saltar al contenido principal

“Ésta sí es la película que buscáis”, tratan de inocularnos desde Walt Disney. Pero no, tú y yo sabemos que Han Solo, una historia de Star Wars no provoca ni de lejos las emociones que esperábamos de la saga galáctica. Recopilo las 10 razones principales por las que el flim es un truñaco de dimensiones galácticas del que conviene huir entrando en hipervelocidad (spoilers, no leas si no has visto ya la peli).

1. Sólo hay un Han Solo, valga la redundancia. Algunos críticos defenderán que el trabajo de Alden Ehrenreich como protagonista se puede calificar como decente, teniendo en cuenta que hiciera lo que hiciera estaba destinado al fracaso. Pero no, poner unos cuantos gestos de Harrison Ford no solucionan la papeleta.

2. A la reina de dragones la podía haber quemado uno. Al lado de su compañero, Emilia Clarke, podría ser calificada hasta de buena actriz. Pero no basta con teñirse de morena para que nos creamos que compone a otro personaje distinto al de Juego de tronos. Y su personaje no aporta nada.

Han solo una historia de star wars 37367 g133. El despiporre de los letreros. En Rogue One, una historia de Star Wars se tomó la decisión de distinguir los spin-off de las entregas oficiales de la serie prescindiendo de las características letras de apertura. Aquí paradójicamente recurren a los cartelitos (¿en qué quedamos?), pero los han colocado de una forma bastante convencional, lo que resulta aburrido. ¡Para eso que los pongan como siempre!

4. Contradice el doblaje mítico de la primera entrega que se filmó. Según el sonido con el que disfruté en mi infancia de La guerra de las galaxias, se suponía que Kessel era una carrera y ahora se ha transformado en un corredor, una especie de ruta de los contrabandistas espaciales. Allí, Han Solo exclamaba “¿Una nave rápida? ¿No habéis oído hablar del Halcón Milenario. ¡Es la nave que hizo la carrera Kessel en menos de doce parsecs” (no eres lo suficientemente friki si no sabes cuantos pársecs exactamente). Ya se cambiaba el significado del término “Kessel Run” en la traducción de El despertar de la Fuerza.

5. Pone en imágenes sucesos que habíamos imaginado mejor. Quizás su principal defecto sea que desarrolla ideas que estaban sugeridas en La guerra de las galaxias, como lo del citado corredor Kessel. Quienes hemos visto la peli original muchas muchas veces nos habíamos hecho nuestra propia composición, al igual que de la turbia partida en la que Han Solo le gana el Halcón Milenario a Lando Calrissian. Contemplarlo ahora en pantalla decepciona.

6. La banda sonora resulta desalentadora. Aprecio mucho la decisión de reducir al mínimo los acordes de John Williams, y probar cosas nuevas. Pero el recambio del magistral compositor, John Powell, se limita a cumplir, y no crea una sintonía memorable, lo que en esta saga se echa mucho de menos.

7. Tiene un guión que aporta poquito. Está firmado por Lawrence Kasdan, coautor de El imperio contraataca, la mejor entrega de la saga, junto a su hijo, Jon Kasdan, pero todo indica que se han esforzado lo justito. Hace unos años el primero se choteaba de que George Lucas no había querido recurrir a nadie para los episodios 1 a 3, porque eran “su niño". "Star Wars fue fruto del esfuerzo de mucha gente, pero ahora que está solo se nota porque sus personajes resultan simplones”, comentaba. Sin embargo, él ha vuelto a la saga sin romperse demasiado la cabeza.

8. Caída de ritmo mortal. A la altura de la llegada al planeta helado, por desgracia, el film se enfría, y se estanca más que un bantha en el maletero de un seiscientos. También se empiezan a acumular secuencias más sosas que un yogur de agua. Además, falta algo más de humor, en este sentido fue un error despedir a Phil Lord y Christopher Miller, autores de La Lego Película, porque con risas todo hubiera colado un poco mejor.

Chewbacca 19.29.579. Han Solo no puede acabar siendo un tipo noble antes de La guerra de las galaxias. La trilogía original presentaba al personaje como un antihéroe poco recomendable, un tipo que dispara a sangre fría a Greedo, que le amenaza y no quiere involucrarse en la guerra galáctica por puro egoísmo. O sea es un tipo turbio que al final evoluciona y acude al rescate de Luke. Que aquí acabe ayudando a un grupo de rebeldes bondadosos de forma altruista en el desenlace no cuela.

10. Lo poco gusta, lo mucho cansa... y lo repetitivo aburre. En el momento en el que los protagonistas de El señor de los anillos comieron por primera vez lembas, estaban encantados. Cuando llevaban muchos días sustentándose únicamente con este pan élfico acabaron agotados. Lo mismo ocurre con la franquicia de Star Wars, pues hemos tenido el anterior estreno hace cinco meses. Ya andamos algo extenuados.

Todos estos argumentos en realidad son exagerados. Confieso que lo he pasado más o menos bien viendo Han Solo, una historia de Star Wars, que sin ser de las mejores entregas, cumple su función. Lo que pasa es que en internet hay mucha competencia y tenía que captar vuestra atención. Gracias por leer hasta aquí.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE