saltar al contenido principal

El cine que no cesa. Que no cesa de estrenarse, y no se pierde a pesar de tanto título, partida de ajedrez casi legendaria, donde verlo todo sería poco menos que lograr la cuadratura del círculo.

Como hay tanto estreno, mejor empezar por lo más recomendable, ¿no os parece? Confieso mi debilidad por Z, la ciudad perdida, cinta de aventuras basada en hechos reales, que me atrapa de principio a fin, esa exploración selvática por la amazónica Bolivia, donde sale lo mejor y lo peor de las personas, la intrepidez y audacia, pero también la mezquindad, merece ser vista en una gran pantalla. Me encantaría además que las fans de Robert Pattinson le vieran aquí, que está casi irreconocible. También parte de la realidad la curiosa historia de amor interracial de Un reino unido, entre el heredero de Bechuanalandia y una secretaria inglesa, David Oyelowo y Rosamund Pike.

También tiene interés El círculo, basada en el best-seller de Dave Eggers, también coguionista, exploración del mundo de internet que, lado oscuro del que ya nos advertía la serie Black Mirror, nos está volviendo un poco tontos. El film protagonizado por Emma Watson y con Tom Hanks como productor y secundario de lujo se ve muy bien, aunque le falta un desenlace más enfático y catártico, el que se nos ofrece sabe a poco.

Risas de calidad, con una trama con enjundia que invita a saber madurar y tener los pies en el suelo, es la propuesta de Casi leyendas, comedia argentina con un Santiago Segura que logra sorprender en un inesperado registro. También se mueve en el género Wilson, con Woody Harrelson de misántropo protagonista, personaje que surge de un cómic de Daniel Clowes.

Además, en el capítulo documental, y a punto de cumplirse el 13 de mayo el centenario de las apariciones, Fátima, el último misterio indaga en las revelaciones de la Virgen a tres pastorcillos sin apenas letras, en plena Primera Guerra Mundial.

El cine inquietante presenta esta semana dos caras muy distintas. Los demonios es un film canadiense que da mal rollo, al hablar de depredadores sexuales y adultos que hacen dejación de su deber de educar a la infancia. Mientras que Nunca digas su nombre se ciñe más a los cánones de la típica película de miedo y sustos, con trío de jóvenes en siniestro caserón.

Polis y narcos, la venganza será terrible, estos mimbres propician Noche de venganza, remake de una película francesa, que se deja ver, pero que suena a ya vista, aun si se desconoce el original.

Tiene muy buena factura El jugador de ajedrez, película española que incluye guerra civil y Segunda Guerra Mundial, con nazis malos, y supuestos amigos que no lo son; detrás, Luis Oliveros, que dejó agradable sabor de boca con la miniserie El ángel de Budapest.

El cine infantil animado llega en esta ocasión de Rusia, Ovejas y lobos, donde la transformación de un lobo en carnero por efecto de una poción obliga a la necesaria maduración.

Por último consignamos el estreno de tres títulos que no hemos tenido ocasión de visionar, se trata de Seoul Station, Herederos de la bestia y Pasaje al amanecer.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto