saltar al contenido principal

¡A ver quién se anima! (Cruz Delgado Sánchez, Diábolo Ediciones, 280 páginas).

Vinculado desde 1981 al cine de animación, Cruz Delgado Sánchez se ha consagrado como uno de los grandes expertos en este terreno, pues ha publicado libros sobre Tex Avery, Hanna-Barbera, la factoría de animación de Warner, y su padre, el creador de Los trotamúsicos. Ahora compone su volumen más inusual y quizás arriesgado, pues no se recuerda otro que recopile los casos de actores que han sido reconvertidos por obra y arte de la animación, y de personajes de cartoons que han sido interpretados por personas de carne y hueso. En el fondo, viene a demostrar que las producciones animadas no están tan lejos de las de imagen real.

stan and oliverComo advierte el propio Delgado Sánchez en la introducción de "¡A ver quién se anima!", no ha pretendido ser exhaustivo, pero quién lo diría, pues recoge los casos más destacables. Comienza con la larga lista de cómicos que fueron caricaturizados, desde las grandes estrellas del cine mudo, empezando por el gran Charles Chaplin o Buster Keaton, a profesionales tan conocidos como el Gordo y el Flaco, los hermanos Marx, Jerry Lewis, o Peter Sellers (¡qué tardes de meriendas infantiles con El inspector y La pantera rosa!). Sigue con grandes astros que de alguna manera se han relacionado con la animación a lo largo de su carrera, la mayoría clásicos, como Humphrey Bogart y Lauren Bacall; aquí se lleva la palma Gene Kelly, que compartió la pantalla con Jerry, el famoso ratón, y por supuesto se cita el caso de Mary Poppins, con su revolucionaria secuencia puente entre ambos mundos. Y el de ¿Quién engañó a Roger Rabbit?, que también dejó a los espectadores boquiabiertos.

Tras glosar las películas y series con actores que han dado lugar a versiones animadas, de La extraña pareja a Star Trek, se glosan los casos de Los Picapiedra, o Inspector Gadget, filmes de actores reales basados en clásicos de las caricaturas. Se cierra con un impresionante tramo final, donde se habla de animadores que cruzaron la frontera para trabajar con intérpretes, de Gregory La Cava a Tim Burton o Brad Bird, y el de reputados realizadores, como Alfred Hitchcock y Steven Spielberg, que han estado involucrados en proyectos de animación.

Todo ello está narrado con la ágil pluma del autor, que no se limita a la pura sucesión de datos, sino que se prodiga en anécdotas a veces olvidadas o poco conocidas, como cuando apunta que Ub Iwerks, artista vinculado a la factoría de Walt Disney, supuso una gran ayuda para la secuencia más terrorífica de Los pájaros, del maestro del suspense. A todo ello se debe añadir que en la línea de los productos de Diábolo Ediciones, está plagado de ilustraciones que apelan directamente a la nostalgia, por lo que se trata de un producto muy atractivo. Delgado lo dedica a la memoria de Pablo Núñez, uno de los grandes de este terreno en España, recientemente fallecido.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto