saltar al contenido principal

 

“Para mí, el cine son cuatrocientas butacas que llenar”, dijo Alfred Hitchcock, que lo conseguía de sobra con historias que te atrapan, te hacen vibrar y no te sueltan. Por desgracia, no todos los profesionales del cine tienen el mismo talento, pero tienen que comer igual, y llenar las salas. Así que a veces recurren a tácticas de guerrilla no tan loables como las del Maestro del Suspense.

Todo vale, con tal de cobrarte el dinero de la entrada. Repasamos las engañifas más significativas:

1. Reparto engañoso. ¿Alguno ha ido a ver 12 años de esclavitud porque el tráiler dejaba bien claro que participaba Brad Pitt y se ha decepcionado porque sólo aparece en una escena? ¿Pagaste un ticket de El árbol de la vida por tu ídolo, Sean Penn y descubriste que apenas se le ve? Según el tráiler y el cartel, Tom Hanks encabeza el reparto de la decepcionante Tan fuerte, tan cerca. Pero su personaje (padre muerto del niño protagonista)… ¡casi no sale! El verano pasado se promocionó a bombo y platillo al Joker encarnado por Jared Leto, que apenas no asoma su macabra sonrisa en Escuadrón suicida.

alien invade la tierra2. Explotar el tirón de un éxito reciente o lejano. ¿Que peta las taquillas Tiburón? Pues lanzamos Piraña, Tentáculos, Orca, la ballena asesina y similares. ¡El público pica seguro! A Conan, el bárbaro le siguió Átor, el poderoso. La guerra de las galaxias tuvo una réplica infame, titulada Star Crash, choque de galaxias, Tras Alien, el octavo pasajero se apresuraron a sacar Alien invade la tierra y recientemente se estrenaba en las pantallas Life, un remake inconfeso del film, ¡pues pasan las mismas cosas!

3. Poner títulos en español que evocan a algún gran éxito con el que generalmente tienen poco que ver. Por ejemplo, la espantosa parodia del cine de ciencia ficción A Space Travesty tenía poco interés, así que aprovechando que trabajaba Leslie Nielsen, aquí la llamaron 2001: Despega como puedas, para relacionarla con las sagas de Aterriza como puedas y Agárralo como puedas. Tenemos también Espía como puedas, Esquía como puedas, Acampa como puedas y Mafia, ¡Estafa como puedas! (cuyo título se puede aplicar a lo que está haciendo la distribuidora).

howard el pato4. Usar la coletilla “de los creadores de”. Puede que el film no sea excesivamente bueno, pero siempre se puede echar mano del tirón de algún trabajo anterior de alguien que esté implicado. De esta forma se producen aberraciones, por ejemplo vender la infame La teniente O’Neil, como del autor de ¡Blade Runner!, la inenarrable Howard, el pato, como “del responsable de La guerra de las galaxias e Indiana Jones” o mi favorita (sugerida por Jaime Fernández), la comedieta ponzoñosa Jack, cuyo póster anunciaba orgullosa… ¡del director de El padrino!

5. Trailers engañosos. No dejes que una mala peli te impida montar un buen avance para que incautos espectadores se dejen el sueldo en las taquillas. Incluso films excelentes han tenido que camuflarse, porque resultaban complicados de vender a los espectadores, esto explica que el thriller dramático Drive se publicitara como un sucedáneo de Fast and Furious, teóricamente repleto de persecuciones, que luego no se ven.Mi favorito, ése de Sweeney Todd, el diabólico bárbero de la calle Fleet que ocultaba 'el pequeño detalle' de que… ¡se trata de un musical.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto