saltar al contenido principal

“No creo en la diferenciación entre cine hecho por hombres y hecho por mujeres”

Con “Séraphine”, “Violette” y “El vientre de Juliette” se ha convertido en el Douglas Sirk francés, por sus profundos retratos femeninos. Ahora, Martin Provost ha escrito y dirigido “Dos mujeres”, que narra el encuentro entre una comadrona y la antigua amante de su padre, a la que ayudará porque padece un cáncer terminal. Martin Provost me recibe con una sonrisa, porque recuerda que le saludé el día anterior a la entrevista, durante el preestreno en España de su nuevo trabajo.

¿Cómo surgió este sentido homenaje a la figura de la comadrona?

Una de ellas me salvó la vida. Hace unos años mi madre enfermó y tuvo que decirme la verdad sobre mi nacimiento. Yo sabía que hubo un problema porque tengo una cicatriz ostentosa en el ombligo. De pequeño decía que era como un enchufe. Yo era un niño enfermizo, y me tenían que poner una especie de burbuja de plástico porque no soportaba el polvo.

Siempre me interrogué sobre mi nacimiento, pero cuando hacía preguntas a mis progenitores, me respondían que no pasó nada. Al final, mi madre me dijo que nací muy grave, y que pensaba que después del parto no me iba a volver a ver. Mi padre se pasó toda la noche corriendo por toda la ciudad, porque necesitaba sangre para hacerme una transfusión. No la encontró, pero por la mañana se dieron cuenta de que la comadrona que me trajo al mundo tenía el mismo grupo sanguíneo que yo, y me dio su sangre, por tanto le debo la vida.

Tras enterarme de esto intenté localizarla para darle las gracias. Pero al contactar con el hospital en el que nací me dijeron que no tenían nada, ya que destruyen los archivos pasados veinte años. Me pregunté cómo podría rendir un homenaje a esta mujer, ya que sentía que tenía una deuda con ella. Me dije que iba a hacer una película.

dos mujeres 1º¿Escribió pensando en las actrices? ¿Fue complicado reclutar a dos grandes actrices, como son Catherine Deneuve y Catherine Frot?

Escribí para ellas, intento dejar que vengan a mi cabeza las imágenes de cómo va a ser el film, aunque luego aparezcan otras muy distintas en la película. Cuando comencé el proceso creativo, de repente pensé en Catherine Frot trayéndome al mundo.

Después me pregunté quién podría ser la otra protagonista, porque quería equilibrar a la partera, que trae a niños a la vida, con un elemento ligado a la muerte. Esto acabó dando lugar a la figura de una enferma de cáncer, pero también quería que fuera un personaje frívolo. Me acordé de que he acompañado a muchos amigos en su muerte, no sé por qué recurren bastantes a mí cuando llega ese momento. Desde hacía mucho tiempo tenía ganas de trabajar con Catherine Deneuve, a la que admiro desde siempre, así que pensé que ella tenía que interpretar al otro personaje.

Por suerte, las dos dijeron que sí cuando les envié el guión. Si se hubieran negado, estoy convencido de que no hubiera rodado la película.

Catherine Frost resulta muy convincente como partera, ¿esto ha sido por la magia del cine o asistió a algún tipo de entrenamiento?

Recibió formación, porque participa en nacimientos reales que filmamos. Siguió un curso en París, en una escuela. Pusimos en marcha lo que se llama partos a cuatro manos, en los que participa una comadrona real, pero Catherine recibe el bebé, luego hemos cortado a la otra en las imágenes.

En Francia está prohibido rodar partos, ni a bebés de menos de tres meses. Así que en las películas de mi país cuando nacen los niños son mucho más grandes de lo que deberían, regordetes y bien peinados. Me horroriza esta falta de realismo, así que decidimos irnos a Bélgica, para rodar a recién nacidos auténticos. En esta película son un elemento fundamental, así que si no hubiera tenido esta posibilidad, tampoco habría rodado.

¿Cómo ha logrado tratar la dificultad de afrontar la muerte con tantos toques de humor, y mezclando el drama con la comedia? ¿Ha intentado ser positivo?

Creo que el secreto está en que mi naturaleza es así, tengo en mente los temas más duros de la vida, pero soy de carácter alegre. La palabra “positivo” me molesta un poco, porque me remite a una especie de optimismo ciego, pero creo que existe un estado que va más allá de eso que simplemente consiste en aceptar lo real, por malo que sea. Desde que era pequeño, recuerdo que en los momentos más trágicos de mi vida siempre hay carcajadas y momentos absurdos. La vida es así.

¿Hay una crítica a que la medicina se convierta en una máquina de hacer dinero sin escrúpulos?

Es terrible lo que está ocurriendo en todos los países. Fue muy interesante hablar de este tema con las comadronas que me apoyaron a la hora de hacer la película, contándome sus anécdotas y también sus reivindicaciones, como ésta. Quizás nadie las ve. Son las primeras mujeres que nos reciben junto a nuestras madres, y están mal pagadas y maltratadas, mientras que todo el mundo trata de sacar tajada y exprimir el negocio médico.

Abunda en símbolos, como el huerto, origen de la vida, ¿surgen esos símbolos en el guión o durante el rodaje?

Efectivamente, pretendía remitir a ese concepto. Pero no pude incluir en la cinta todas las imágenes que había tomado, con verduras que salían de la tierra. La idea viene al escribir, pero entonces mi objetivo era trazar un paralelismo entre la vida del ser humano y el ciclo vegetal. Nacen en el huerto y luego van a morir como nosotros. Si insistía mucho en el tema, rompía el ritmo, así que he tenido que renunciar a algunas ideas.

También quería hacer una pequeña reivindicación ecológica. Me parece absurdo que estemos a punto de destruir la Tierra, por la contaminación, cuando estamos en el momento de la Historia en el que la inteligencia humana está en su apogeo. No se entiende que corramos un gran peligro, y que estemos destruyendo lo más elemental, nuestro planeta. Estamos siendo bastante estúpidos.

Dos mujeres 2¿Por qué sus filmes tienen protagonistas femeninas?

No tengo ninguna explicación (risas). Que conste que me interesa mucho hablar de la ausencia masculina. Muchas veces, aunque tengan marido, las mujeres tienen que hacer frente a situaciones difíciles. Mi madre tuvo que hacerse cargo del hogar cuando mi padre trabajaba. Él no participaba en la vida familiar, ni recuerdo que jugara conmigo. Era la autoridad y ya está. Ahora todo eso ha cambiado.

¿Cuáles son sus próximos proyectos? ¿Quizás rodará un retrato masculino?

No me resultaría difícil, porque incluyo a personajes masculinos en mis películas, aunque no haya colocado a ninguno como protagonista. Cuando me preguntan por qué hago películas de mujeres, siempre respondo que no me dirían nada si hiciera films sólo con hombres. ¡Así que no existe la paridad en el cine!

No me planteo si mis películas tendrán al frente a un hombre o a una mujer, han salido así. La verdad es que tengo una idea para rodar un film sobre un pintor vagabundo, pero me está costando. Me va a llevar mucho tiempo, no me sale con fluidez.

También he pensado en dos historias de mujeres. No quiero adelantar nada porque sólo tengo los guiones, no hay luz verde para ninguna de las dos.

No creo en la diferenciación entre cine hecho por hombres y hecho por mujeres. La creación es para mí andrógina. Es un falso debate. Cuando hago una película tengo que pensar en cómo piensan mis personajes, tengan el sexo que sea. Llevo en las venas la sangre de una comadrona, así que supongo que soy un poco femenino.

¿Qué opina del título en español, que ha pasado de “Sage Femme”, que podría traducirse como “La partera”, a Dos mujeres, como el film de Vittorio De Sica de 1960?

Desconocía que se llamara así La Ciociara, de De Sica. El título en español también me remite a 3 mujeres, de Robert Altman. Me encanta, porque se ajusta mucho a la realidad, lo importante es el encuentro entre los dos personajes. En Argentina se llama Reencuentro, que me parece muy genérico, ya que cualquier película en la que un personaje regrese se podría titular así. En Alemania le han puesto Un beso para Beatriz, que me parece absurdo.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE