saltar al contenido principal

La policía investiga al turbio Keya Morgan desde febrero

La representantes jurídicos de Stan Lee, de 95 años, han pedido en la Corte Superior de Los Ángeles una orden de alejamiento contra Keya Morgan, que ha manejado sus negocios durante unos meses.

Vendedor de objetos históricos de Hollywood, el oscuro Morgan empezó a controlar las finanzas del famoso guionista desde enero, a petición de JC Lee, hija de este último, que sin embargo no contaba con la bendición del resto de la familia. Al parecer, existen ciertos enfrentamientos en el círculo más cercano al nonagenario por controlar su patrimonio, que se sitúa entre los 50 y los 70 millones de dólares, según estima The Hollywood Reporter, que en abril publicó un reportaje sobre este turbio asunto, titulado "Stan Lee necesita un héroe".

Se ha sabido ahora que desde febrero, la policía investiga a Morgan por "abuso de ancianos". Los agentes se pusieron en marcha porque le consideran responsable de una denuncia falsa, según la cual dos hombres armados habrían ido a su casa, a pedirle dinero, armados con pistolas. El suceso apareció en prensa, pero al parecer nunca ocurrió. Por ahora no han trascendido más detalles sobre estas pesquisas.

Fuentes cercanas a Stan Lee aseguran que su salud ha empeorado notablemente y que padece problemas de vista, oído y memoria, agravados desde que en julio de 2017 falleciera su esposa, Joan Lee, de 93 años, con quien estuvo casado durante casi siete décadas. 

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE