saltar al contenido principal
En ocasiones me he referido a actores que se diría que están cansados de trabajar, no encuentra papeles que les atraigan, encaran la

En ocasiones me he referido a actores que se diría que están cansados de trabajar, no encuentra papeles que les atraigan, encaran la interpretación de un modo cansino, sin demasiada ilusión. Tienen cierta edad y son ellos, a ellas simplemente no les dan prácticamente oportunidades, un problema así que se ahorran. Uno repasa los trabajos de los últimos tiempos de gente como Anthony Hopkins, Robert De Niro, Al Pacino o Dustin Hoffman, y sólo se me ocurren para describirlos adjetivos como aburridos, hastiados, etc.

Frente a estos “ejemplares”, tenemos actores llenos de energía, que encadenan una película tras otra, no paran de trabajar. Otra cosa es los motivos que les guían y el acierto en la elección de filmes.

Empecemos por los que he llamado “malos” en este post. El rey es sin duda Nicolas Cage, el chico no para, dicen que está lleno de deudas que debe pagar, aunque a veces pienso que se quiere comprar uno de esos cómics piezas de coleccionista que tanto le gustan. El caso es que a una mediocridad sigue otra, y allí están para demostrarlo El aprendiz de brujo, En tiempo de brujas, Kick-Ass. Listo para machacar, Furia ciega, Bajo amenaza, El pacto y Ghost Rider: Espíritu de venganza. Es un récord difícil de igualar, pero Cage tiene algo pues en el congelador aguardan tres películas ya rodadas fecha de estreno.

Otro que ya cansa incluso a sus incondicionales es Adam Sandler, de ritmo más comedido, dos o tres al año, y que acaba de estrellarse en la taquilla de su país con That’s my Boy. Joyas como Niños grandes, Jack y su gemela, Sígueme el rollo y Desmadre de padre aconsejarían un poco de calma, acertar con las comedias si quiere seguir en esa dirección. Pero da la “impre” de que la divisa es exprimir la gallina de las comedias de oro(!?) hasta que no quede ni una pluma.

En el capítulo de las chicas también llevan un ritmo que puede ayudarles a descarrilar sus carreras mientras suman dólares a su cuenta corriente Jennifer Aniston y Katherine Heigl. La “amiga” Aniston está en el límite por un don natural, es soportable en Exposados y Un pequeño cambio, pero descarrila en Cómo acabar con tu jefe, Sígueme el rollo (con Sandler, cómo no) y Sácame del paraíso. La segunda tras la simpática 27 vestidos, ha hecho comedias a cada cual peor: La cruda realidad, Killers, Como la vida misma, La cazarrecompensas...

¿Y cuáles son los “buenos”? Bueno, y valga la redundancia, mencionaré dos. Está esa actriz descubierta en 2011 llamada Jessica Chastain, que se apunta a un montón de títulos interesantes, El árbol de la vida, Criadas y señoras (The Help), Take Shelter, Texas Killing Fields, Coriolanus... Sencillamente increíble lo hecho por alguien que parece salida de la nada.

Y tras Moneyball tengo esperanzas en Jonah Hill, confíemos que no se apunte a demasiadas comedias idiotas como El canguro. Sí me parece bien que haga una comedieta medianamente visible, Infiltrados en clase. Y que Quentin Tarantino (Django desencadenado) y Martin Scorsese (The Wolf of Wall Street) se hayan fijado en él sin duda quiere decir algo.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


© ESTRENOS 21, S.L. Todos los derechos reservados. 2006-2016 Contacto

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto