saltar al contenido principal

La saga de los terroríficos tiburones, a punto de anticipar la elección del actual presidente

Cuando está a punto de estrenarse la quinta entrega de “Sharknado”, ha salido a la luz una curiosa anécdota.

La saga de los tiburones que vienen del cielo se anticipó a la elección del actual presidente de Estados Unidos. Cuando se rodaba Sharknado 3: Oh Hell No!, en 2015, David Latt y el resto de productores buscaban a una celebridad de la política que interpretara al presidente de Estados Unidos. Tras un intento fallido de fichar a Sarah Palin, Ian Ziering, protagonista del film, sugirió que contactaran con Donald Trump, con quien había trabajado en el reality show que por entonces éste presentaba, Celebrity Apprentice.

Durante las negociaciones, el abogado del empresario, Michael D. Cohen, sugirió que su cliente igual se echaba para atrás, pues tenía que centrarse en su carrera hacia la Casa Blanca. Así que como no había mucho tiempo, se tomó la decisión de reclutar al inversionista Mark Cuban, dueño de los Mavericks de Dallas, de la NBA.

A Donald Trump no le sentó nada bien que se le reemplazara. De esta forma, envió otra vez a Cohen a ponerse en contacto con los productores, para amenazarles con llevarles a los tribunales. Todo se quedó en palabrería.

En el film, Fin Shepard, personaje central, está a punto de recibir la Medalla de la Libertad, en Washington D.C. Pero antes de que el primer mandatario se la otorgue, una nueva lluvia de tiburones asola la ciudad.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto