saltar al contenido principal

La decisión fue tomada en febrero

El cineasta Pedro Almodóvar, y el cantante Rafael Martos, conocido artísticamente como Raphael, ya han recibido el nombramiento, anunciado en febrero, de hijos adoptivos de Madrid.

La ceremonia ha tenido lugar ayer en el Salón de Plenos de la Casa de la Villa. El consistorio ha tomado la decisión por "sus extraordinarias trayectorias artísticas y en su vinculación con Madrid".

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, ha destacado en relación con Pedro Almodóvar “la buena suerte de Madrid al haber sido escenario de las principales películas dirigidas por un cineasta genial”. Y ha dado las gracias al director manchego por no haberse “hecho francés o irse a vivir a Manhattan” y ha continuado asegurando que “tu cine ha hecho grande a Madrid y Madrid te debe no sólo esta distinción, sino todas las posibles”.

Sobre Raphael, Carmena ha señalado que es “un icono, un artista de talla universal”, que gracias a su prestigio nacional e internacional ha llevado el nombre de Madrid por todo el planeta”. La alcaldesa ha destacado el gran talento y la tenacidad del artista de Linares. “Desde niño quiso ser cantante, el mejor y el más reconocido y gracias a su voz y a su trabajo ha conseguido convertirse en un ídolo para tres generaciones”. También ha subrayado que Raphael ha sido el único artista en recibir un disco de uranio. “Eres un divo que no va de divo y Madrid quiere sumarse con el título de Hijo Adoptivo a todos los reconocimiento que has recibido de todo el mundo”.

Por su parte, los dos artistas han agradecido la distinción del Ayuntamiento y han manifestado su gran vinculación a la ciudad.  Pedro Almodóvar  ha recordado su llegada a Madrid en los años setenta, “cuando a pesar de que todavía había dictadura, enseguida me sentí que vivía en libertad, que podía ser yo mismo”. Respecto a la relación de su obra con la ciudad, el cineasta ha asegurado que no puede concebir sus películas sin Madrid. “No solo como fondo, sino como personaje”. “Vine para huir del pueblo y con la idea de dar el salto a París o Nueva York, pero después de todos estos años puedo decir que tanto yo como mis personajes seguiremos viviendo aquí”. 

“Yo debo mucho a Madrid, aquí ha sucedido todo lo importante de mi vida, desde mi llegada a los nueve meses de edad, mis primeros pasos como cantante, mi primer concierto, mi primer contrato discográfico, mi primera película, Natalia, mi mujer, y mis tres hijos, todos de Madrid”, comenta Raphael. “Soy un artista andaluz, de Linares, español, europeo, del mundo y, desde hoy, hijo adoptivo de Madrid”.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE