saltar al contenido principal

Las fábulas mecánicas. Guillermo del Toro (Juan A. Pedrero Santos (coord.), Calamar Ediciones, 247 págs)

Un estudio pormenorizado del cineasta mexicano especializado en el género fantástico Guillermo del Toro. Coordinado por Juan Andrés Pedrero Santos, incluye un acercamiento general al personaje y una larga y valiosa entrevista, más un análisis de cada uno de los largometrajes que ha dirigido, a cargo de varios autores –además del propio Pedrero, Tonio L. Alarcón, Rubén Higueras, Carlos Díaz Maroto, José Luis Salvador, Adrián Sánchez, Tomás Fernández Valentí, Javier G. Romero y Diego Salgado–, un sentido prólogo de Santiago Segura, además de una completa bibliografía y un texto inédito de Del Toro. Acompaña a la cuidada edición abundante material gráfico, gran parte del mismo inédito hasta la fecha, pues forma parte del archivo personal de Del Toro, donde podemos ver algunos dibujos de sus cuadernos de notas, y alguna fotografía juvenil.

Resulta enormemente clarificador escuchar la voz de Guillermo del Toro para entender su obra artística, pues se explaya largo y tendido ante las preguntas que le plantea Pedrero; junto a sus respuestas, suponen un completo recorrido de su trayectoria personal y artística. Ahí conocemos Del Toro niño, su gusto primigenio por los monstruos, el bullying que le tocó padecer en la escuela, su amor por las bellas artes, de un modo especial por la pintura, la literatura y el cómic, y en general por todo lo referido a lo visual, imágenes, escenografía, efectos visuales, con su gusto predilecto por lo gótico. Y por supuesto, su amplio conocimiento de autores y claves estilísticas, que luego le han influido, de modo especial todo lo que se refiere a personajes marginales, "patitos feos". Curiosamente no menciona a otro cineasta, Tim Burton, con el que parece inevitable establecer cierto parentesco, aunque puedan haber tomado caminos estéticos diversos, y desde luego es común la obsesión de ambos por el monstruo de Frankenstein y Mary Shelley.

Entendemos su conmovedora autodescripción –“Soy una persona con el signo de la melancolía flotando sobre su cabeza”–, y seguimos su arranque mexicano con cortos, tele y Cronos, su experiencia con Hollywood que arranca con Mimic, y donde logra mantener su inconfundible personalidad, sus cintas españolas con la guerra civil como telón de fondo –El espinazo del diablo y, su mejor obra, El laberinto del fauno–, sus cintas comiqueras con Hellboy, los robots de Pacific Rim o el gótico de La cumbre escarlata. En el largo parlamento habla de los niños y de su experiencia como padre, y se detecta su pesimismo antropológico –"Somos parte de una especie animal que quedará olvidada a nivel geológico, llegará un punto en el que seremos una capa de calcio debajo de una capa de ceniza "–, cierta decepción por "una sociedad profundamente materialista y prosaica".

Resulta innegable y se nota en cada página de este libro, la fuerza visual de Del Toro, con su capacidad de crear su personal bestiario con mil y una influencias, pero con personalidad propia. También destaca su sensibilidad, un mundo interior complejo, un laberinto en el que "Deltauro" se encuentra atrapado, y del que no acaba de encontrar la salida, parece muy a gusto perdido en el interior del mismo.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


© ESTRENOS 21, S.L. Todos los derechos reservados. 2006-2016 Contacto