saltar al contenido principal

Afirma que le han prohibido ver al fundador de WikiLeaks desde hace unos días

Pamela Anderson se hizo muy popular corriendo por las playas de Malibú en bañador rojo, en la serie "Los vigilantes de la playa".

Pocos sospecharán que la modelo y actriz tiene unos contactos internacionales que ya los quisiera el mismísimo James Bond. Ahora, los ha dado a conocer en una jugosa entrevista que ha concedido a The Hollywood Reporter

En la misma, Pamela Anderson revela que se reúne habitualmente con el ex presidente Bill Clinton, el multimilllonario republicano Sheldon Adelson, o el rabino Shmuley Boteach, que fue candidato al congreso, entre otras ilustres figuras estadounidenses. Pero lo más llamativo de todo es que de vez en cuando acude a ver al mandatario actual, Donald Trump, y que también tiene relación con su homólogo ruso, Vladimir Putin. De esta forma, podría resolver el misterio acerca de que el segundo podría haber ayudado al primero a conseguir su actual puesto. 

También aclara que mantiene una amistad estrecha con Julian Assange, a quien conoció hace años. "No sólo hablamos de política, sino que resulta abrumadora toda la información que me da. Debo tomar muchas notas", explica. "Conversamos también sobre la Biblia, sobre lo que le acontece a mis hijos, y sobre su familia". Por desgracia, desde hace unos días ya no le permiten ir a verle en la embajada de Ecuador en Londres, donde permanece refugiado. "Me preocupa que ya no tenga ni acceso a internet, porque se lo ha cortado el gobierno ecuatoriano", afirma. "Está desconectado de todo. La calidad del aire es terrible porque no puede abrir las ventanas y tampoco le llega la luz del sol. Incluso los presos pueden salir, pero él no puede. Le suelo llevar comida vegana, él come poco. El día que le prohibieron el acceso a internet hablamos por teléfono. Pero ahora, nada".

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE