saltar al contenido principal

Goza de un enorme prestigio en los escenarios. Pero hasta ahora no se había atrevido a dar el salto al cine. En su ópera prima, “El editor de libros” desarrolla la relación entre el editor Max Perkins y el escritor Thomas Wolfe.

 

¿Por qué un director consagrado de teatro pasa al cine?

Cree mi propia empresa con el objetivo de ser mucho más libre a nivel creativo, por lo que pude plantearme pasar de la temporada inaugural de teatro a rodar una película, y después otra representación independiente. La siguiente cosa que hagamos puede ser una obra de teatro en Broadway, o podría rodar otro film. Sólo puedes mantenerte ágil como una empresa si no haces lo mismo cada vez y entras en una rutina que trae consigo un nivel de expectativa de la audiencia y de la crítica.

Existen muchos directores de teatro británicos que han pasado al cine. ¿Alguno de ellos le ha ayudado?

Alguno de ellos lo ha hecho. En concreto Sam Mendes y Kenneth Branagh, con los que estuve hablando. Ambos me dieron consejos muy inteligentes. Recuerdo a Sam diciendo una cosa muy simple: “Preproducción. No pierdas ni una sola hora del día”. A Kenneth fui a verle cuando estaba rodando Jack Ryan, donde también actuaba. Pude acompañarle mientras rodaba una escena, y luego asistí al proceso de montaje.

¿Qué le atrajo de la vida del editor Max Perkins?

Me sentía identificado con él en cierta forma. Me considero un artista interpretativo. Nadie sabe lo que hacen los directores, ni mi propia madre. El artista creativo en el teatro es el escritor, los actores y directores interpretamos lo que ellos han hecho. Max Perkins hizo lo mismo. Encuentra un extraordinario talento en bruto y tiene que afilarlo para presentarlo al público. Me gustaba esa relación entre él y yo.

genius 33280 g7¿Qué sintió durante su primer día de rodaje?

Estaba fuera de mi zona de confort. En mi próxima obra habrá 45 personas. Pero para la película, tenía a 345 personas mirando el guión el primer día. Y la gente seguía pidiéndome que tomara decisiones sobre un traje o un accesorio…

¿Por qué repitió con Jude Law, con el que había trabajado en “Hamlet” y “Henry V”, dos montajes teatrales?

Me encantan los actores, y me encanta ser la persona que puede obtener el mejor rendimiento de ellos. Como un espectador, sentado en la oscuridad, lo que más me interesa es una actuación extraordinaria. Con Jude ya había trabajado, y quiero envejecer con él en nuevas experiencias creativas. En cuanto empecé a buscar a Thomas Wolfe se me ocurrió su nombre, es justo el hombre que necesitaba para el personaje.

¿Por qué reclutó a Colin Firth?

No lo hice, ya estaba a bordo cuando yo llegué. Pero creo que habría acabado contratándole yo mismo. Muchos actores tienen un gran nivel de autoconocimiento, pero él sobre todo sabe canalizar lo que puede hacer de forma natural en lo que precisa el personaje.

¿Cómo fue el trabajo con Nicole Kidman?

Nicole no es precisamente tonta. Interpreta a Aline Bernstein, una persona muy importante en el teatro americano, sobre el que se podía hacer otra película. Era única y fuerte. Creo que Nicole entendió muy bien esa parte, y aunque el film giraba en torno a la relación entre los dos protagonistas, sabía que podía dar vida a Bernstein.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto