saltar al contenido principal

Deslumbrante rubia especializada en interpretar a mujeres de fuerte personalidad, empezó como corista y se convirtió en una de las grandes estrellas de Hollywood de los años 50. Fue mucho más conocida por sus matrimonios, romances, una intensa vida social y su afición a las joyas de gran valor que por sus películas, aunque trabajó con cineastas de primera fila, como Orson Welles, Vincente Minnelli y John Huston. Sus frases irónicas son impagables. Ha muerto a la edad de 99 años en su casa de Bel Air.

Nacida el 6 de febrero de 1917 en Budapest (antiguo imperio austrohúngaro), Sari Gabor pertenecía a una familia de postín, pues su abuela, Francesca Kende, era la dueña de Diamond House, una empresa de joyas. Hija del militar Vilmos Gabor y de la modelo Jolie Tileman, ésta quería que sus hijas triunfaran en las pasarelas o en la pantalla a toda costa. Gracias a su empeño, Zsa Zsa acabó siendo elegida Miss Hungría, en 1936. Su hermana menor Eva fue contratada como actriz en Hollywood, donde debutó en 1941, con la cinta de aventuras Forced Landing.

Tsa Tsa se casó con Burhan Belge, director de prensa del Ministerio de Exteriores de Turquía. Cuando se preveía que iba a estallar la que sería la II Guerra Mundial, el matrimonio se trasladó a Estados Unidos, donde ella pretendía emular la carrera de su hermana, que ya era una actriz consolidada de la pantalla.

La actriz desarrolló un peculiar concepto del amor: “Creo en las familias numerosas, toda mujer debería tener al menos tres maridos”, comentó en una ocasión. En 1941 se divorció de Belge, iniciando una larga colección de maridos, hasta el punto de que tuvo otros ocho, entre ellos el actor George Sanders, que finalmente la cambió por su hermana Magda. “A un hombre no le conoces hasta que no te has divorciado de él”, decía. Mantuvo también sonados romances con hombres como Ramfis Trujillo, hijo del dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo. Ninguno tenía precisamente problemas económicos, pero no duraba mucho con ellos. “Nunca he odiado a un hombre lo suficiente como para devolverle los diamantes”.

En una ocasión, una revista femenina hizo una encuesta entre mujeres que debían responder a la pregunta: ¿Qué es lo primero que mira en otra mujer? Casi todas respondían “su elegancia” o “su inteligencia”, pero Zsa Zsa Gabor respondió: “Su marido”.

Debutó en la gran pantalla en 1952 con El amor nació en París, musical de Mervyn LeRoy y Vincente Minnelli. En No estamos casados compartió la pantalla con Ginger Rogers y Marilyn Monroe. Empezó a ser una cara conocida tras su interpretación de la bailarina Jane Avril, en Moulin Rouge (1952), de John Huston.

A partir de ese momento, no paraban de ofrecerle papeles en películas como Tres amores, donde intervenía en la historia “Mademoiselle”, en la que se puso de nuevo a las órdenes de Vincente Minnelli. Otras de sus películas destacadas fueron El enemigo público número 1, parodia del cine de mafiosos, y el musical Lili. El mismísimo Orson Welles le dio un pequeño papel en Sed de mal.

Desde los años 60, Tsa Tsa Gabor dejó de rodar películas de entidad, y se convirtió en una invitada de lujo de películas (Una vez a la semana, Jack de diamantes) y series televisivas (La isla de Gilligan). Siguió en activo hasta los 90, cuando intervino brevemente en títulos como Agárralo como puedas 2 1/2. El aroma del miedo y la serie El príncipe de Bel-Air.

Siempre continuó cazando hombres solventes. “Quiero un hombre que sea amable y comprensivo. ¿Es mucho pedirle a un millonario?”. En 1987 se casó con el príncipe alemán Frédérick Von Anhalt, que la ha acompañado hasta la actualidad, 23 largos años.

En 2002 sufrió un accidente de coche, que la dejó en un estado bastante preocupante de salud. En 2010 fue operada tras una fractura de cadera, provocada porque se cayó de la cama cuando contestaba al teléfono.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto