saltar al contenido principal

 

HalloweenMañana se estrena uno de los peliculones (a mi humilde entender) del año, Un lugar tranquilo (pinchando en el link podéis leer mi reseña), sobre todo porque resulta muy complicado innovar en el maltratado género fantaterrorífico, parece que los productores sólo buscan asegurar la rentabilidad con la enésima repetición del esquema de Hallowen, u otra secuela, remake, o reboot de Pesadilla en Elm Street. O lo que aún da más miedo… ¡Una precuela, tipo Hannibal. El origen del mal o La matanza de Texas. El origen! ¿Han hecho alguna buena de orígenes? Puede pero ni la recuerdo.

El genial John Krasinski dirige, ha coescrito y protagoniza con su esposa, Emily Blunt, esta cinta en la que básicamente la familia superviviente de una hecatombe no puede hacer ningún ruido, porque al más mínimo sonido aparecen unos horripilantes monstruos ciegos, pero con un oído extrafino, que se zampan a quien sea. Esto produce tal tensión en la sala de cine, que dudo que alguien se atreva a comerse las palomitas durante la proyección, por el riesgo de que al escuchar los mordiscos a alguien le dé un infartazo en la sala.

Un lugar tranquiloAsí que tenemos prácticamente una peli muda. Deberían tomar buena nota la mayoría de guionistas que afrontan el cine de miedo, pues no sé si serán malos o no pero por norma general les gusta trabajar poco. Por eso se apañan con frases facilonas o clichés, que ya has escuchado hasta la extenuación en otras películas.

La falta de creatividad en Hollywood no se extiende sólo a los argumentos, seguro que has tenido alguna vez la sensación en la sala de que puedes predecir no sólo lo que va a pasar… ¡también lo que van a decir los personajes. Recopilamos los 15 clichés más utilizados en los diálogos del cine.

1. Frase: ¡Tenemos compañía!

¿En qué momento se utiliza? No significa que viene alguien con cervezas para hacer una fiesta, sino que aparecen los malos. Cuando lo escuché por primera vez en La guerra de las galaxias, me hizo gracia, pero hombre, personajes de cine, aunque no sea el momento para ponerse a pensar algo más ingenioso… ¡haced un esfuerzo!

2. Frase: ¿Sabes pilotar este trasto?

¿En qué momento se utiliza? Los héroes se meten en un vehículo del enemigo, por ejemplo, un caza TIE imperial. El que intenta arrancarlo se pondrá a juguetear con el mando, moviéndolo en todas las direcciones. Pese a que al principio lo manejará con torpeza, al final acabará haciendo alguna heroicidad con el aparato.

3. Frase: ¿Cuánto tiempo llevas ahí? El suficiente.

¿En qué momento se utiliza? El protagonista le cuenta a alguien absolutamente todo el pastel, por ejemplo que ha engañado a su mujer, a voz en grito (podía haber susurrado), pero de repente se da cuenta de que ésta había sido testigo de toda la escena. Se suele completar con un “sólo te mentí en esto, el resto es todo verdad”. Ella impepinablemente tiene que soltar aquello de "ya no te reconozco, Mike".

4. Frase: Quédese con el cambio.

¿En qué momento se utiliza? Cuando el prota sale del taxi, nunca exigirá la vuelta, aunque haya perdido todo su dinero apostando en las carreras o no tenga donde caerse muerto. El genial libretista William Goldman explica por qué se usan estos apaños en su libro “Nuevas aventuras de un guionista en Hollywood”. Resulta más apropiado para el ritmo de la película esta frase o sacar la mano con la cantidad exacta que se debe que escribir varias frases, tipo “¿cuánto es?”, “ocho dólares, con noventa”, “vaya, sólo tengo un billete de diez”, “no se preocupe, aquí están sus monedas”, lo que sería más largo y no aportaría demasiado al film.

5. Frase: Está detrás de mí. ¿A que sí?

¿En qué momento se utiliza? Casi todos los espectadores de cine sabemos que cuando uno de los protas se pone a imitar o a burlarse de alguien, casi siempre a esa figura autoritaria que le acaba de poner firme, éste le pillará de marrón, y sus interlocutores se quedarán pálidos.

El ultimo boy scout6 . Frase: Peligro es mi segundo nombre.

¿En qué momento se utiliza? A la hora de ir a enfrentarse con el malo, o trasladarse al lugar donde transcurrirá el clímax de la peli. El no menos brillante guionista Shane Black se rió un poco de este tópico en El último Boy Scout, cuando Damon Wayans le dice “Peligro es mi segundo nombre” a Bruce Willis, que responde “Y el mío Cornelio, pero como se lo cuentes a alguien te mato”.

7. Frase: “Esto no es lo que parece”.

¿En qué momento se utiliza? Chico, te ha cazado la parienta con la otra en la cama. Le sacó punta a esto Woody Allen en Todo lo que usted quería saber sobre el sexo pero temía preguntar, en el episodio titulado “¿Qué es la zoofilia?”. Cuando a Gene Wilder le pilla su señora en el lecho con una oveja exclama “Esto no es lo que parece. Sólo somos amigos”.

8. Frase: ¡No cometas ninguna estupidez!

¿En qué momento se utiliza? Tras haber sido degradado por haber metido la pata, y permanecer años en el limbo, el jefe vuelve a confiar otra vez en ti. Hay mucho en juego, así que dice “No cometas ninguna estupidez”. La cometerás, además, si no es así no habría película.

9. Frase: “No encontrarán una casa igual por este precio”.

¿En qué momento se utiliza? Cuando un pobre infeliz adquiere una mansión excesivamente barata que resulta estar embrujada o construida encima de un cementerio indio, así que los fantasmas van a estar dándole la lata durante el resto de la película.

10. Frase: “Ya estoy muy viejo para esto”.

Arma letal¿En qué momento se utiliza? Empezó Roger Murthaugh, el policía a punto de jubilarse que interpretaba Danny Glover, en la saga de Arma letal, cada vez que los malos empezaban a volar edificios. Pero se ve que los guionistas tienen una necesidad imparable de reutilizarla una y otra vez, sin darse cuenta de que ahora da lugar a la comedia involuntaria.

11. Frase: “Si no he vuelto en cinco minutos…”.

¿En qué momento se utiliza? Una de las más recurrentes, del cine de acción, cuando uno de los personajes le dice a otro que si tarda más de la cuenta destruya los planos, o salga corriendo de allí. Lo malo es que todos los espectadores… ¡sabemos de sobra que va a tardar más de cinco minutos! Porque el malo le cogerá por banda y le contará todos sus planes. Eso sí, al menos el que utiliza esta frase tiene posibilidades de seguir con vida, porque como decían las reglas de Scream, si se te ocurre decir eso de “ahora mismo regreso”, nunca regresaréis.

12. Frase: Debería haberte matado cuando tuve la oportunidad.

¿En qué momento se utiliza? Pero alma de cántaro, ¿a quién se le ocurre dejar escapar al malo si sabes que te la va a volver a liar? Y cuando le dispares y supuestamente acabes con él ni se te ocurra darte la vuelta… ¡porque se levantará!

13. Frase: ¿Estás pensando lo mismo que yo?

¿En qué momento se utiliza? No sé qué pensarás tú, pero yo creo que los guionistas de esta peli son una panda de vagos.

14. Frase: Creo que necesito un trago.

¿En qué momento se utiliza? En ese mismo instante en el que te das cuenta de que has comprado una entrada para la peli más tópica imaginable.

15. Frase: ¿Johnny, estás bien?

¿En qué momento se utiliza? Cuando a Johnny le acaban de despedazar o de quemar vivo, y es evidente que no, que Johnny no está nada bien. Se complementa con un “ha sido sólo un rasguño” o “he tenido días mejores”, pero a veces se le dice aquello de “No vas a morirte hoy, Johnny, aguanta. No te mueras”. ¿Adivinas qué ocurrirá después? Exactamente, Johnny no lo conseguirá. “Déjalo, se nos ha ido”.

Aunque nos quedemos con estas quince frases típicas del cine, teníamos muchas más, como “es hora de divertirse”, “escúchame, porque sólo lo diré una vez”, “no intentes hacerte el héroe”, “te estás comportando como un loco”, “tengo un mal presentimiento sobre esto”, “¿sabes cuál es tu problema?”, o “vaya, vaya, ¿qué tenemos aquí?”. No he desvelado cuál es mi favorita, pero “si te lo contara tendría que matarte”.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE