saltar al contenido principal

 

Maxim Huerta Ministro de Cultura

No quisiera yo entrar en disquisiciones ideológicas, para eso existen otras webs especializadas, esto va de cine, para un público amplio. Ni siquiera tengo la intención de criticar en su totalidad al nuevo gobierno, alguno de sus integrantes parece valioso, como Fernando Grande-Marlasca, con un historial judicial impecable, o Nadia Calviño, tirando a liberal centrista, más que de izquierdas, quizás puedan hacer algo (veremos, esperemos que no se lleven nada). Pero no me negaréis que el blog Zona Friki tenía que entrar en la elección del nuevo ministro de Cultura. 

¡Pero si me han llegado los memes choteándose antes de que me enterara de la elección (Gracias, Marta)! Pensaba que era una información de El Mundo Today.

Maxim Huerta en la Feria del LibroEste año he estado un par de días firmando en la Feria del Libro de Madrid, donde los escritores de verdad se quejaban –alguno incluso a voz en grito– de que apenas tienen cola (he estado con ilustres autores sin esperar demasiado), mientras que el público permanece horas en espera de youtubers –entre ellos una niña de diez años– y los tertulianos del corazón, como en el caso de Màxim Huerta (¡Premio Primavera de Novela) o Belén Esteban. No entiendo cómo ya puestos, en busca de un nombre populista que contente a las masas, no le han dado la cartera en lugar de al primero a la Princesa del Pueblo, también responsable de un libro superventas, y que además ha hecho de actriz en la sesuda Torrente 4: Lethal Crisis. ¡Yo por el Ministerio de Cultura mato!

El caso es que el nombramiento de este señor, de apellido más propio para Agricultura que para Cultura, me ha traído a la memoria aquello de “Cuídame, Señor, de mis enemigos, que de mis amigos ya me cuidaré yo”. O sea, el gabinete anterior impuso un 21% de IVA cultural a las entradas de cine, como venganza contra los exaltados actores que montaron el tristemente célebre “No a la guerra”, medida que considero injusta, pues perjudicaba también a técnicos, productores, propietarios de salas de cine, etc., que no tenían que compartir el radicalismo de aquéllos. Se supone que los nuevos son aliados del mundo del Séptimo Arte, pero no sé yo si nos hacen un favor si consideran cultura a Telecinco.

DfBw249XkAIvyGrQuizás no sorprende a quienes recuerden que el propio Pedro Sánchez ha llamado en directo a “Sálvame”, ese programa en el que todos se gritan, y hablan de con quién se ha acostado algún representante de la familia Pantoja o los Jurado-Carrasco (sin esos dos clanes no sé qué iban a programar las cadenas televisivas), para convencer al presentador, Jorge Javier Vázquez, de que por favor le votara. Se ve que nuestro presidente ha maquinado aprovecharse de ese gran invento de Silvio Berlusconi, Telecinco, que consiste en tomar a la población por idiota, crearles un canal televisivo acorde, y eternizarse en el poder.

 

Falta que el nuevo ministro de Cultura y Deportes –antideportivo por cierto–, que dedica su cuenta de Twitter a subir fotografías chabacanas de hombres con el torso desnudo, o a opinar sobre las partes pudendas de la presentadora Ana Rosa Quintana, nombre al director del ICAA, Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales, que se ocupa del Séptimo Arte. Seguro que nos sorprende con algo parecido al responsable de La que se avecina, el reconocido José Luis Moreno, o alguien similar, o el colaborador de la cadena con pinta de matón de discoteca Kiko Matamoros.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE