saltar al contenido principal

DD siempre será recordada como Madame de... en la obra maestra de Max Ophüls

Ha muerto a los 100 años. Actriz inagotable que llevaba más de ocho décadas –ahí es nada– dedicada a la interpretación, es recordada sobre todo en papeles de mujer sofisticada y elegante, algo frívola, que se mueve como pez en el agua en los círculos de la alta sociedad y la nobleza.

Musa de Max Ophüls, que le dio relevantes papeles en tres de sus mejores películas, Danielle Darrieux es una legendaria actriz que ha continuado en activo, rodando a buen ritmo durante toda su vida.

El 1 de mayo de 1917 nacía Danielle Yvonne Marie Antoinette Darrieux en Burdeos, aunque pasó en París su infancia, marcada por la trágica muerte de su padre, médico castrense, cuando ella tenía sólo siete años. Soñaba con ser doctora en medicina, como su progenitor, pero cuando tenía catorce años su madre se empeñó en que acudiera a una prueba para un importante papel en Le Bal, adaptación de la novela ‘El baile’, de Irène Némirowsky, que supuso su debut en el cine. “Soñaba con dar servicio a los demás, tal vez ir a África para ayudar a los enfermos de allí, pero fue mi madre quien me incitó a ser actriz. Años más tarde sufrí una crisis, una especie de arrepentimiento por haber elegido una profesión que me parecía bastante frívola. Pero poco a poco comprendí que no me había traicionado a mí misma, que también tenía un trabajo que era útil para los demás, porque les proporciono diversión, algo de felicidad, y la oportunidad de olvidar por un momento sus problemas”, declaró la actriz.

El éxito acompañó a Danielle Darrieux desde sus primeros trabajos, comedias y dramas ligeros de gran aceptación en su país, donde se la empezó a conocer por sus iniciales: DD. Destaca el drama Curvas peligrosas, opera prima –codirigida con Alexander Esway– de un tal Billy Wilder que sólo rodó ese film en Francia, antes de emigrar a Estados Unidos. Obtuvo muy buenas críticas cuando se puso a las órdenes del director Henri Decoin, de quien se enamoró y con quien contrajo matrimonio en 1935. Antes de divorciarse, pocos años después, Decoin la dirigió en títulos como Le domino vert, Abus de confiance y Premier rendez-vous, un musical en el que ella demostraba un enorme talento para la canción. El mayor éxito de la actriz fue el drama histórico Mayerling, de Anatole Litvak, en donde encarnaba a Marie Vetsera, una dama que se enamoraba de Rudolph, archiduque de Austria, que estaba interpretado por Charles Boyer. Tuvo tanta repercusión que Universal la contrató para rodar en Estados Unidos. Protagonizó en la Meca del cine The Rage of Paris, de Henry Koster, pero no tuvo mucha aceptación, por lo que decidió volver a Francia, donde permaneció durante los años de la ocupación nazi, en los que rodó títulos como La fausse maîtresse.

En 1942 contrajo nuevamente matrimonio con Porfirio Rubirosa, diplomático y miembro de la jet-set, que era muy popular en el país galo por sus continuos escándalos amorosos, y porque estuvo relacionado con algún asesinato. Aunque fue tras unirse a su tercer y definitivo marido, Georges Mitsinkidès, fallecido en 1991, cuando Danielle protagonizó sus mejores títulos. Por ejemplo, La ronda, su primera colaboración con el citado Ophüls, donde era Emma, una mujer casada que tenía una relación extraconyugal con un señorito. Volvió a colaborar con el inigualable cineasta en El placer, adaptación de tres relatos de Guy de Maupassant, aunque su fragmento, el segundo, ‘La casa Tellier’ es el menos interesante. Gira en torno a la madame de una casa de citas, que decide cerrar el local y llevarse a sus ‘pupilas’ a la primera comunión de su sobrina. Su trabajo más memorable con Ophüls fue Madame de..., que la emparejaba nuevamente con Charles Boyer, y donde era una condesa, esposa de un general, que necesitada de fondos decide vender unos pendientes, regalo de su esposo, y le dice a éste que los ha perdido. También interpretó a otra dama de la nobleza, una condesa, en Cinco dedos, de Joseph L. Mankiewicz. Muchos otros cineastas de primera reclutaron a la actriz, como Sacha Guitry (Napoleón), Marc Allegret (El amante de Lady Chatterley), André Téchiné (El lugar del crimen), Claude Chabrol (Landrú) y Claude Sautet (Algunos días conmigo). Ha interpretado en cinco ocasiones a la madre de Catherine Deneuve, en L’homme à femmes, Las señoritas de Rochefort, El lugar del crimen, 8 mujeres y Persépolis, el film de animación en el que ambas eran dobladoras. Trabajadora nata, Darrieux combina el cine con la televisión y el teatro. Reemplazó a Katharine Hepburn en ‘Coco’, un musical que obtuvo un inusitado éxito en Broadway, en 1970.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto