su agente, no se dejó impresionar por su prestigio, pues… ¡insistió en leer el guión! “Me aconsejaron aceptar incondicionalmente, pero aún así pedí reiteradamente que me lo mandaran”. Cuando lo consiguió decidió aceptar el contrato. “La historia me dejó boquiabierta, tardé varios días en dejar de pensar en ella”. El realizador se deshace en elogios con su trabajo. “Su espontaneidad es asombrosa. Tuve suerte de que aceptara el papel”, explica el autor de El sexto sentido. Interpreta a una joven secuestrada por un psicópata con múltiples personalidades.

Su despegue no ha hecho más que empezar. Anya Taylor-Joy se ha puesto a las órdenes de un español, Sergio G. Sánchez, en Marrowbone, que supone el debut como realizador de largometrajes del guionista habitual de Juan Antonio Bayona. Ha rodado también el thriller Thoroughbred, junto a Anton Yelchin, junto antes del fallecimiento en accidente de este actor. En el mismo interpreta a una muchacha que tras reencontrarse con una amiga de los suburbios de Connecticut se verá implicada en un asesinato. En el momento de escribir este texto aún no ha tenido tiempo de dar que hablar en las revistas del corazón. Ya se verá.

Trabajos destacados

Filmografía

Intérprete

Intérprete (6 títulos)
2017 | Marrowbone
2016 | Barry
estrella
5
2016 | Morgan
estrella
6
2016 | Split
estrella
6
2015 | Viking Quest
estrella
2
2015 | The Witch. A New-England Folktale
estrella
6

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto