saltar al contenido principal

Animales fantásticos y dónde encontrarlos. Guión original de la película (J.K. Rowling, Salamandra, 251 págs)

Después de haber triunfado con sus novelas, especialmente con la saga de Harry Potter, J.K. Rowling ha probado fortuna escribiendo textos para el teatro y el cine. Animales fantásticos y donde encontrarlos, que supone su primer guión cinematográfico, se sitúa en el mismo universo que las andanzas del niño y luego joven mago, pero varias décadas atrás, y no en Inglaterra, sino en Estados Unidos, y más concretamente en Nueva York. El punto de partida es un libro de texto que estudiaba Harry en Hogwarts sobre criaturas fantásticas, escrito por el eminente magizoólogo Newt Scamander.

La publicación de guiones cinematográficos de películas suele ir destinada de modo principal a profesionales, aspirantes a escribir para la pantalla, y cinéfilos empedernidos. Al fin y al cabo un libreto viene a ser como los planos de un edificio, o el manual de instrucciones de fabricación de una aspiradora, o sea la base para la construcción de la película, la guía que deberá servir al director para echarse a rodar. Por tanto no es un material pensado para ser disfrutado del mismo modo que el producto final. En tal tesitura quizá el fan incondicional de Rowling y su Potteruniverso pueda quedar un tanto desencantado con el libro, a pesar del cuidado diseño gráfico, que trata de darle un aire de mágico manual.

Hasta donde he podido observar, se trata del guión tal cual se ha rodado. J.K. Rowling no nos ofrece un texto con escenas que hayan sido eliminadas o sustancialmente modificadas. En parte se entiende, pues una producción sembrada de efectos especiales y una compleja dirección artística, que no deja demasiado margen para escribir algo “por si acaso”. Además Rowling ha debutado como guionista de la mano del escritor de los libretos de los últimos filmes de Potter, que aquí figura como productor, Steve Kloves, y del director David Yates, que previamente rodó 4 cintas potterianas, por citar sólo dos nombres, lo que significa que hay un equipo bien conjuntado para llevar el mundo de los Animales fantásticos a la pantalla, que de la mano de Warner deciden con bastante precisión lo que va a ser el film.

Como ya comenté en la crítica de la película, el principal mérito de las nuevas aventuras consiste en crear situaciones y personajes nuevos, de algún modo reinventarse dentro de unas mismas coordenadas; y la lectura del guión puede servir para hacerse una mejor idea, en una trama donde quizá lo que más llama la atención es que todos los personajes principales son adultos, más la presencia de los extraños animales.

Se echa en falta, en un libro de esta naturaleza, que Rowling se explaye acerca del desafío que ha podido suponer para ella escribir por primera vez para la pantalla. Hay que irse a la página 241 de agradecimientos para poder simplemente atisbar que “sin la paciencia de y la sabiduría de Steve Kloves y David Yates, no habría guión de Animales fantásticos”. El guionista profesional o aspirante a serlo habría deseado conocer los obstáculos con que ha podido encontrarse, tal vez al inicio escribir de un modo muy literario, o sin practicar la característica economía narrativa que exige este tipo de escritura. Incluso si no quería redactar un texto más largo que las dos páginas de agradecimientos, podía haber facilitado la entrevista con algún guionista que le arrancara alguna información valiosa acerca de su experiencia. Es una lástima, porque tal y como está sólo tenemos el texto puro y duro, más un elemental glosario y la ficha técnica de la película.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine