saltar al contenido principal

Empezó un poco mal, para qué lo vamos a negar. He contado aquí varias veces que en la Muestra Syfy da un poco lo mismo la calidad de las pelis, importa mucho más la camaradería freak, pero Un pliegue en el tiempo pudo con nosotros. La historia de una adolescente que viaja por las dimensiones con su hermano y su novio en busca de su padre aburre a las ovejas. Lo peor, las tres madrinas, una de ellas una versión gigantesca de Oprah Winfrey, generadoras de parrafadas de diálogos pretenciosos, inaguantables y buenrollistas, o sea que trataba de imponer impulsos positivos de forma agresiva.

Pero la cosa mejoró. El viernes reapareció la Musa Mandanga del evento, Leticia Dolera, que en la inauguración no estuvo presente al secundar la huelga feminista. Recordó las reglas no escritas, o sea aplaudir cada vez que salga un plano de la Luna Llena, vitorear las secuencias más ridículas y si alguien protesta por el jaleo… ¡mandarle a la sala 2! Sí, existe un sitio para quien no nos aguante, que deberíamos rebautizar como Sala “si no saben aguantar una broma, que se vayan del pueblo”.

as boas maneirasBuen nivel de las pelis, la jornada comenzó con la fresca propuesta brasileña As Boas Maneiras, donde una mujer mantiene un idilio con un hombre lobo, así que se queda embarazada; lo malo es que el feto la convierte en sonámbula las noches de luna llena, y provoca que aniquile a gatitos. Las pelis coreanas son como el Rivera del Duero, no hay ninguna mala, así que lo pasamos muy bien con A Day, que en un principio parece otro remake de Atrapado en el tiempo, pero que luego introduce un giro sorprendente, que no conviene desvelar, que le da vidilla. Nos mantuvo en tensión Downrage, film estadounidense con un grupo de desgraciados escondidos detrás de un coche porque les asedia un francotirador desquiciado. El final tiene narices. Acabé el día con la propuesta más burra que he visto en mucho tiempo, Brawl in Cell Block 99 con Vince Vaughn encerrado en una prisión (más bien un agujero infecto con el váter más asqueroso desde Trainspotting), que se lía a mamporros para lograr su objetivo de aniquilar a un desgraciado.

Creo que la sangre traspasaba la pantalla. Pero como estamos como cabras, hoy volvemos a por más. Larga vida a la Muestra SyFy.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE