saltar al contenido principal

Biografía

Jean-Claude Van Damme

05/05/2010
(Berchem-Sainte-Agathe, Bruselas, Bélgica, 18/10/1960)
Retroceder nunca, rendirse jamás
Jean-Claude Van Damme

Efectivamente, lo suyo no es la interpretación. Pero Jean-Claude Van Damme resulta mucho más natural que otros ‘musculitos’ que han pasado por las pantallas, y es mucho más fotogénico que Chuck Norris o Arnold Schwarzenegger. Durante un tiempo el furibundo karateka empezó a rodearse de correctos artesanos que lograron que su carrera siguiera por unos años un rumbo ascendente.

El belga más famoso después de Tintín nació el 18 de octubre de 1960 en Sint-Agatha Bercher. Hijo de un comerciante de flores, Jean Claude Camille François Van Varenberg –inacabable nombre real del artista– descubrió su gran pasión, el kárate, desde que era muy pequeño. Comenzó a tomar clases al mismo tiempo que también practicaba ballet. A los 19 años conquistó el título de campeón de Europa de kárate, su mayor logro profesional. Todo el dinero que obtuvo como karateka lo invirtió en poner un gimnasio en Bruselas.

Pero al chico le habían dicho que tenía que explotar su físico en el cine, por lo que a principios de los 80 se fue a Hollywood decidido a triunfar, como tantos y tantos jóvenes, y como la mayoría de ellos acabó trabajando de repartidor de pizzas.

Sólo alimentaba sus sueños el hecho de que ocasionalmente lograba pequeños papeles, en títulos como Monaco Forever –donde era un karateka gay–, la serie Santa Barbara –donde hacía de stripper–, El más salvaje entre todos o Desaparecido en combate. Le dieron un poco más de cancha en Retroceder nunca, rendirse jamás, donde era un luchador ruso que hacía la vida imposible al protagonista, un joven fan de Bruce Lee. El fantasma de este mítico personaje se le aparece para instruirle y poder enfrentarse a Van Damme. Su éxito propició dos secuelas: No Retreat, No Surrender 2 (1988) y No Retreat, No Surrender 3, aunque por desgracia ya no salía Van Damme.

Al parecer, le contrató a continuación uno de los grandes directores del cine de acción, John McTiernan, que le ofreció la oportunidad de su vida: ponerse el traje del alienígena protagonista de Depredador. Pero como el traje era incómodo y no iba a salir en los títulos de crédito, Van Damme se quejaba continuamente, así que le despidieron, y le sustituyeron por Kevin Peter Hall.

Como nadie apostaba mucho por él, Van Damme tuvo una idea. Alguien le dijo que por su restaurante solía ir mucho Menahem Golam, productor de cine que había sacado adelante grandes clásicos del cine ‘de guantazos’, como Cobra, el brazo fuerte de la ley, Masters del Universo, y las sagas de Desaparecido en combate y El guerrero americano, imprescindibles para los apasionados del género. Ni corto ni perezoso, Van Damme se presentó en el local para hacerle en directo una somera demostración de artes marciales. Intimidado ante la presencia de un tipo que había ido a buscarle para enseñarle lo bien que daba patadas, Golam acabó dándole su tarjeta, posiblemente para que le dejara cenar.

Para la empresa de Golam, la mítica Cannon, Van Damme protagonizó Contacto sangriento, y a continuación rodó títulos similares que hacían furor en los videoclubs: Kickboxer y Lionheart, el luchador. Los argumentos son intercambiables, pues en todas Jean-Claude Van Damme se presenta a un torneo de artes marciales al que acuden los mejores combatientes del mundo. Al final se enfrenta al tipo que ha dejado paralítico a su hermano o ha realizado una maldad similar.

También probó fortuna en la ciencia ficción con Cyborg, que según sus responsables era un cruce entre Terminator y Aliens, el regreso, pero que era más bien una inmensa cutrez en la que Van Damme se pasaba la película dando patadas para proteger a una mujer mitad máquina. Como Van Damme estaba convencido de que era un actor estupendo, se prestó al más difícil todavía, interpretar dos papeles en Doble impacto.

A principios de los 90, y contra todo pronóstico, directores de verdad con ganas de intentar hacer cine ameno, echaron mano de Van Damme para sus películas. Roland Emmerich le emparejó con otro ‘gigante de la interpretación’, Dolph Lundgren, en Soldado universal, que era un espectáculo correcto, al estilo de las otras películas del cineasta alemán. John Woo, prestigioso director de Hong Kong, le contrató para su debut en Hollywood, Blanco humano, producida por Sam Raimi. Y el veteranísimo Peter Hyams (Atmósfera cero) le puso al frente de Timecop, una de viajes temporales y acción que funcionaba bastante bien.

Por aquella época, Van Damme rodó también una versión moderna de Raíces profundas titulada Sin escape (Ganar o morir), junto a Rosanna Arquette, y protagonizó Street Fighter. La última batalla, adaptación de un popularísimo videojuego (si salen estas últimas palabras en la sinopsis del film, evite ver la película). Ringo Lam le dirigió en Al límite del riesgo y Replicant. La vida le sonreía tanto a Jean-Claude que incluso apareció como invitado en Friends, como los más grandes, y se atrevió a debutar como director con The Quest: En busca de la ciudad perdida, que contra todo pronóstico, era una correcta cinta de aventuras.

Pero Van Damme no supo asimilar el éxito, y acabó haciéndose adicto a la heroína, tras lo que se le diagnóstico trastorno bipolar. Llegó a ser muy complicado para los directores trabajar con él, y apareció varias veces en el telediario completamente alcoholizado, enfrentándose a la policía.

En la vida sentimental a Van Damme le iba como en el cine, o sea, horriblemente mal. Mr. Musculitos se ha casado en cinco ocasiones, dos de ellas con la misma mujer, Gladys Portugues, su pareja actual, actriz que ha intervenido en títulos como It's Alive III: Island of the Alive.

Tras pasarse la práctica totalidad del siglo XXI en subproductos que se estrenaban en videoclubs cuando aún quedaban, Van Damme se prestó a hacer de sí mismo en JCVD, imaginativa cinta de Mabrouk El Mechri, donde llega a pronunciar un monólogo sobre los errores cometidos en su vida.

Por desgracia, Van Damme no parece capaz de reencauzar su carrera. Cometió el error de decirle que no a Sylvester Stallone, que quería reclutarle para Los mercenarios, homenaje a las estrellas del cine de acción. Por lo visto, prefiere seguir protagonizando sus subproductos actuales.

Trabajos destacados

Filmografía

Intérprete

Intérprete (41 títulos)
2017 | Kill'em All
2016 | Kickboxer: Vengeance
estrella
4
2014 | Swelter
estrella
4
2013 | Enemies Closer
2012 | 6 Bullets
2012 | The Expendables 2
estrella
4
2012 | Dragon Eyes
estrella
3
2012 | Universal Soldier: Day of Reckoning
estrella
4
2011 | Assassination Games
2009 | Universal Soldier: Regeneration
estrella
3
11
JCVD
2008 | JCVD
estrella
6
2008 | The Shepherd
2007 | Until Death
estrella
4
2006 | The Hard Corps
estrella
4
2005 | Second In Command
estrella
2
2004 | Wake of Death
estrella
3
2003 | In Hell
estrella
3
2002 | Derailed
estrella
3
2001 | The Order
estrella
4
2001 | Replicant
estrella
2
1999 | Inferno
estrella
4
1999 | Universal Soldier: The Return
estrella
3
1998 | Legionnaire
estrella
4
1998 | Knock Off
estrella
2
1997 | Double Team
estrella
4
1996 | Maximum Risk
estrella
4
1995 | Sudden Death
estrella
4
1994 | Street Fighter. The Ultimate Battle
estrella
4
1994 | Timecop
estrella
5
1993 | Hard Target
estrella
4
1993 | Nowhere Run
estrella
5
1992 | Universal Soldier
estrella
4
1991 | Double Impact
estrella
4
1990 | Death Warrant
estrella
5
1990 | Lionheart
estrella
5
37
Cyborg
1989 | Cyborg
estrella
4
1989 | Kickboxer
estrella
4
1988 | Bloodsport
estrella
4
1988 | Black eagle
estrella
2
1986 | No Retreat, No Surrender
estrella
4

Guionista

Guionista (6 títulos)

Argumento

Argumento (2 títulos)

Director

Director (1 títulos)

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto