saltar al contenido principal

Rellenaría hoy todo el blog centrándome en Anya Taylor-Joy, nuestra nueva musa friki, tras sus excelentes trabajos en la inquietante La bruja, el interesantísimo film de ciencia ficción Morgan, y Múltiple, nuevo estreno de M. Night Shyamalan. Ambos han visitado Madrid para presentarnos a los periodistas especializados la cinta, junto a James McAvoy, que tiene el mérito de interpretar a un tipo con 23 personalidades, lo que deja a Norman Bates en un colegial inofensivo. El texto lo publicaremos en decine21.com en dos semanas (cuando se estrene la peli, no es que no tenga ganas de trabajar, malpensados).

Ya no se puede decir que una actriz es… ¡guapa! El otro día un colega escribió semejante afrenta de no recuerdo qué estrella y se le echaron encima. ¡Sufrió un linchamiento en Twitter como si se hubiera atrevido a sugerir que Miguel de Cervantes era francés! ¡A las mujeres no se les puede mirar sólo por su físico! Posiblemente tenían razón, no quiero frivolizar sobre el problema del machismo, todo lo que contribuya a los maltratos domésticos debe ser erradicado. Pero –ponedme a caldo en redes sociales, qué se le va a hacer–, uno es humano, el caso es que la argentino-británica quita el hipo. ¡No es culpa mía!

multiple 5Esto no quiere decir que no reconozca que le sobra talento pese a su juventud, tiene pinta de que interpretará papeles memorables. Si sirve de atenuante para que me claven menos cuchillos, o lo hagan con un poco menos de saña, tengo que añadir que a su lado tenía al profesor Charles Xavier, que tiene buena planta, el hombre, tampoco nadie podría negarlo.

Aún no debo haberme recuperado del todo del soponcio de haber conocido a semejante mujerón, pues no consigo escribir en el blog, sobre otros temas. Os aseguro que iba a versar sobre el cumbayá y 'buen rollito' indio que destila el director de El sexto sentido, que además hace reír a carcajadas a sus interlocutores imaginando terroríficas secuencias de suspense con lo que está viendo a su alrededor. Y que yo estaba deseando también hablar largo y tendido sobre la ‘sorpresita’ que tiene reservado el realizador para el final… (no, no la váis a adivinar). O del desparpajo de McAvoy. Pero nada, mi mente está en plan monotemático.

Así que os voy a contar que resulta curioso que la chica haya acabado en pelis que dan mucho miedo, pues recuerda que le daba reparo ver ninguna película del género. Al final se metió a ver, hace tiempo, El proyecto de la bruja de Blair, y quedó aterrorizada, hasta el punto de que no durmió en dos semanas.

Pensó que no quería volver a sabe nada de ese tipo de cine para el resto de su vida.

Sin embargo, le han llegado buenas oportunidades profesionales en este terreno, primero con La bruja, después con Múltiple. Y no ha tenido más remedio que echarle valor a la vida, con resultados de primera. ¿Cómo lo hace? “Durante el rodaje tengo que estar muy apoyada, sentir que somos una verdadera familia y nos queremos. Con temas tan oscuros nos volveríamos locos si no nos divertimos en los descansos. Necesitámos momentos de desahogo”. Ay, qué sería de la vida sin instantes como en los que conoces a alguien así…

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine