saltar al contenido principal

 

 

Cuenta la leyenda que cuando Jim Gianopulos, nuevo CEO de Paramount, se incorporó a su despacho, se asustó un poco al ver que Transformers: El último caballero había recaudado menos que las anteriores entregas de la espantosa saga robótica. “¿Qué tenemos para el futuro?”, preguntó a sus subalternos, que le contestaron “No se preocupe, señor Gianopulos, nos va a rodar una peli  J.J. Abrams, que ha recaudado muchos dólares para el estudio, con Star Trek y Misión imposible III”. “Ah, que le llamen”. “Ay no, señor Gianopulos, me acabo de enterar de que le han llamado para rodar el capítulo IX de Star Wars, y nos ha dejado tirados”. “Vaya”. “Pero no se preocupe. Tenemos un as en la manga, vamos a estrenar Madre!, de Darren Aronofsky”.

“Genial, quiero verla”, respondió. Pero cuando terminó la proyección se había quedado blanco. No comprendía nada.

Sin perder la calma el ejecutivo la llevó al Festival de Venecia, donde provocó extremas reacciones de los críticos, algunos la clasificaron como obra maestra, otros escribieron que 'vaya tomadura de pelo'. No había término medio. Pero ay, el público, engañado por el tráiler que la promociona como un thriller normal con Jennifer Lawrence y Javier Bardem, no aguanta media hora, se producen deserciones en masa, y se acuerdan de la señora que trajo al mundo a Aronofsky. “No se entiende”, es la queja más generalizada. Mal boca a oreja, debutó con mal pie en la cartelera estadounidense.

Así que cuando fui a ver la dichosa peli temía lo peor. Pero hete aquí que tras tragarme entera la nueva temporada de Twin Peaks (ésa sí que es la madre de todas las idas de olla, ved el episodio 8, cumbre de las series modernas), cualquier otra cosa me parece para ‘dummies’. Creo que Madre! no resulta complicada, otra cosa es que esta visión tenebrosa de la religión, que ofrece una descripción del ser humano propia de un sociópata, os parezca ‘un poco’ pretenciosa. Pero sí, vamos, desde su debut, Pi, Aronofsky ya dejó claro que humilde precisamente no es.

madre Jennifer LawrenceDecíamos ayer en otra entrada del blog que los críticos deberíamos servir entre otras cosas para explicar pelis, así que lo intentaremos con ésta. Si la captaste a la perfección (seguro, si también viste Twin Peaks) pues pasa de leerme. También si no la has visto, pues me siento incapaz de explicar nada sin 'spoilers'.

Yo también detesto las alegorías, pero estamos ante una. La clave la da al final el poeta cuando su esposa le pregunta quién es, y él responde algo así como “Yo soy el que soy”, o sea Yahve. Vamos que es Dios. Como los excesos de la peli a veces dan risa, estaríamos ante una “divina comedia”.

Según esto, la Madre Tierra (el cineasta se declara ecologista extremo), representada por el personaje de Lawrence, viviría en paz y armonía con el Ser Supremo, de no ser porque las personas que habitan en el mundo tienen la mala costumbre de abusar de ella, desde que entraron en escena Adán y Eva, que serían los personajes de  Ed Harris y Michelle Pfeiffer. Peor aún, se pelean entre ellos, casi siempre por el dinero, como en el caso de la herencia que enfrenta a los hijos de éstos; uno de ellos mata al otro al más puro estilo de Caín y Abel.

Pero no sólo eso. Los muy capullos (qué bien debe sentirse Aronofsky cuando está solo), pulverizan lo que se ha elaborado con cariño (el realizador tuvo la idea para el film cuando escuchó a otras personas poner a caldo sus pelis más marcianas); y destruyen el Medio Ambiente. Por muchas advertencias de que lo que hacen está mal, no escuchan. Para colmo de males, Dios quiere a los hombres más que al planeta, les acepta con sus errores, hasta les perdona que maten a su hijo (o sea Jesucristo) y que se lo coman, en una clara metáfora, bastante desquiciada por cierto, de la Eucaristía. Como no puede más, la Madre Tierra al final arde (aludiendo al calentamiento global).

No, a mí tampoco me extraña que Rachel Weisz cambiara a su marido, Darren Aronofsky, por James Bond. Acostarse con él y que te cuente que va a rodar esta peli y te la intente explicar debe ser insoportable.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto