saltar al contenido principal

En un film de ciencia ficción ambos comparten la pantalla por primera vez

La visita a Madrid de Jennifer Lawrence y Chris Pratt ha sido breve pero intensa. Ambos han demostrado en vivo la gran complicidad que exhiben también en “Passengers”, el film de ciencia ficción que protagonizan. Han comparecido en rueda de prensa en un decorado que simulaba la nave Pandora, escenario del film, con pequeños robots correteando por ahí para perplejidad de los periodistas, y un holograma como presentadora.

 

¿En qué os habéis sentido más identificados con vuestros personajes? ¿Qué ha sido lo más difícil de interpretar?

Jennifer Lawrence: Entiendo la motivación de la protagonista, escritora en busca de un desafío. Lo más complicado ha sido imaginar qué se siente estando atrapada. Nunca me ha pasado nada parecido.

Chris Pratt: Me he sentido muy unido al tipo que interpreto, sobre todo porque se queda deslumbrado al ver a Jennifer. Quedarse encerrado con ella en una nave sería una experiencia genial. Cuando en un momento determinado, se enfada con él, yo también me sentía mal. También comparto su deseo de convertirse en pionero, por lo que no ha sido especialmente duro el trabajo.

¿Qué libro os llevaríais a una astronave? Y si tuvierais que escribir uno, ¿cuál sería? ¿Qué disco portaríais con vosotros?

J.L.: Para ser sincera, alguno de Harry Potter, que me gustan especialmente.

C.P.: Si me convirtiera en escritor, haría un manual de cómo abrir puertas en naves espaciales. ¡Eso tendría mucha utilidad si te quedas dentro de una! [risas].

C.P.: Mi disco sería “Iluminati”, de Beyoncé.

C.P.: Yo me quedaría con los álbumes de The Beatles, de los años 60 a 70.

Rueda de prensa¿Cómo escogéis guiones?

J.L.: No he pensado mucho en ese tema, porque como nunca jamás me imaginé todo lo que me está ocurriendo, pienso que el futuro es impredecible. Simplemente cuando me llegan libretos que me gustan los cojo, como éste en el que iba a interpretar a una escritora en una nave, como nunca había hecho nada parecido decidí aceptar. A veces me da la impresión de que de un proyecto determinado va a salir una película que yo querría ver, otras veces me motiva trabajar con un director determinado, y en otras ocasiones encuentro un personaje que supone un desafío.

C.P.: Yo también pienso en lo diferente, y en los realizadores. Ahora estoy trabajando con un español, Juan Antonio Bayona, con quien rodaré la siguiente entrega de Jurassic World, y me parece un gran profesional.

Además, pienso estar en todos los largometrajes que me propongan en los que salga Jennifer Lawrence [risas].

¿Rodaría Chris Pratt un spin-off de Andy Dwyer, su personaje en Parks and Recreation?

C.P.: He estado trabajando siempre en comedias de ese estilo, así que me encanta. Es genial trabajar con un equipo tan bueno. Si uno de ellos me llama para cualquier otro proyecto, acepto seguro. Por mí estupendo lo de que le den serie propia.

¿Qué mensaje político tiene el film? ¿Acaso sus personajes se van a colonizar otro mundo para huir de Donald Trump?

J.L.: No existe ningún tipo de mensaje político. Queremos entretener a todo el mundo, sea cual sea su ideología. Si alguien quiere ir al cine pensando eso que usted comenta bien, y si no también.

C.P.: Lo mejor del cine es que a la gente que pueda estar pasándolo mal, por dificultades económicas o de cualquier tipo, le hacemos olvidar durante dos horas la realidad. Tienen que apagar el teléfono, y olvidarse de lo que está ocurriendo. ¡No se ven las noticias hasta la salida del cine!

La NASA ha confirmado que se llevarán a cabo viajes de pasajeros a Marte en 2030. ¿Se apuntarían ustedes a ir al Planeta Rojo?

C.P.: Podría ocurrir que la Tierra se destruyera, y tendrían mucho mérito los primeros que se establecieran en otro mundo, auténticos pioneros. Pero yo no iría, no es para mí.

J.L.: Yo tampoco, no es lo que más me apasiona.

Nosotros no podemos hablar mucho del film (la distribuidora no quiere que se adelante demasiado). ¿Nos pueden contar ustedes por qué el espectador debería ir a ver el film?

C.P.: Entiendo su postura. Se disfruta mucho más si se desconoce por completo la historia. Todo lo que necesitáis saber es que se estrena el 30 de diciembre.

J.L.: Tiene uno de los mejores guiones que haya leído.

C.P.: No se la pueden perder. Tienen que ir para poder verme el culo. Sería un buen slogan: no se pierda el trasero de Chris Pratt [risas].

¿Ha sido complicado rodar con tantos efectos especiales, y personajes que luego se han introducido digitalmente en el film?

J.L.: Intenté trabajar igual que con cualquier otra película. No noté una dificultad añadida.

C.P.: Yo ya tenía experiencia en filmes con secundarios virtuales, por lo que estoy acostumbrado a rodar así. Te concentras en el momento, en lo que tienes que filmar ese día. Miras el árbol, y te olvidas de todo el bosque.

No ha sido difícil, sobre todo porque Jennifer y yo nos teníamos que gustar. Lo complicado habría sido fingir lo contrario.

¿Ni siquiera se han sentido intimidados cuando han tenido que utilizar arneses?

C.P.: Eran necesarios para las escenas en las que no teníamos gravedad. Y muy duro. Pero creo que quedó muy bien.

J.L.: Yo lo pasé fatal cuando estaba colgando boca abajo. Quería acabar cuanto antes, porque no soy muy atlética.

C.P.: En cualquier caso, para casi todo lo relativo a los arneses hemos tenido dobles. Creo que hicieron un buen trabajo, incluyendo la suya, que era una mujer muy dura.

¿Cuál ha sido el momento más especial del rodaje?

J.L.: Hubo muchos. Me quedo con la primera vez que compartimos unos comentarios en broma él y yo.

C.P.: Yo tengo un grato recuerdo del día en el que me tocó motivar a los técnicos. Me siento orgulloso de haberles hablado para que siguieran adelante.

J.L.: Estuvo muy brillante. Les decía que por muy difícil que fuera lo que tuvieran que hacer ese día, somos gente que amamos el cine, así que teníamos que considerarnos unos privilegiados por dedicarnos a rodar películas.

Sus personajes se embarcan en una nave para colonizar otros mundos en un viaje sin retorno. ¿Por qué trabajo lo dejarían todo?

J.L.: Me parece un reto muy interesante. Aún así no iría, pues tengo toda mi vida organizada en la Tierra.

J.C.: Yo tampoco, porque tengo familia, esposa e hijos. Creo que me necesitan, así que no aceptaría.

¿Se ha inspirado Passengers en el cuento de La bella durmiente? La protagonista femenina se llama Aurora como ella.

J.L.: Interesante comparación, si bien aquí el personaje, al despertar, no se encuentra al príncipe azul, precisamente…

C.P.: Pienso que la historia tiene una mayor conexión con la de Adán y Eva.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto