saltar al contenido principal

Estreno de "The Equalizer 2"

Es uno de los más grandes y respetados actores actuales. Ganador de dos Oscar ha alcanzado un prestigio reservado a muy pocos. Estuvimos con él con motivo de su presentación en España de Equalizer 2.

¿Qué tiene Robert McCall para interpretarle dos veces?

Simplemente me pidieron volver a interpretarlo. No es que tenga algo especial, más allá del guión. Leo un guión y tengo una experiencia positiva o negativa. Me gusta o no me gusta.

Es la primera secuela de su carrera. ¿Hay algún otro personaje que le gustaría retomar?

No lo sé. La verdad es que no podría destacar a ninguno. Como he dicho prefiero centrarme en el guión. Además no soy una persona que esté pensando en el pasado, en lo que ya he hecho; prefiero mirar hacia el futuro.

Tiene una relación laboral con Antoine Fuqua muy consolidada, después de empezar con él en Training Day… ¿Va a repetir con “Scarface”?

No sé nada de “Scarface”. No he leído ningún guión al respecto, pero sí que he oído algo sobre ese proyecto y creo que es un deseo de Antoine. En cuanto a nuestra colaboración, nos caemos bien, trabajamos bien y hemos ganado un Oscar juntos.

Denzel WashingtonSus personajes siempre suelen tener cierto componente ético, tanto en las películas que dirige como en otras como ésta. ¿Qué le hace elegir un papel? ¿Piensa que el cine tiene un valor educativo más allá del entretenimiento?

Creo que sí va más allá del puro entretenimiento, aunque yo no voy al cine para que me eduquen sino para pasar un rato entretenido. No me gusta demasiado esa etiqueta de “educativo”, hay que ser cauteloso con ese calificativo. Aunque lógicamente sí hay esa faceta en las películas que he dirigido, donde se tratan temas sensibles, como en Antwone Fisher, en la histórica El gran debate o en el clásico teatral Fences, etc. La verdad es yo no me imagino dirigiendo una película como The Equalizer 2.

Como artista, usted tiene dos almas, una en películas de acción y otras más profundas. ¿Cómo compagina ambas vertientes?

No intento compaginar esas vertientes. Leo los guiones y los hago si me conmueven de alguna manera. Es verdad que después de hacer un film como The Equalizer 2, me apetece hacer algo distinto. En este caso, después de rodar este film me fui a interpretar a Eugene O'Neiil en Broadway. Me lo pedía el cuerpo. Pero eso es distinto a que lo tenga planeado o a que haya un plan maestro.

La película se toma su tiempo para desarrollar el conflicto principal…

Sí. Pero no soy quién para decir cómo deberían ser estas película. Cuando empezamos hace muchos años Tony Scott y yo a trabajar nos interesaban personajes con conflictos, su realidad, como en El fuego de la venganza. En este caso es igual, yo diría que The Equalizer 2 es una película de acción centrada en el personaje. Eso es lo que a mí me interesa, de otra manera no tendría para mí ningún atractivo.

Denzel WashingtonDisfruta entonces de personajes que tienen un desarrollo emocional, pero en este film hay muchas escenas físicas. ¿cómo se enfrenta a este tipo de situaciones?

Es mí trabajo. Me gusta enfrentarme a ello, pero es trabajo, trabajo y trabajo. Son coreografías que tienes que aprender. Estuvimos un par de meses preparando las peleas en Los Angeles antes de trasladarnos a Boston, donde rodamos. No tiene más que eso, trabajo.

En el film el personaje es asiduo de las librerías. Para Denzel Washinton, ¿qué importancia tiene la literatura? ¿Cuáles han sido los libros que le han marcado?

“Siddharta” de Herman Hesse, “El guardián entre el centeno” de Salinger, la Biblia, “El shock del futuro” y “La tercera ola” de Alvin Toffler, “El manantial” y “La rebelión de Atlas” de Ayn Rand, Scott Fitzgerald, también Hemingway obviamente... Tuve la serte de tener un profesor en concreto que me introdujo a la literatura de estos autores. Es maravilloso poder transportarte a otro planeta, a otros mundos, a través de la literatura.

¿Cómo ha cambiado la vida de los actores afroamericanos desde que usted empezó a actuar en Hollywood?

Cuando yo empecé todos los actores negros eran cómicos, como Richard Pryor o Eddie Murphy. No había películas de 1.000 millones de dólares en taquilla como Black Panther.

 

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE