saltar al contenido principal

En España no somos muy de sacar la bandera del país y lucirla con orgullo. Más bien existe miedo de que te llamen facha, da igual que luzca en medio el escudo constitucional. La excepción la constituían los triunfos deportivos de la selección nacional. Hasta ahora.

 

Está claro que la situación extraordinaria vivida por el desafío del procés en Cataluña ha cambiado el paisaje. No hay más que pasearse por las calles de cualquier rincón de España, será raro no encontrar alguna bandera patria colgando de un balcón.

Curiosa coincidencia, también 2017 ha sido el año con más películas donde se observa extensamente la presencia de la bandera española. He contabilizado tres títulos muy dispares, y uno además no es español, sino estadounidense, aunque eso sí, la historia transcurre en España. A cambio uno, español, no transcurre en nuestro país, lo que no impide el ondear de la bandera rojigualda. Casi parece que se cumple lo del final de una película de John Ford, Fort Apache, aquel “ya no veo nada, no veo más que las banderas”, los errores en las decisiones quedaban sepultados en lo más noble de aquel desastre, lo que sería la masacre de Little Big Horn.

zona hostil banderaPero vayamos a las películas con banderas españolas, y empiezo por la más obvia, Zona hostil. Con Ariadna Gil de protagonista, se inspira en hechos reales, una misión del ejército español en Afganistán para ayudar a los civiles machacados por los talibanes. Si en un título como éste, que ha contado con la colaboración del ejército, no aparece nuestra bandera, apaga y vámonos. Y por supuesto, claro que aparece, en medio de los esfuerzos para evitar que un helicóptero caído caiga en las manos equivocadas.

fe de etarras banderaEs una comedia peliaguda Fe de etarras, con el delicado tema del terrorismo hemos topado. Pero Borja Cobeaga se las arregla para entregar un film amable, donde los terroristas que se ocultan en un piso esperando la orden de comentar un atentado, deben pasar inadvertidos entre sus vecinos, lo que supone en pleno mundial de fútbol de Sudáfrica envolverse con la bandera española, alegrarse cuando mete gol la selección, y tener en el balcón la bandera más grande del barrio. Ironía fina, donde luce el rojo y amarillo.

ferdinand ventas banderaFinalmente, una película estadounidense, de animación para más señas, y que está situada íntegramente en España. Sorprende lo bien ambientada que está Ferdinand, la historia de un toro, al que le gustan más las flores que el previsible destino de acabar toreado en la plaza. Se recrea de maravilla un cortijo andaluz, y en Madrid resultan perfectamente reconocibles la plaza de Cibeles, atascadísima, y la estación de Atocha. El detalle está cuidado hasta en lo relativo a las matrículas de los coches.

Y aquí, donde lucen las banderas de España, numerosísimas, es en la madrileña Plaza de las Ventas. Adornan los sitios del público, y ondean en la misma plaza. E hilan tan fino, que hasta se puede ver agitada por el viento la bandera de la Villa de Madrid, y hasta la de la Comunidad de Madrid. Olé por Carlos Saldanha y los chicos de Blue Sky.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto