LIBROS
Atlas del Cine

Una obra de referencia y de consulta, contiene muchísima información, y la presenta de modo agradable gracias al aparato gráfico que acompaña al texto.

Atlas del Cine (André Z. Labarrère, Akal, 687 págs)

Ambiciosa obra que, como bien indica su nombre, se esfuerza en sobrevolar el cine del mundo entero, desde sus orígenes hasta nuestros días. Y como todo atlas que se precie, combina el texto, profuso en datos, con el despliegue de aparato gráfico, abundantes y coloridos diagramas que permiten hacerse idea, de un rápido vistazo, de las claves de un período determinado, en una zona geográfica concreta.

La primera parte de este voluminoso libro –al que cabe reprochar el cuerpo de su letra, en exceso minúscula–, ofrece una historia del cine mundial, década a década, desde que nació –en esta parte se explica el origen del invento del cinematógrafo– hasta la época actual, tratando de mencionar los países más pujantes creativa o industrialmente en cada período, y mencionando títulos clave. Siendo necesaria una apretada síntesis, resulta inevitable que en ese rápido recorrido se echen en falta menciones a determinados hitos, o que pueda pensarse que se concede demasiada importancia a algunas películas. Por ejemplo, España no existe en ese resumen hasta los años 80, y aquí se despacha la cosa diciendo “el delirio de la movida pone patas arriba el envarado academicismo de los cineastas franquistas y encuentra su estandarte en Pedro Almodóvar (Matador, 1986)”, lo que parece una mirada algo simplista, si se piensa en cineastas como Luis García Berlanga, Edgar Neville o Víctor Erice.

Por suerte, en páginas subsiguientes hay tiempo de hacer el recorrido pertitente de un modo más detallado, continente a continente, zona geográfica a zona geográfica, y así el cuadro resulta más completo, en el caso español y en el de otras cinematografías.

La gozada de este libro es que no sólo se detiene en el cine más conocido, el de Hollywood y otros países como Francia, Italia, Gran Bretaña, Alemania, Japón, sino que permite hacerse una idea de otras cinematografías más exóticas, de las que quizá uno no ha tenido oportunidad de ver siquiera una película. De modo de sobre países con importantes obras fílmicas –aunque sólo fueran desde el punto de vista histórico y sociológico–, como es el caso de Brasil, Argentina, Senegal, Egipto, Argelia, se mencionan sus directores y obras más representativas.

Estamos, pues, ante una valiosa obra de consulta, para el estudioso que desee contextualizar su análisis de un cineasta de un país determinado, pero también para el aficionado que desee ampliar horizontes.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti