saltar al contenido principal

Biografía

Christopher Nolan

25/07/2012
(Londres, Reino Unido, 30/07/1970)
No hay película mala
Christopher Nolan

Como los buenos trucos de magia, sus películas tienen tres elementos importantes, la presentación –visualmente son rompedoras–, el truco en sí que vendría a ser una buena historia que contar y ese gran momento climático que deja poso en el espectador. Gracias a su estilo neo-noir, sus impactantes planos, la riqueza psicológica de sus personajes, y otros elementos de su cine, Christopher Nolan se ha consagrado como uno de los grandes realizadores del cine actual. Sin ninguna película mala hasta la fecha, va creciendo como artista. Su especialidad son los personajes atormentados y particulares.

Si se contara hacia atrás la vida de Christopher Jonathan James Nolan, habría que concluir con su origen en la capital británica, el 30 de julio de 1970. Hijo de un publicitario británico y una azafata estadounidense, tiene la doble nacionalidad, y ha pasado su vida a caballo entre Londres y Chicago, donde reside su familia paterna. Fue un niño precoz que a los 7 años le cogía a su progenitor la cámara Super 8, para rodar pequeños cortos con sus juguetes como protagonistas.

Christopher Nolan estudió Literatura en University College London (UCL), institución que escogió por una única razón, sabía que esa universidad contaba con cámaras de 16mm y mesas de montaje a disposición de los alumnos. En poco tiempo se convirtió en presidente de la Asociación de Cine formada por compañeros del lugar. Mientras pertenecía a esta asociación filmó sus cortos Tarantella, Larceny y Doodlebug.

Cuando acabó sus estudios siguió en estrecho contacto con sus compañeros del selecto club, que colaboraron con él en su primer largometraje, Following, de 1998. Rodada en blanco y negro con un nimio presupuesto en tres fines de semana, ya ponía en evidencia el enorme talento de Christopher Nolan.

También estaban presentes algunos elementos que posteriormente se repetirían en su filmografía. Por ejemplo, ya empleaba una estructura arriesgada, con numerosos flashbacks, y como casi todas sus cintas posteriores, describía a dos personajes antagónicos que acababan manteniendo un enfrentamiento final.

Destaca también su tono cercano, carente de pretensiones. Desarrolla la historia de un joven aspirante a escritor que atraviesa un enorme vacío creativo. Decide ponerse a seguir a transeuntes que encuentra por la calle, para ver si en su periplo le sugieren algún relato. Acaba persiguiendo siempre a un mismo individuo que tras descubrirle decide iniciar una conversación con él.

En la facultad, Nolan había conocido a la mujer de su vida, Emma Thomas, que con el tiempo se convertiría en su productora habitual. Contrajeron matrimonio en 1997, y actualmente residen en Los Ángeles, donde educan a sus cuatro hijos.

Y es que Christopher Nolan es un hombre familiar, estrechamente vinculado a los suyos. Es el caso de su hermano menor, Jonathan Nolan, que con uno de sus escritos le inspiró para rodar Memento, uno de los films más originales que se recuerdan por su estructura. La historia de Leonard, amnésico en busca del hombre que violó y asesinó a su mujer, está narrada a través de secuencias ordenadas de atrás hacia delante. Según avanza la cinta, se descubren las causas de lo que se ha visto en lugar de las consecuencias. Entre las escenas principales se intercalan imágenes en blanco y negro ordenadas cronológicamente, que al final se unen con las otras.

El film provoca el mismo desconcierto que sufre el protagonista, logrando una conexión con él que pocos consiguen. Guy Pearce se luce como personaje típicamente 'nolaniano', o sea un tipo tremendamente particular, obligado a tomar fotografías y tomar notas para informarse a sí mismo de lo que va a olvidar, e incluso llega a tatuarse importantes pistas.

Gustara más o menos, según el tipo de público, lo que es evidente es que Memento dio mucho que hablar, y colocó a Nolan en el cine de primera división. Los hermanos fueron candidatos al Oscar al guión original.

Con un presupuesto ya de producción media, rueda el thriller Insomnio (2002), con primeras figuras: Al Pacino, Robin Williams y Hilary Swank. También tiene protagonista especial, Will Dormer (Pacino), un policía que mientras investiga un asesinato en el norte de Alaska sufre de insomnio atormentado por las pruebas falsas que ha colocado a lo largo de su carrera para resolver supuestamente sus casos. Se lleva la palma la secuencia entre brumas en las que el personaje cree haber sitiado al asesino y le dispara, pero resulta ser su compañero.

El éxito de este film le permitió sentarse con ejecutivos de Warner para negociar un proyecto que viene de su afición a los comics. En 1997, tras las malas críticas de Batman y Robin, que no había obtenido los resultados de taquilla esperados, la compañía había paralizado la saga del hombre murciélago. Pero Nolan, con ayuda del guionista David S. Goyer, les convenció de reiniciar la franquicia desde cero dándole un aire más adulto. El resultado fue Batman Begins, con una intensa interpretación de Christian Bale, que subrayaba el carácter angustiado del personaje, sediento de justicia por el trauma infantil de haber perdido a sus padres a manos de un delincuente.

Tras el éxito del film, Warner encarga rápidamente a Christopher Nolan que ruede la secuela. Pero él siente la necesidad de rodar algo completamente diferente antes, y supedita la segunda parte a la finalización de El truco final, adaptación de una novela de corte fantástico, escrita por Christopher Priest, que el propio realizador adapta con su hermano Jonathan. Desarrolla mediante un flash-back la rivalidad entre dos magos, interpretados por Hugh Jackman y Christian Bale.

De nuevo con Jonathan Nolan escribe el guión de El caballero oscuro, segunda entrega de su trilogía de Batman que se convirtió en todo un fenómeno. Más redonda que su predecesora, con ella el género superheroico, en su momento de apogeo, alcanza la mayoría de edad como hiciera el western con La diligencia, de John Ford. Después de finalizar el rodaje, una trágica noticia conmocionó a la opinión pública, la prematura muerte de Heath Ledger, a sus 28 años, por sobredosis accidental de medicamentos recetados. El actor había bordado el papel de villano, el Joker, logrando la hazaña de que el público no echara de menos al gran Jack Nicholson, que le había interpretado previamente. No en vano, el actor obtuvo ese año a título póstumo el Oscar al mejor secundario, que recogieron sus padres y su hermana. El film también triunfó en la categoría de edición de sonido.

Antes de finalizar la trilogía del hombre murciélago, Nolan necesitaba oxigenarse nuevamente con un proyecto distinto. Escribió y dirigió la creativa Origen, con Leonardo DiCaprio interpretando a un futurista experto en introducirse en sueños ajenos. Arriesgaba mucho Nolan en esta ocasión, por la complejidad de la historia, que podría haber alejado al gran público. Sin embargo, arrasó gracias a sus hipnóticas imágenes y a sus impactantes efectos visuales. El propio Nolan volvió a cosechar candidaturas al Oscar, en las categorías de mejor guión, y película, esta última compartida con la otra productora, Emma Thomas, su esposa. Finalmente el film se llevó a casa cuatro premios técnicos.

Con El caballero oscuro: la leyenda renace, Nolan cierra la trilogía superheroica con un broche de oro. Deja además la sensación de que se trata de una saga perfectamente estructurada y pensada. Nuevamente se luce Christian Bale, como un Bruce Wayne angustiado casi hasta la locura por sus sentimientos de culpa. Y es que el cine del realizador se distingue por sus cuidadas interpretaciones, en muchos casos de actores con los que el realizador suele repetir, como el propio Bale, el veterano Michael Caine, Tom Hardy, Marion Cotillard y Joseph Gordon-Levitt.

Al igual que en el anterior Batman, otra noticia, aún más dura, ensombreció en cierta medida el éxito y las buenas críticas. Un perturbado, inspirándose en el personaje de Joker, abrió fuego contra los asistentes a una de las primeras proyecciones en un cine de Denver, causando una masacre. "Se trata de una tragedia sin sentido", declaró apesadumbrado Nolan.

Trabajos destacados

Filmografía

Director

Director (10 títulos)
2017 | Dunkirk
2014 | Interstellar
estrella
8
2012 | The Dark Knight Rises
estrella
9
2010 | Inception
estrella
9
2008 | The Dark Knight
estrella
9
2006 | The Prestige
estrella
8
2005 | Batman Begins
estrella
8
2002 | Insomnia
estrella
6
2000 | Memento
estrella
6
1998 | Following
estrella
6

Guionista

Guionista (9 títulos)

Fotógrafo

Fotógrafo (1 títulos)

Magazine