saltar al contenido principal

“Los 40 son la edad madura de la juventud; los 50, la juventud de la edad madura”, decía Victor Hugo. Valérie Lemercier denuncia una sociedad moderna en la que cada vez se discrimina más a los mayores, en “Los 50 son los nuevos 30”, comedia escrita, dirigida y protagonizada por la actriz, cuyo mayor éxito en nuestro país fue la primera entrega de “Los visitantes”, de 1993. Esta vez encarna a Marie-Francine, mujer madura cuya pareja la deja por otra de menos edad el mismo día que pierde su puesto de trabajo.

 

¿El film pretende desmentir los tópicos sobre las mujeres maduras? ¿Se ruedan películas mejores o peores a los 50?

Yo me veo mejor profesional ahora, porque he aprendido muchas cosas durante estos años. Pienso que la sociedad minusvalora la experiencia, y sin embargo posiblemente mis películas van siendo mucho mejores conforme pasen los años.

Pese a ser una comedia, su film tiene mucho de crítica social.

Me gustaba tocar asuntos que me son muy próximos, como las costumbres de la burguesía, tengo unos padres de clase alta parecidos a los de la protagonista. Me interesa mucho el tema de la familia en mis largometrajes, esa necesidad que tienes de ella, y sin embargo que a veces puedes sentir cierto agobio.

Recuerdo que en un momento del rodaje, mi personaje estaba entre sus progenitores y los de su novio, en una cocina en la que había muy poco espacio. Yo misma había escrito la escena, pero me entró una especie de pánico. Tuve que parar un momento para salir a tomar el aire (risas).

los 50 son los nuevos 30 37292 g3¿Los 50 son los nuevos 30 tiene elementos autobiográficos? ¿En qué se diferencia usted de Marie-Francine y en qué se parece?

Procede de un entorno similar al mío. Pienso que en bastantes cosas soy similar, por ejemplo tiene unos padres de clase alta parecidos a los míos y me rodean personas parecidas. Por lo demás no tiene que ver conmigo. Por suerte, porque no me gustaría pasarme la vida encarnando a Valérie Lemercier. ¡Ya me tengo muy vista!

Gran trabajo de Patrick Timsit. ¿Por qué escogió a este actor para interpretar a un portugués?

No es una elección muy obvia, pues él es francés nacido en Argelia. Pero sí que tiene rasgos étnicos que me sirven para que se vean en pantalla los prejuicios que tiene la familia de la protagonista hacia él. No le dan una cama, mientras que por el contrario cuando los personajes van a casa de sus padres, les tratan con mucho cariño. Creo que pese a que Portugal le queda lejos, ha hecho un buen trabajo.

Ahora se habla de igualdad en Hollywood. ¿Ha sentido algún obstáculo por ser mujer a la hora de dirigir?

No, nunca. Pienso que al principio, cuando empecé a ejercer como realizadora, tenía problemas con los técnicos, ya que no me tomaban en serio. Ocurre lo mismo con cualquier debutante, pero creo que en mi caso también tuvo mucho que ver con que venía de la comedia disparatada, y que a veces he hecho alguna locura en el set de rodaje, lo confieso. Sin embargo, eso ha cambiado a lo largo del tiempo, creo que ahora que he rodado cinco películas ya me respetan bastante.

Puesto que ha venido a España, es obligatorio preguntarle por qué la banda sonora incluye “Soy un truhán, soy un señor”, del español Julio Iglesias.

Las canciones del film aportan mucha nostalgia, ya que está formada por grandes clásicos.

Julio Iglesias es uno de mis cantantes favoritos. Cuando era muy cría, esperaba que mis padres me regalaran ropa para mi cumpleaños. Pero vinieron con un disco de Julio Iglesias, así que me llevé un enorme disgusto. Lo arrojé a un rincón y pasaron varios días sin que ni siquiera lo escuchara. Pero al final lo puse, y me emocionó bastante, creo que acabé llorando, empecé a oírlo una y otra vez y desde entonces soy una gran fan de este cantante.

Otro español, Pedro Almodóvar, señaló hace poco en una entrevista que de tener que escoger a un casting internacional contaría con usted, porque “actúa sin prejuicios”.

Sería un sueño hecho realidad. Hace poco me dieron el contacto y me dijeron que le llamara, para decirle que estaría encantada. No me he atrevido y hasta ahora no le he telefoneado, aunque me han dicho que es muy accesible. He tenido el placer de conocerle brevemente, en una entrega de los premios César que yo presentaba, y en una cena. Es cierto que parece bastante próximo, así que tal vez al final me lanzaré a hablar con él.

los 50 son los nuevos 30 37292 g4Pasó brevemente por Hollywood para Sabrina (y sus amores), remake del clásico. ¿Cómo fue la experiencia?

Un poco decepcionante. Tenía grandes esperanzas en Sydney Pollack porque era uno de mis directores más admirados, ya que Tootsie es una de mis películas favoritas. Sin embargo… ¡no es de sus mejores películas!

Tampoco la peor.

Pero no resiste comparaciones con la original de Billy Wilder. En cualquier caso, sí que tengo que decir que fue una experiencia estupenda por trabajar a sus órdenes. Nada más ver su expresión sabías que Pollack estaba allí para ayudarte y aconsejarte. Proporcionaba una gran tranquilidad.

En Viernes noche, tuvo un papel dramático. ¿Volverá alguna vez Valérie Lemercier al cine serio?

Ciertamente, no tengo ningún interés en abordar el drama. Me siento feliz en el set rodando cine destinado a producir risas, con gente especializada en ese género, y me parece divertido. Quiero seguir así. Pero hice esa película porque así nadie podrá reprocharme que no me dedico al drama por falta de aptitudes. A veces se infravalora el cine de humor.

Tiene pendiente de estreno como intérprete Neuilly sa mère, sa mère!, ¿algún otro proyecto como actriz o directora?

Es una comedia en la que tengo un papel muy pequeño, casi anecdótico. Pero sí, pretendo seguir poniendo en marcha mis propias películas. Ahora tengo en cartera un film sobre la vida de la cantante Céline Dion. Pretendo interpretarla a ella desde que tenía doce años [lo dice con expresión de seriedad, aunque todo indica que se trata de una broma].

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE