saltar al contenido principal

La actriz se reúne con victimas de la tragedia

Angelina Jolie ha viajado este fin de semana hasta Mosul, al norte de Irak, para conocer de cerca los devastadores efectos de la guerra y mostrar su apoyo a las víctimas.

La actriz, que rueda actualmente la secuela de Maléfica, se ha tomado un descanso para acudir a la zona, donde los iraquíes "siguen rodeados de cadáveres que quedan entre los escombros", tal y como explica en un comunicado hecho público por ACNUR, Angelina Jolie ha hecho un llamamiento para que la comunidad internacional no se olvide de Mosul.

"Tras el trauma inimaginable de la ocupación, ahora intentan reconstruir sus hogares, a menudo con escasa o nula ayuda", explicó la intérprete ante las ruinas de la mezquita Al Nuri, donde se creó el Estado Islámico. "Espero que haya un compromiso continuo para reconstruir y estabilizar toda la ciudad". Además, ha recordado el caso de una joven de 17 años que perdió las piernas por culpa de un obús y que posteriormente no recibió ninguna atención, lo que le condujo a la muerte. Durante su viaje también ha podido reunirse con algunas de las víctimas de la tragedia para conocer sus testimonios de primera mano. "Todos los hombres con los que he hablado me han contado los latigazos y castigos impuestos por los extremistas. Las niñas con las que me he reunido me han hablado de los años sin poder ir al colegio, de las muertes y del miedo a salir de casa. Es terrible que la gente que ha soportado esta brutalidad sin parangón tenga tan poco cuando intentan reconstruir las vidas que tenían", ha contado.

Embajadora de Buena Voluntad del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Jolie lleva años con su labor humanitaria y solidaria. En los últimos tiempos, ha visitado lugares como Jordania o Afganistán, en los que ha intentado contribuir a la construcción de un mundo mejor.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE