saltar al contenido principal

Hace años que no escribo en este blog sobre Stephen King, al que he puesto muchas veces a caldo, desatando la ira furibunda de los incondicionales. La ‘versión literaria de los McDonalds’ ha reconocido que nos ha timado en alguna que otra ocasión. En su libro “Mientras escribo” hablaba de que un día se dio cuenta de que el contenedor de vidrio junto a su casa estaba lleno de botellas, y que todas eran suyas y recientes, por lo que dedujo que sufría un problema grave con la bebida. “Tengo una novela de esa época, “Cujo”, que ni siquiera recuerdo que había escrito”.

Stephen King y Owen KingEstupendo, pues devuélveme el dinero que me costó “Cujo”, que efectivamente, es de las peores. Y el de la entrada para ver la peli, que también tenía narices.

Para colmo de males, fue a peor en lo que se refiere a adicciones. “creo que “Tommyknockers” es un libro horrible. Fue el último que escribí antes de desengancharme de la cocaína”. ¡Vaya por Dios! Desde luego, al hombre no le falta sinceridad, eso hay que reconocerlo.

Portada 19.29.27Ahora acaba de publicarse en España “Bellas durmientes”, coescrito con su hijo, Owen King. Como su otro vástago, Joe Hill, publica libros interesantes, como “El cofre del hombre muerto”, tenía curiosidad por saber qué tal se le daba escribir al otro.

Craso error. Dentro de un tiempo hasta él mismo reconocerá que se trata de un truñaco. No quiero ni pensar qué se habrá tomado esta vez. Estamos ante la primera obra de Stephen King que reproduce en la realidad lo que cuenta, ya que va sobre las mujeres de Dooling, una pequeña localidad, que por culpa de un virus –que luego se extiende a la totalidad del mundo– se quedan dormidas. Pues bien, con este volumen ya seas mujer u hombre, resulta difícil mantenerse despierto. Si tienes insomnio, mano de santo, dos párrafos y te reúnes con Morfeo ipso facto.

Aprovecho la ocasión para recopilar las historias más locas del autor de Maine.

Las 10 anécdotas más desquiciadas de Stephen King

Jack Torrance1. De todos sus personajes, considera que el más autobiográfico es nada menos que Jack Torrance, de El resplandor. Sí, sí, el tipo al que despiden por problemas con el alcoholismo, así que se tiene que buscar un empleo como vigilante en un hotel perdido en mitad de la nieve, en el que trata de escribir una novela pero enloquece hasta el punto de perseguir a su familia para aniquilarla (Jack Nicholson en el film). “Cuando escribí el libro, bebía tanto como él. Originalmente le veía como un personaje heroico que luchaba contra sus demonios como yo, o sea lo que los hombres fuertes de Estados Unidos deben hacer”.

2. Sufre triscaidecafobia, o sea que el rey del terror le tiene a su vez pánico al número 13. “Esa cifra siempre me pone los pelos de punta”, declaró. “Cuando estoy escribiendo, nunca dejaré de trabajar en la página 13 o múltiplo”.

3. Le asustan muchas otras cosas, desde que fue testigo de la muerte de su mejor amigo del instituto, atropellado por un tren. Guillermo del Toro cuenta que le sentaron a su lado en el estreno de El laberinto del fauno, y que en la persecución del Hombre Pálido se tapaba la cara. Él mismo ha contado que se murió de miedo cuando después de escribir It, donde el payaso Pennywise aterrorizaba a los protagonistas, viajó en un avión cerca de un tipo disfrazado de Ronald McDonalds, con un cigarro en una mano y un gin-tonic en la otra. Era una especie de clown en decadencia que se pasó todo el trayecto fumando y bebiendo.

Misery4. Cuando le arrolló una furgoneta en 1999, se prohibió a las enfermeras que le atendían hacer bromas sobre Misery. Como es bien sabido, compró el vehículo que causó el accidente, para destrozarlo a martillazos.

5. No duerme nunca. Tras el atropello ha reducido su producción, así que ya sólo escribe… ¡entre uno y dos libros al año! Antes era capaz de mucho más. Pero no contento con este ritmo brutal de trabajo, además afirma que tiene una biblioteca formada por 17.000 libros. Alega que los ha leído todos, lo que parece cierto, pues opina habitualmente de Literatura con buen criterio. “Yo me he pasado la vida defendiendo los best-sellers, pero lo que escribe E.L. James es basura”.

6. Entre 1992 y 2012 fue guitarrista del grupo Rock Bottom Remainders, formado por escritores famosos, y Matt Groening, creador de Los Simpson, que tocaba el cencerro. Conseguían críticas desiguales, pero ellos se lo tomaban con mucho humor: “Se nos da igual de bien tocar música rock que a Metallica escribir novelas”.

7. Protagonizó un anuncio de American Express que se hizo muy popular en Estados Unidos, donde aparece con una vela y un siniestro cuervo en el interior de una lúgubre mansión encantada. “¿No es la vida un poco aterradora sin una tarjeta de crédito?”, preguntaba.

8. Odia a Donald Trump. Llegó a declarar que “fuentes confiables revelan que Donald Trump es en realidad Cthulhu. El peinado absurdo no es casual. En realidad, oculta los tentáculos”.

9. Tiene una espina clavada: triunfar en el musical. En 2012 escribió con el cantante John Mellencamp el musical “Ghost Brothers of Darkland County”, en torno a una casa encantada, pero los espectadores no quedaron tan encantados, así que apenas fue nadie a verlo. Ya en 1988, se estrenó en Broadway la versión musical de Carrie, calificada por The New Yorker como "el peor musical de todos los tiempos", y por el Times como “un desastre mayor que el del Hindenburg”. Se estrenó el 12 de mayo de 1988, y finalizó tres días después, porque no iba nadie, generando unas pérdidas de siete millones de dólares.

Stephen King John Lennon10. En Estados Unidos, muchos teóricos de la conspiración están convencidos de que Stephen King… ¡mató a John Lennon! En realidad esta historia es una leyenda urbana, basada en que la última foto que se tomó del ex líder de The Beatles le muestra firmando un autógrafo a David Chapman, el tipo que después le disparó. Pero existen quienes argumentan que en realidad el hombre que aparece en la instantánea es el escritor, y que Chapman fue elegido como cabeza de turco por su parecido. La explicación tiene hasta su lógica, Lennon estaba siendo muy crítico con la Guerra de Vietnam, así que el gobierno decidió quitárselo de encima. Se recurrió a Stephen King, por aquel entonces totalmente desconocido, con graves problemas económicos, que aceptó asesinarle a cambio de que le consiguieran fama y dinero. Esta historia lo explicaría todo…

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE