saltar al contenido principal
Richard Vaughan, empresario, profesor de inglés, presidente de Vaughan Systems

Las películas favoritas de los famosos (XIV)

Ha tirado por tierra la imagen del profesor de inglés aburrido. El texano (nació en Houston) que se ha tomado la enseñanza de su idioma a los españoles como una cruzada personal se ha convertido en un personaje popular, reconocible por su inseparable taza de café, un detalle muy americano. Richard Vaughan ha llegado a ser invitado de "La hora de José Mota", lo que resulta bastante indicativo.

Desde que se levanta a las 5.30 de la mañana, no para. Dirige Vaughan Systems, que ofrece cursos de inglés, inglés online, y excelentes materiales de autoestudio (recomendado para todos los cinéfilos el audiolibro "Aprende inglés con canciones de película"), derrocha gran simpatía como locutor en Vaughan Radio, presenta TVE English, en La 2, y también aparece en AprendeIngles TV. ¿Tiene tiempo para ir al cine? Pues parece que Richard Vaughan conoce a la perfección el Séptimo Arte.

En primer lugar escoge Vértigo, una de las mejores películas clásicas rodadas en su país, por un británico. "Me gustó mucho la forma en que Alfred Hitchcock desarrolla la intriga y el suspense, y cómo logró imbuir a Kim Novak de una belleza misteriosa y enigmática que añadía curiosidad, expectación y hasta morbo a la puesta en escena", comenta el empresario.

A continuación se decanta por un film más reciente, Fargo, aunque ya está prácticamente considerada un clásico. "De las excelentes películas de los Hermanos Coen, ésta es una joya", argumenta Vaughan. "Además de disfrutar con una tragicomedia de errores constantes, con una trama que va en crescendo ; conforme transcurre la acción, el espectador tiene acceso a varios cuadros psicológicos curiosos y muy existentes en la realidad cotidiana. Es una película difícil de olvidar".

Y por último, se decanta por Un pez llamado Wanda, una divertida comedia. "Se trata de una película brillante, con un tipo de gracia atractivo para personas de un nivel intelectual alto. Mezclar a los americanos Jamie Lee Curtis y Kevin Kline con los locos de Monty Python es una fórmula segura para una película deliciosa". Eso sí, aclara que sólo se refiere "a la versión original de la película, puesto que los acentos americanos e ingleses que compiten durante las dos horas de la cinta forman una parte esencial de la gracia y deleite". Quienes piensen que no tienen nivel suficiente para entender el film íntegramente en inglés, que no lo duden, pueden utilizar el método y los cursos de inglés de Vaughan para progresar.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto