saltar al contenido principal

Miau miau miau. Los gatos en el cine (Juan Luis Sánchez y Luis Miguel Carmona, Diábolo Ediciones, 254 págs)

La pura existencia de un libro como éste resulta realmente asombrosa. Es cierto que las personas con alergia a los gatos, notan su presencia casi sin verlos, enseguida notan un picorcillo en la nariz y estornudan. Pero las películas con mininos no son tan fáciles de detectar, no existe propiamente, como es natural, un género de cine gatuno, y a la memoria del aficionado acuden sólo algunos gatos cuya presencia cobra cierta importancia en la trama de contados filmes.

Juan Luis Sánchez y Luis Miguel Carmona, tándem que felizmente ha entregado numerosos libros conjuntos, como los dedicados a Peter Jackson, J.J. Abrams y Tim Burton, no explican cuál ha sido exactamente su metodología para recopilar títulos mininos, pero asombra la cantidad de películas con presencia de gatos que se acumulan en las páginas de su "Miau miau miau". A veces puede ser la aparición en unos títulos de crédito diseñados por Saul Bass, otra vez la imagen de don Vito Corleone en la penumbra al arrancar El padrino, o la de la teniente Ripley en un espacio de Alien, el octavo pasajero, donde nadie puede escuchar tus gritos. Aunque, imagen icónica, también en la portada, es la de Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes. El resultado interesará a los amantes del cine y/o de los gatos, con toda claridad, que maullarán de placer devorando el libro.

En un libro de estas características, ver actores míticos acompañados de gatos resulta esencial. De modo que son un regalo para los ojos las imágenes de Katharine Hepburn, Elizabeth Taylor, Steve McQueen, Nicole Kidman, Veronica Lake, Marcello Mastroianni, Marilyn Monroe o Sophia Loren, por citar sólo a unos pocos.

No es fácil dar con una estructura unitaria para un libro de estas características. Los autores optan por textos generales hilados con ingenio, con una división que tras una introducción, salta a gatos de cine con nombre conocido, gatos de televisión, los llamados gatos humanos, encarnados por actores, y gatos animados, incluidos los disneyanos y los del anime japonés, Doraemon y compañía. Y se salta de una a otra película con enorme soltura, paseando por diversos géneros, explicando en breves líneas el papel del felino de marras, y trufando la narración con sabrosas anécdotas y el humor característico de Sánchez y Carmona.

La exhaustividad es tal, que hasta se habla de celebridades apasionadas de los gatos, a veces no directamente cinematográficas, no faltan políticos o artistas. Y se hace historia de cómo han sido apreciados animales domésticos, pero también objeto de la tirria de algunos, o auténticas estrellas de internet. Y hay ideas graciosas como la de señalar a actores y actrices de rasgos gatunos, y a partir de ahí mencionar a La mujer pantera. También nos enteramos de lo difícil que puede ser filmar a un gato y lograr que haga lo deseado, y cómo algunos han sido premiados con unos galardones creados para animales, los PATSY.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Magazine



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para obtener datos estadísticos anónimos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulte nuestra política de privacidad y cookies. Saber más

Acepto