saltar al contenido principal

Biografía

Sydney Pollack

27/05/2008
(Lafayette, Indiana, EE.UU., 01/07/1934; † Pacific Palisades, Los Angeles, California, EE.UU., 26/05/2008)
Premios: 1 Oscar Ver más
Oscar
1986
Ganador de 1 premio
El cineasta polifacético
Sydney Pollack

Figura fundamental del cine de las cuatro últimas décadas, Sydney Pollack es uno de los realizadores más influyentes del cine americano desde su consagración a finales de los 60. Se le recuerda sobre todo por los siete títulos protagonizados por su gran amigo Robert Redford. Triunfó en el terreno del thriller y el drama, pero fue capaz de abordar con gran éxito casi todos los géneros. Pollack fue también un productor muy activo y un competente actor, que ha trabajado a las órdenes de Stanley Kubrick, Robert Zemeckis y Woody Allen. El irrepetible Pollack falleció en la madrugada del 27 de mayo de 2008, en su residencia de Los Ángeles, a los 73 años, como consecuencia de un cáncer que le fue diagnosticado diez meses atrás.

Nacido el 1 de julio de 1934 en Lafayette, localidad del estado de Indiana (EE.UU.), Sydney I. Pollack era hijo de un matrimonio de judíos procedentes de Rusia. Su madre era ama de casa y su padre pasó de ser boxeador a regentar una farmacia. Tuvo una infancia desgraciada que quizás fue el germen de su creatividad, como en los trágicos casos de tantos y tantos autores, pues sus padres se divorciaron cuando era muy joven, y su madre –que tenía problemas con el alcohol– falleció prematuramente. Tras finalizar sus estudios secundarios en Indiana, Pollack se mudó a Nueva York con el objetivo de convertirse en actor, su vocación desde siempre.

A mediados de los 50, Pollack estudió interpretación con el reputado maestro Sanford Meisner (Suave es la noche). Y aunque hizo un paréntesis para servir durante dos años en el ejército, a continuación se reincorporó a la escuela de Meisner para convertirse en profesor. Se enamoró de una de sus alumnas, Claire Griswold, que se convirtió en la mujer de su vida y se casó con él. El matrimonio tuvo tres hijos, uno de ellos –Steven Pollack– murió en accidente de aviación en los 90. En el terreno profesional, Pollack interpretó algún papel en los escenarios, y debutó como actor de cine con un papel importante en War Hunt, drama bélico sobre la guerra de Corea, en cuyo rodaje intimó con uno de sus compañeros de reparto, un desconocido que atendía al nombre de Robert Redford, y que por entonces sobrevivía con pequeños papeles en series televisivas. El propio Pollack también aceptó interpretar roles en episodios sueltos. Durante sus rodajes televisivos se hizo además muy amigo de John Frankenheimer y de Burt Lancaster, que le convencieron para que se lanzara a la dirección en la pequeña pantalla. Acabó convertido en responsable de capítulos de Alfred Hitchcock presenta y El fugitivo, y debutó como realizador en la gran pantalla con La vida vale más, un vigoroso drama con Sidney Poitier y Anne Bancroft. Su primer gran éxito fue Propiedad condenada, adaptación de una obra de Tennessee Williams que contaba con Francis Ford Coppola como guionista. Para interpretar al protagonista, un forastero que llegaba a un pueblecito en los años de la Gran Depresión, Pollack llamó a su amigo Robert Redford, que a partir de ese momento se convertiría en su actor fetiche, y que formó una gran pareja en la pantalla con Natalie Wood, la soñadora hija de la posesiva dueña de la pensión en la que él se aloja.

A finales de los 60, Pollack se resignó a dejar la interpretación en segundo plano, y se concentró en la realización. Se convirtió en el cineasta favorito del citado Burt Lancaster a quien dirigió en El camino de la venganza, y La fortaleza, aunque también se hizo cargo de algunas secuencias de El nadador, sin que su nombre apareciera en los créditos. A continuación retomó las penalidades de los años 30, en Danzad, danzad, malditos, con Jane Fonda, en la que un maratón de baile se convertía en metáfora de las dificultades de la época. Dirigió a grandes actores, como Robert Mitchum en el thriller sobre la mafia japonesa Yakuza, a Al Pacino, en Un instante, una vida, basada en una novela de Erich Maria Remarque, a Paul Newman, en el drama Ausencia de malicia, y a Dustin Hoffman en la deliciosa comedia Tootsie. Sin embargo, sus mejores títulos son sus siguientes colaboraciones con Redford, como el atípico western Las aventuras de Jeremiah Johnson, el drama nostálgico Tal como éramos, también con Barbra StreisandEl jinete eléctrico, en la que volvió a contar con Jane Fonda, el inolvidable thriller Los tres días del cóndor, y sobre todo su gran obra maestra, Memorias de África, también con Meryl Streep, basada en varios libros de Isak Dinesen. Pollack recibió dos Oscar –relativos a mejor director y película, puesto que también era el productor– de los siete que contabilizó en total. Su último trabajo con Redford fue Habana, muy inferior a los demás.

Quizás por la maldición que según la leyenda urbana va asociada de vez en cuando al Oscar, lo cierto es que las dos estatuillas no le sentaron del todo bien a Pollack. Desde que las recibió se tomó sus siguientes películas con tranquilidad, y nunca logró la brillantez del pasado. Dirigió La tapadera, basado en una novela de John Grisham,Sabrina (y sus amores), correcta revisión de un clásico de Billy Wilder, el decepcionante drama Caprichos del destino, con Harrison Ford, y el thriller La intérprete. Su último trabajo ha sido el documental biográfico Apuntes de Frank Gehry, sobre el famoso arquitecto. En realidad, desde los 90, Pollack parecía mucho más interesado en la producción, de grandes títulos, como En busca de Bobby Fischer o Sentido y sensibilidad. Desde ese década se prodigaba mucho también como actor, en títulos como El juego de HollywoodMaridos y mujeresAcción civilEyes Wide ShutAl límite de la verdadLos Soprano y Michael Clayton. Le gustaba aparecer también en algunas de sus películas (El jinete eléctricoTootsieCaprichos del destino y La intérprete). Su último trabajo delante de las cámaras fue en la comedia La boda de mi novia, aunque en sus últimos meses de vida también había ejercido como productor de The Reader, de Stephen Daldry. A finales de 2007 estaba rodando el telefilm Recount, sobre el recuento en los votos de Florida en las elecciones estadounidenses, cuando le fue diagnosticada la terrible enfermedad, por lo que tuvo que ser sustituido por Jay Roach.

Trabajos destacados

Filmografía

Director

Director (21 títulos)
2005 | Sketches of Frank Gehry
estrella
6
2005 | The Interpreter
estrella
6
1999 | Random Hearts
estrella
7
1995 | Sabrina
estrella
5
1993 | The Firm
estrella
6
1990 | Havana
estrella
4
1985 | Out of Africa
estrella
7
1982 | Tootsie
estrella
7
1981 | Absence of Malice
estrella
7
1979 | The Electric Horseman
estrella
5
1977 | Bobby Deerfield
estrella
5
1975 | Three Days of the Condor
estrella
6
13
Yakuza
1974 | The Yakuza
estrella
7
1973 | The Way We Were
estrella
6
1972 | Jeremiah Johnson
estrella
8
1969 | They Shoot Horses, Don't They?
estrella
7
1969 | Castle Keep
estrella
4
1968 | The Scalphunters
estrella
6
1966 | This Property Is Condemned
estrella
6
1965 | The Slender Thread
estrella
6
1963 | The Fugitive | Serie TV
estrella
7

Intérprete

Intérprete (12 títulos)

Fotógrafo

Fotógrafo (1 títulos)

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto