saltar al contenido principal

ENTREVISTAS

Su cine es fascinante, se mire como se mire. A la belleza plástica, visual y sonora, se une la hondura de los temas tratados, que pueden resumirse en la eterna búsqueda del amor. Tuvimos ocasión de charlar con el cineasta chino Wong Kar Wai con motivo de la participación de su film 2046 en la Seminci de Valladolid.

Tras su doble colaboración en Gangs of New York y El aviador, y el anuncio de un nuevo proyecto conjunto, todo parece indicar que el joven Leonardo DiCaprio ha conseguido devolver a Martin Scorsese la ilusión por hacer películas. Tuvimos ocasión de estar con Leonardo en su paso por Madrid para promocionar el film sobre el ascenso y caída del misterioso magnate Howard Hughes.

Viene, le ven y se gana al público. Es lo que demostró en la rueda de prensa, donde quedó bastante claro que Cruise hace bien su trabajo: comportarse como una estrella, y despertar admiracion. Este auténtico ídolo generacional, cuyas fotografías han adornado las carpetas de las adolescentes durante las últimas dos décadas, estuvo en Madrid para presentar en rueda de prensa Collateral, con el director Michael Mann, y la actriz Jada Pinkett Smith, esposa de Will Smith. Como cabía esperar, la estrella acaparó casi todas las preguntas, todas por suerte relacionadas con su trabajo, en lugar de las frivolidades a las que daba pie. Nadie le preguntó por su extinguida relación con Penélope Cruz, y eso que por lo visto, se lleva muy bien con la familia de su ex novia, pues aprovechó su visita a nuestro país para cenar con ellos.

Es la danesa más popular desde Karen Blixen, la sirenita de Andersen y la cerveza Carlsberg. Delgada y altísima, Connie Nielsen es aquella atractiva mujer de cuarenta años que deslumbró al respetable con su interpretación de Lucilla, la hermana de Joaquin Phoenix en Gladiator. Además, la actriz suele hacer gala de su inteligencia, escogiendo producciones tan interesantes como Retratos de una obsesión y Basic. Obtuvo la Concha de Plata a la mejor actriz en San Sebastián, por su papel protagonista en Hermanos, en la que interpreta a Sarah, una madre de familia que espera el regreso de la guerra de su marido, cual moderna Penélope.

‘Frankamente’ querida por los espectadores y tan poderosa en la pantalla como indica su apellido, Franka Potente es el rostro más internacional del cine germano. La actriz que se dio a conocer con Corre, Lola, corre, sigue corriendo en Creep, sangrienta historia de miedo no apta para cardíacos. Y aunque esta vez se trata de una coproducción entre Gran Bretaña y Alemania, lo cierto es que últimamente Franka se prodiga por igual en Hollywood que en el cine europeo.

Protagonizar una película como In Good Company, con Dennis Quaid y Scarlett Johansson, y no morir en el intento, es una tarea difícil. Y aunque a Topher Grace aún le queda mucho por demostrar, de justicia es reconocer que sale airoso del reto. Procedente de la serie televisiva That ‘70s Show, Topher Grace debutó en la gran pantalla interpretando a un adolescente en Traffic, junto a Michael Douglas. En su corta carrera ha trabajado con grandes estrellas como Julia Roberts (La sonrisa de Mona Lisa) y Laura Linney (en la inédita P.S.).

Mientras otros actores se aferran a la eterna juventud, y continúan interpretando a personajes que se comportan como jovencitos, cuando ya peinan canas, Dennis Quaid ha sabido ir envejeciendo en la pantalla. Y aunque no es un actor todoterreno ni mucho menos, es un veterano consagrado, siempre convincente, sobre todo como padre de familia. En In Good Company explora el cambio generacional que él mismo debe estar viviendo en Hollywood.

A pesar de lo que podría pensarse pro American Pie, Paul Weitz está dotado para la comedia sofisticada y con contenido. Lo probó al escribir el guión de Hormigaz, y con sus últimos filmes, Un niño grande e In Good Company.

Su inquietante película El experimento (2001) le dió a conocer como referente del actual cine alemán. El hundimiento le ha consagrado en todo el mundo.

Cuando Mª Paz Campos Trigo, conocida profesionalmente como Paz Vega (Sevilla, 1976), debutó con un papelillo en la telecomedia Menudo es mi padre, no podía imaginar que se estrenaría en Hollywood con un rol destacado. Y menos que le requeriría un realizador como James L. Brooks, autor de Mejor... imposible, un director tan meticuloso como eficaz. Con su Flor en Spanglish, Paz Vega ha seducido a Hollywood y puede suponer su despegue a nivel internacional.

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE