saltar al contenido principal

Quizá nunca habría escuchado hablar de la película irlandesa “Zoo” –no hay noticias sobre su futuro estreno en España– si no fuera porque Peta, una de las asociaciones que vela por los animales que aparecen en las películas, haya llamado al boicot a sus potenciales espectadores.

Aunque en este caso quizá sería mejor decir que Peta vela por que los animales no aparezcan en las películas. Al menos es el caso de Zoo, film escrito y dirigido por el desconocido Colin McIvor, cuyo estreno en Irlanda está previsto para el próximo viernes 29 de junio.

Al parecer la película Zoo está basada en hechos reales, y cuenta los esfuerzos de un chaval, Tom, por salvar a una cría de elefante, Buster, de los bombardeos que sufre Belfast durante la Segunda Guerra Mundial. Según informa The Irish Times, los chicos de Peta (People for the Ethical Treatment of Animals, Gente a favor del trato ético de los animales) consideran terrible que en la película hayan utilizado un paquidermo de verdad, con lo fácil que, dicen, habría sido recrearlo digitalmente, de modo que así el animal no sufriera. Elisa Allen, directiva de esta organización, explica que “los animales no son actores y como hoy en día los cineastas tienen acceso a imágenes generadas por ordenador, animatronics y otras tecnologías punteras, simplemente no hay excusa para someter a los animales al riesgo de un daño físico, el entorno confuso de un set de producciòn con sus luces brillanes y ruidos que asustan, además del estrés del entrenamiento, viajes y confinamiento”. Por eso invita a los espectadores al boicot. La ironía es que la película lo que cuenta es cómo su protagonista hace lo posible y lo imposible para evitar que la elefanta Buster sea víctima de alguna explosión.

Visto lo visto, y dado que Toby Jones es uno de los actores, que también está presente en Jurassic World: El reino caído, hay que decir que prefieren en Peta la solución del film de Jota Bayona, aunque claro, no era fácil que el director español usara dinosaurios auténticos, susceptibles de sufrir el estrés de una loca subasta en un sótano. Me ha llegado la noticia de que se extinguieron hace muchos, muchos años.

Es curioso, pero se ve que con los animales hay una tendencia contraria a la que últimamente rige sobre las personas en el cine, donde grupos étnicos protestan si un blanco da vida a un negro, o si no se recurre a auténticos nativos americanos para encarnar a estos personajes, se considera una falsificación de la historia y una falta de respeto proceder de ese modo.

Pero bueno, ¡pobres animales, que les impiden actuar! ¿Cómo pueden negar a Nellie –que así se llama la elefanta que da vida a Buster–, el derecho animal a la fama? ¿La quieren tener aburrida, encerrada en una jaula? O aún peor, ¿entretenida con la película en que un animatronic le roba el papel de su vida? Por favor, ¡qué ver-güen-za!

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE