saltar al contenido principal

Biografía

Radu Mihaileanu

27/03/2012
(Bucarest, Rumanía, 23/04/1958)
Cineasta de la impostura
Radu Mihaileanu

El director rumano asentado en Francia Radu Mihaileanu se ha labrado sin grandes aspavientos y ningún 'must see' una interesante filmografía. Guionista en todos sus títulos, sus personajes se ven obligados a mentir por nobles razones. Su cine reflexiona sobre la multiplicidad cultural, la identidad y la impostura, la represión totalitaria, y la persecución de los judíos.

Nacido en Bucarést, el 23 de abril de 1958, Radu Mihaileanu proviene de una familia judía. Su padre, Mordechaï Buchman, perseguido por los nazis, cambió su nombre por Ion Mihaileanu, para pasar desapercibido en Rumanía. Así firma su guión de Dominica la ora 6, de Lucian Pintille, sobre dos jóvenes enamorados en tiempos de Hitler.

El joven Radu se ve obligado a huir de su país, donde las condiciones son duras bajo la dictadura de Ceaucescu. Tras una temporada en Israel, acaba en Francia, donde estudia en la IDHEC, Instituto de Altos Estudios Cinematográficos, de París.

Cuando termina sus estudios, empieza una intensa etapa como ayudante de dirección, primero con John Glen en Panorama para matar, última aparición de Roger Moore como James Bond. Después con Marco Ferreri, en I Love You y Los negros también comen, y hasta con Fernando Trueba, en El sueño del mono loco.

Comienza su andadura como realizador de largometrajes con Traidor (1993), sobre un periodista encarcelado en una sórdida cárcel de Bucarést, durante el régimen comunista, por un artículo subversivo. Acaba llegando a un trato con sus carceleros para salir en libertad, y poder seguir su vida manteniendo el secreto de lo que ha ocurrido.

Ganó cuatro premios en el Festival de Montreal. Mihaileanu dedica su triunfo a sus padres, "cuya historia se acerca mucho a ésta".

Los personajes que se ven obligados a mentir, para salvaguardar su vida se repetirán una y otra vez en la filmografía de Mihaileanu. En su segundo trabajo, El tren de la vida, un grupo de judíos de Europa Central decide seguir el plan orquestado por Schlomo, el loco de la comunidad, al que se le ocurre que finjan su propia deportación, lo que obliga a algunos de ellos a disfrazarse de nazis que transportan a los otros supuestamente a un campo de concentración.

A pesar de la dureza del tema central, el realizador optó por un tono de comedia en la línea de un film que se estrenó poco antes, La vida es bella, también sobre el Holocausto. E imita el tono surrealista de aire zíngaro del cine de Emir Kusturica, con ayuda de la partitura de Goran Bregovic, que trabajó para el serbio en títulos como El tiempo de los gitanos y Underground. Tiene gran repercusión internacional, y consagra a su autor en la comunidad cinéfila.

Tras siete años de ausencia de la pantalla grande –ocupado en algún telefilm–, estrena Vete y vive, de tono mucho más dramático, pero temática similar, ya que el protagonista es un niño cristiano etíope, cuya madre le empuja a hacerse pasar por judío para huir de la hambruna que asola el país, aprovechando que Israel ha puesto en marcha una operación para acoger a niños de esta confesión.

Un productor le ofrece un guión sobre un director de orquesta represaliado por los comunistas rusos, que recluta a sus antiguos músicos, ahora en trabajos de supervivencia, para hacerse pasar por la actual orquesta del Bolshoi y dar un concierto en París. Le entusiasma la idea, en sintonía con otros de sus trabajos sobre personajes obligados a mentir, pero el guión no le parece a la altura, así que acaba reescribiéndolo él mismo con ayuda de Alain-Michel Blanc, que ya había colaborado con él en la historia del niño etíope. Ambos viajan a Rusia para conocer de primera mano detalles de la represión soviética que incorporan a la historia.

Mihaileanu es consciente de que se repiten en su cine los personajes que fingen ser lo que no son "Es un tema que me persigue a mi pesar", explica el realizador. "Quizá se deba al hecho de que mi padre se cambiara de apellido durante la guerra para sobrevivir durante el régimen nazi y luego en el estaliniano. Pero yo viví todo aquello de una manera positiva, hay en mí un conflicto entre estas dos identidades. Por otra parte, he sufrido durante mucho tiempo por ser considerado un "extranjero", da igual
dónde esté –en Francia o en Rumanía–. Hoy, lo veo como un elemento enriquecedor y estoy contento de estar en todas partes, al mismo tiempo dentro y fuera".

Protagoniza La fuente de las mujeres otro colectivo que se rebela ante la injusticia, las habitantes de una aldea que acarrean el agua desde una fuente situada en una montaña desde tiempos inmemoriales, aunque tal esfuerzo les cause problemas como perder a sus bebés cuando están embarazadas. En una interesante subtrama típicamente de Mihaileanu, un personaje miente en unas cartas con buenas intenciones. Aunque tratar la situación de la mujer en el mundo islámico podría haber desatado la polémica en determinados países, tuvo éxito en ellos gracias a que consigue un tono amable, poco ofensivo (a pesar de algún pasaje duro sobre la violencia doméstica), y también a que no especifica en qué país concreto transcurre la acción.

Trabajos destacados

Filmografía

Director

Director (6 títulos)
2016 | The History of Love
2011 | La source des femmes
estrella
6
2009 | Le concert
estrella
7
2005 | Va, vis et deviens
estrella
6
1998 | Train de Vie
estrella
6
1993 | Trahir
estrella
6

Guionista

Guionista (6 títulos)

Magazine