saltar al contenido principal

Varios de los empleados de su restaurante alegan que les debe dinero

Jessica Biel abrió en marzo de 2016 Au Fudge, restaurante de comida francesa, en Hollywood.

Aunque el negocio no le ha ido mal, ahora se enfrenta a una demanda interpuesta por ocho de sus trabajadores, casi todos camareros, que ejercen esta profesión mientras se abren camino como actores. Afirman que la actriz y el resto de los propietarios del local les deben dinero de las propinas, y también horas extras.

Los demandantes se han cebado con la protagonista de El ilusionista y sus socios, pues les exigen un millón de dólares, en concepto de daños. La denuncia ha sido interpuesta ante el Tribunal Superior de Los Ángeles.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto