saltar al contenido principal

Biografía

Stephen Frears

06/07/2016
(Leicester, Leicestershire, Inglaterra, Reino Unido, 20/06/1941)
Premios: 1 Festival de Berlín Ver más
Ganador de 1 premio
Aprehendiendo la realidad, destapando la impostura
Stephen Frears

Stephen Frears ha desarrollado una carrera fílmica muy coherente, moviéndose en el mundo real, con historias que bucean en la impostura con la que tantas personas tratan de disimular sus miserias y contradicciones, en la búsqueda de una felicidad que a menudo resulta elusiva.

Stephen Frears es de los que cuenta que su dedicación al cine es una suerte de casualidad, una conjunción planetaria, pues no es de los que desde niño andaba con una cámara de cine contando sus propias historias. Nacido en Leicester en 1941, su padre era médico clínico, y su madre trabajadora social. Y a la hora de pensar en una dedicación profesional, optó por estudiar derecho en la Universidad de Cambridge, y en efecto, ahí obtuvo la licenciatura. En principio era el típico inglés medio, educado en el anglicanismo, aunque una primera sorpresa-descubrimiento llegó con los veinte años, cuando supo que su madre era de origen judío.

No tuvo estudios formales de cine, pero aprendió de dos maestros, trabajando como ayudante de dirección. Ellos fueron Karel Reisz, en el rodaje de Morgan, un caso clínico (1966) y Lindsay Anderson, mientras filmaba If... (1968). Además acudió a una “escuela” muy habitual en la forja de los cineastas británicos: la televisión, pues Frears participó en varias producciones de la BBC y la LWT. Conocer a Albert Finney en el teatro le facilitó además su debut en la dirección de largometrajes, con el actor filmó Detective sin licencia (1971), cinta deudora del cine negro, pero con un toque de humor muy “british”.

Pero lo cierto es que la estrella fílmica de Frears no brilló hasta que visitó Mi hermosa lavandería (1985), una historia de amor interracial rodada en 16 milímetros, con un aire realista en ambientes marginales, y que protagonizó un actor que también saltó a la fama desde ese mismo instante: Daniel Day-Lewis. El guión de Hanif Kureishi fue nominado al Oscar, y el director volvería a repetir con este libretista en Sammy y Rosie se lo montan (1987), otra historia de amores entre distintas etnias, aunque su repercusión fue menor. Antes había dirigido otro film que ayudó a cimentar su fama, Ábrete de orejas (1985), con guión del dramaturgo Alan Bennett, y otro actor que daría mucho que hablar, Gary Oldman, ello para contar la historia real del escritor Joe Orton –encarnado por Oldman–, al que asesinó a martillazos su amante homosexual Kenneth Halliwell –le daba vida otro gran actor, Alfred Molina–.

Inevitablemente, Hollywood llamó a su puerta, pero pudo seguir ocupándose de historias arriesgadas habitadas por personajes complejos, con sus pliegues y repliegues. Las amistades peligrosas (1988), respaldada por Warner, adaptaba la novela de Choderlos de Laclos, con sus intrigas palaciegas y tipos corrompidos empeñados en contagiar su corrupción a supuestas personas inocentes que tal vez no lo sean tanto. Christopher Hampton escribió el guión a partir de su propia adaptación para el teatro. El film obtuvo 3 Oscar, de 7 nominaciones, una de ellas la de mejor película. En esos juegos malabares con los que el cine siempre logra sorprender, al mismo tiempo se rodó Valmont, basada en la misma novela y con dirección del checo Milos Forman, que a pesar de una calidad comparable no logró la misma repercusión, pues llegó tarde, un año después.

Los juegos de simulación y los tipos taimados pasaron a convertirse en personajes habituales del cine de Frears, como pudo verse en sus siguientes filmes Los timadores (1990), cine negro basado en Jim Thompson, y Héroe por accidente (1992), donde la ironía sobre un héroe real cutre y otro falso mediático, estaba tamizada por un aire capriano. De todos modos este film quemó un poco al director, contar con estrellas como Dustin Hoffman no le hacía sentirse cómodo. Aunque más duro debió ser el film claramente fallido El secreto de Mary Reilly (1996), sobre la creadora de Frankenstein, con una insegura Julia Roberts de protagonista, y eso que repetía con él el amigo nada peligroso John Malkovich. Está claro que se siente más a gusto con filmes relativamente pequeños, y mejor sin divas, como Café irlandés (1993)

A partir de este momento se articula una carrera constante, donde Frears no para de trabajar, y en que se alternan cintas de interés con otras fallidas o sosainas, casi siempre rodadas en Europa. Entre las primeras destacan La camioneta (1996), Alta fidelidad (2000), La Reina (2006), Tamara Drewe (2010), Philomena (2013), El gran combate de Muhammad Ali (2013), The Program (2015). Entre las segundas son más o menos decepciones Hi-Lo Country (1998), Negocios ocultos (2002), Mrs. Henderson presenta (2005), Chéri (2009).

Basta recorrer la filmografía de Frears para observar la amplitud de sus intereses temáticos, aunque siempre abonado a retratar a personas de carne y hueso. Nunca ha querido escribir los guiones de sus películas, piensa que otros harán esa tarea mejor que él.

Sus filmes pueden gustar más o menos, pero nunca nadie dirá que son banales. Se puede decir que siempre parte de la realidad, y que le interesa mostrar la cara auténtica y las caretas con que los seres humanos se mueven por la vida. Le atrae la ambientación y extracción social, junto a la anormal normalidad de personajes corrientes que no lo son; y con frecuencia aborda las vidas de gente que existe (deportistas como Lance Armstrong o Muhammad Ali, la reina Isabel II, la escritora Mary Reilly, la cantante de ópera Florence Foster Jenkins, etcétera), o parte de fuentes literarias donde los escritores se han empeñado en bucear en la naturaleza humana. No extraña que sus actores con frecuencia hayan sido nominados al Oscar, e incluso, el caso de Helen Mirren, lo hayan ganado. Él ha sido nominado a la estatuilla dorada en dos ocasiones (Los timadores y La Reina), pero sin materializarse tal honor en el deseado premio.

Stephen Frears ha estado casado en dos ocasiones, con la periodista literaria Mary-Kay Wilmers y actualmente con la pintora Anne Rothenstein. En cada matrimonio ha tenido dos hijos, que han trabajado también en el mundo artístico y fílmico, pero sin destacar como el progenitor. Asegura con humor Frears que ser padre cuatro veces le ha ayudado mucho a tratar a sus actores, sobre todo a los divos, que muchas veces “son como niños”.

Trabajos destacados

Filmografía

Director

Director (28 títulos)
2017 | Victoria and Abdul
estrella
6
2016 | Florence Foster Jenkins
estrella
6
2015 | The Program
estrella
6
2013 | Philomena
estrella
6
2013 | Muhammad Ali's Greatest Fight
estrella
6
2012 | Lay the Favorite
2010 | Tamara Drewe
estrella
6
8
Chéri
2009 | Chéri
estrella
4
2006 | The Queen
estrella
8
2005 | Mrs Henderson Presents
estrella
4
2002 | Dirty Pretty Things
estrella
4
2000 | High Fidelity
estrella
7
13
Liam
2000 | Liam
estrella
4
2000 | Fail Safe
estrella
5
1998 | Hi-Lo Country
estrella
4
1996 | The Van
estrella
6
1996 | Mary Reilly
estrella
4
1993 | The Snapper
estrella
6
1992 | Hero
estrella
6
1990 | The Grifters
estrella
6
1988 | Dangerous Liaisons
estrella
6
1987 | Prick Up Your Ears
estrella
6
1985 | My Beautiful Laundrette
estrella
6
1984 | The Hit
estrella
5
1978 | A Visit from Miss Protheroe
estrella
6
1975 | Sunset Across the Bay
estrella
7
1972 | A Day Out
estrella
6
1971 | Gumshoe
estrella
5

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE