saltar al contenido principal

 

Como en el caso de Rogue One, una historia de Star Wars yo también puedo elaborar spin-offs, en mi caso de mis propios escritos blogueriles. En uno anterior comentaba que nos aguardaban los más tenebrosos derivados de la saga galáctica. Por si les sirve de ayuda a los ejecutivos de Walt Disney, he maquinado unos cuantos.

 

jar jar binks1. El show de Jar Jar Binks. Uno de los habitantes de Gungan descubre que vive dentro de una telecomedia absurda que se emite en Telecinco, después del programa de Belén Esteban. Todo lo que tiene alrededor son decorados, y técnicos. Una vez que se escapa, la conversación con George Lucas, su creador, del tipo de la que mantiene Jim Carrey con Ed Harris en El show de Truman, promete ser apasionante.

2. Mak Nolog, guardia gamorreano. Comedia amable en torno a la vida rutinaria de uno de los servidores alienígenas más veteranos de Jabba the Hutt, brutote pero campechano y querido por sus compañeros, a quien su esposa le comunica que va a ser padre biológico al fin, tras 20 años de matrimonio. Propongo resucitar artificialmente para los diversos personajes a los inolvidables Manolo Morán y Pepe Isbert.

oficial y caballero jedi3. Oficial y caballero Jedi. Todavía estoy ultimando el argumento, pero aquí lo que realmente importa es que al final aparezca Richard Gere en la fábrica de maquinaria aeroespacial donde trabaja la protagonista femenina, para levantarla en el aire mediante el poder de la Fuerza y llevársela.

4. Las aventuras de Priscilla, reina de Tattooine. Road movie sobre tres drag queens que atraviesan el desierto en un destartalado reptador de las arenas para montar su espectáculo en una cantina galáctica. Uno de ellos en realidad busca a un joven del lugar porque tiene que decirle: “Yo soy tu padre”.

5. Los vigilantes de Dagobath. Se crea un cuerpo especial dedicado a salvar a todo aquél que pretenda darse un chapuzón en las turbias aguas del pantano, en el planeta donde vive Yoda, actividad que se ha puesto de moda como deporte de riesgo. Esta absurda premisa da igual, pues todo es una excusa barata para una sucesión de secuencias de tíos cachas y buenorras en bikinis similares al de la princesa Leia en El retorno del Jedi correteando venga a cuento o no.

6. Por un puñado de créditos. Al principio, el Imperio y la Alianza Rebelde convivían en plácida armonía. Pero un extranjero sin nombre dispuesto a vengarse de ambos por razones misteriosas, se infiltra en cada bando para sembrar la discordia.

7. Tres stormtroopers y un biberón. Al acabar su turno, tres soldados imperiales de un destructor, que comparten habitáculo, descubren que una mujer les ha dejado un bebé en la puerta, argumentando por si cuela que uno de ellos es el padre. Así que desde ese momento se convierten en reclutas imperiales con niño.

orson krennic8. Mujeres al borde de un ataque rebelde. Ya que aprecian tanto en Estados Unidos a Pedro Almodóvar, que le den la oportunidad de dirigir su pequeña aportación a esta franquicia. Ya imagino a Marisa Paredes interpretando a la esposa del oficial Orson Krennic, deprimida porque se está distanciando de él, así que le sigue para descubrir que cuando termina su turno de trabajo al servicio del Imperio, acude a una cantina galáctica, donde tiene gran éxito por las noches travestido como la cantante Estrellita Castro de la Muerte.

9. El bosque (de Endor). Ofrezcámosle también la posibilidad de aportar su granito de arena al bueno de M. Night Shyamalan, que además cubrirá la representación de la etnia india, interpretando él mismo algún papel. Dos niños graban una visita a su abuelo, el gobernador Tarkim, que como si fuera irrompible ha sobrevivido no se sabe cómo a la destrucción de la Estrella de la Muerte, así que se ha establecido entre los árboles en el planeta de los ewoks, formando una comunidad que ha renunciado a utilizar cualquier tipo de tecnología con los hijos de Will Smith. Al final, el oficial imperial descubre que es una especie de holograma y está muerto.

Vacaciones en Mos Eisley10. Vacaciones en Mos Eisley. Comedia romántica en la que harta de vivir pendiente del protocolo, una jovencísima princesa Leia se escapa para saber qué se siente viviendo como un ciudadano de a pie por un día, así que conocerá a un periodista de la Gaceta galáctica que la acompaña a dar paseos en moto jet. Ya veo la escena en la que ambos meten la mano dentro del pozo de Sarlacc, a ver si muerde.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto